Cómo se diseña en Nokia

Axel Meyer, jefe de estrategias de diseño de la empresa finlandesa, cuenta cómo trabaja en esta empresa, ícono del diseño en telefonía celular.

Simplificar, clarificar y unificar son los tres principios con los que se diseña en Nokia, por lo menos en el área de los equipos de la serie N, que lidera el argentino Axel Meyer en la sede de la fabricante de celulares en Finlandia.

La tarea de este diseñador es una sola, pero lo suficientemente compleja para tenerlo agobiado de trabajo. “Queremos saber cómo nos vamos a comunicar en el futuro”, explica.

Pero además, en el corto plazo quiere avanzar en una labor igualmente difícil:

Cómo se diseña en Nokia

“borrar las fronteras de lo digital y lo físico”, añade. Con esa agenda, cada una de las palabras que guían su actividad adquieren un papel especial. Simplificar, pretende hacer más sencillo lo cotidiano. Para simplificar hay que observar. “Por ejemplo, miramos cómo nos levantamos”, señala. Clarificar implica hacer tan explícito como sea posible el propósito de cada producto.

Finalmente, unificar es la labor que debe ayudar a mejora las posibilidades de que la gente se conecte por esa vía en el futuro. El proceso Naturalmente, en Nokia como en todas las empresas exitosas, el consumidor lo es todo. Por eso los productos de la empresa de telefonía móvil son una cocreación con el usuario. “Vamos a los lugares de la gente. Dibujamos con ellos. Les mostramos las ideas”, dice.

La consulta constante a los usuarios es vital para Meyer, porque es la que realmente orienta el proceso. “La primera ley, es que uno no es el usuario”, explica. Al inicio, los diseñadores, junto con los equipos de mercadeo y de investigación y desarrollo esbozan lo que Meyer llama una ‘historieta’ de lo que será el producto y con eso van donde los usuarios para entender lo qué piensan ellos sobre la idea.

Interpretar las opiniones de los clientes no siempre es sencillo. Lo que dicen no necesariamente es lo que piensan, y a veces, cuando se les confronta con un producto que nunca han usado, los comentarios son vagos o imprecisos.“Saberlas leer es muy importante”, afirma. Este proceso de actuar con los usuarios es permanente y ocurre simultáneamente en varios lugares del mundo. Nokia tiene equipos de diseño en Shangai, Manila y México.

El diseño se mantiene en la casa. Con unas pocas excepciones, los centenares de empleados que trabajan con Meyer desarrollan todo lo que sale finalmente a las líneas de producción. Resultados Las investigaciones y las conversaciones con los clientes efectivamente permiten tomar decisiones importantes. Algunas de ellas parecerían incluso alejadas de lo que sería una buena estrategia comercial. Un ejemplo podría estar en la resolución óptima de la cámara de un celular.

Los comerciales podrían pensar que una mayor resolución sería mejor. Pero al confrontar la situación con los usuarios encontraron que en este caso, más es menos. “No los hacemos con más pixeles porque las fotos pueden ser muy pesadas para algunas redes y dificultan su transmisión”, refiere Meyer. El último trabajo de Axel Meyer tiene una gran relevancia. Fue el desarrollo del celular N97, un aparato que Nokia quiere ver como un pequeño laptop y que fue lanzado en diciembre en Barcelona y será puesto en el mercado en los primeros meses de 2009.

El diseño final tiene muchos de los rasgos de un proceso de diseño de Nokia. Meyer revela algunas de las razones que movieron a que el celular tuviera una apariencia y no otra. La pantalla grande de 16 por 9, obedece a la necesidad de que sea lo suficientemente amplia para ver películas, pero lo suficientemente angosta para que se pueda manejar con una sola mano.

El teclado tiene la configuración qwerty porque es mucho mejor para usar internet, y porque acerca al aparato a un computador de bolsillo.

La pantalla que se desliza y se inclina, patentada por Nokia, facilita las sesiones de ver televisión o películas y además lo hace parecer más a un computador. Pero lo importante es que sea fácil de operar en cualquier lugar. “No importa si estoy en el sofá, o en el bondi (el bus). Se debe adaptar a uno”, señala el jefe de diseño de Nokia. El hecho de tener centros de diseño en varios lugares del mundo también ha rendido sus frutos. Han podido introducir variaciones al aparato que respetan las culturas locales, sobre todo en los mercados grandes.

Para China, por ejemplo, mantuvieron un pequeño lápiz en los celulares porque no les gusta operar la pantalla con el dedo. El diseñador argentino complementa el contacto permanente con los clientes con actividades que lo mantienen en la frontera de su profesión. Todos los años va, por ejemplo, a la mejor feria del mueble y mantiene contactos con sus amigos en todos los estudios importantes de diseño en el mundo.

No necesariamente altera sus ideas, pero lo mantienen al día. “Mirar no significa cambiar tu ruta”, dice. Una última característica particular de Nokia que según Axel Meyer facilita su labor, es que es una empresa en la que el diseño es extraordinariamente relevante. “El diseño es importante en Finlandia”. Pero adicionalmente, la organización promueve el trabajo de los diseñadores. “No hay gente que te da órdenes, sino que está dispuesta a escuchar y decidir. Son muy abiertos”, explica Meyer.

Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu Comentario, duda, sugerencia o pedido...