La economía según Homero Simpson: Lecciones empresariales y de economía impartidas por Homero

En el sitio "el Blog del Euribor", encontre una serie de articulos en el que se toman los episodios de los Simpsons para explicar diversos conceptos relacionados con temas empresariales y económicos.

En este post les quiero compartir la cuarta parte de estos articulos pero al final podrán encontrar los enlaces hacia las tres primeras partes de La economia segun Homero Simpson".

En la bolsa:


“Compra a la baja y vende al alza; ese es mi lema”

¿Suena fácil, verdad? Bien, si este fuera el caso, alguien tan simple como Homero sería capaz de manejarse durante los tiempos precarios. Pero no hace falta decir que él a veces ha tenido errores de ejecución. Durante un episodio, Homero exclamó (refiriéndose a su participación en el mercado de las calabazas):

“Este año he invertido en calabazas. Han estado subiendo todo el mes de octubre y tengo la sensación de que van a llegar a la cúspide sobre enero. Entonces ¡bang! Ese es el momento en el que voy a hacer caja”.

La comicidad de esta situación viene de que Halloween se celebra el 31 de Octubre, así que el mensaje que transmite no puede ser más oportuno: estudiad el mercado lo mejor que podáis; considerad los aspectos asociados a las compañías y los artículos en los que habéis invertido; y no miréis al mercado como un esquema para hacerse rico rápidamente. Bastante sencillo, ¿verdad?


Empleo basado en el incentivo


“Hijo, si no te gusta tu trabajo, no hagas huelga, simplemente ve todos los días y hazlo de manera incompetente. Ese es el modo americano.”
“Hijo, si de verdad quieres algo en esta vida, tienes que trabajar para lograrlo. ¡Ahora silencio! Van a anunciar los números de la lotería.”

Las tasas de desempleo son las más altas de las últimas décadas y parece que la productividad de los empleados está más vigilada que nunca. Mucha gente apunta a la industria americana (específicamente a la del automóvil) como menos competitiva e innovadora que las compañías extranjeras. Esto, junto con una aproximación displicente a la productividad ha sido lo que más ha contribuido al pobre estado de la economía americana. Ni que decir tiene, que el Homero español debería preocuparse aún más de esto.

En el episodio “Tú sólo te mueves dos veces”, Homero es contratado por un “Señor Scorpio”, un hombre simpático que es el líder de una organización secreta que busca la dominación mundial. Sin saberlo, Homero ayuda a Scorpio a construir un reactor nuclear que se usa para ultimar su arsenal. De este episodio tenemos esta pequeña joya:

“El señor Scorpio dice que la productividad ha aumentado un dos por ciento, y es todo por mis técnicas de motivación. Por ejemplo, los donuts. Y la posibilidad de que tengan más donuts.”

En la economía de nuestros días, el mercado de trabajo es extremadamente competitivo. Los individuos no desean comparar a los empleadores basándose en los incentivos, sino que prefieren que el empleo en sí sea el incentivo al trabajo duro.


Empresa


“En toda mi vida he tenido un sueño, conseguir muchas metas.”
“Si algo es duro de hacer, entonces no vale la pena hacerlo.”

No es un secreto que durante una recesión se crea mucha riqueza. Los vencedores son aquellos individuos emprendedores que asumen riesgos calculados, trabajan duro y se mantienen focalizados. Consecuentemente, ellos tienen éxito mientras a su alrededor otros fallan o luchan por mantenerse a flote. Este es el momento. Homero, de acuerdo con su sentimiento que hemos visto arriba, fracasaría. Pero incluso cuando menos te lo esperas, el “genio Homero” dice cosas como estas:

“Está bien, que no cunda el pánico. Puedo conseguir el dinero vendiendo uno de mis hígados. Puedo apañármelas con uno.”

Sacrificio: una virtud importante tanto en las empresas como en las finanzas personales. Mucha de la literatura que se ha creado en finanzas el último año ha hecho énfasis en recortar los gastos innecesarios. Por supuesto, esto sería una parte, pero Homero muestra cómo a veces los sacrificios personales están garantizados, especialmente cuando el bienestar de la familia propia está en juego. Incluso, aunque sólo tengamos un hígado.


Negocios y ética personal


“¡Marge, no desanimes al niño! Esconderse como una comadreja de las cosas es importante para aprende. ¡Es lo que nos diferencia de los animales! Excepto de las comadrejas.”

Esta cita sería menos divertida si Homero fuera capaz de esconderse como una comadreja de las cosas. Sin embargo, el balance en el mercado o en tus finanzas personales, es vivir de acuerdo con tus responsabilidades. Esto ayudará a restringir cualquier necesidad de esconderse como una comadreja de situaciones complicadas, por ejemplo: recaudaciones, agujeros de bancarrota, hipotecas, y otros.

“¡Oh, no! ¿Qué he hecho? He roto la hucha de mi hijito y ¿para qué? Unos pocos centavos miserables, ni siquiera suficientes para comprar una cerveza. Un momento, déjame contar y asegurarme… ¡ni siquiera me acerco!”

Por supuesto, la curva de Homero es menos considerable. ¡Tiene que haber una solución más fácil! A lo mejor requiere preguntarse a sí mismo: “¿Qué haría Homero?” Y entonces hacer totalmente lo opuesto.


Activando el movimiento de dinero


Homero: “Mira esto Marge, 58 dólares y todo beneficios. Soy el hombre de negocios más listo del mundo”.
Marge: “La factura de la comida de hoy eran 300 dólares”.
Homero: “Marge, por favor, no me humilles delante del dinero”.

Muchos recordarán este episodio en el que los Simpsons tienen un elefante viviendo en su patio de atrás, en el que Homero tiene la no muy brillante idea de vender paseos en elefante a 2 dólares. Después de un solo día, Marge sabiamente le indica que la factura de la comida del elefante son 300 dólares –más que las ganancias totales del día. Después de darse cuenta de esto, Homero subió el precio hasta 500 dólares el viaje. Consecuentemente, sus clientes decidieron irse a otro lugar.

Si una compañía continúa perdiendo dinero, al final tendrá que cerrar. La explicación de Marge al coste de la comida fue suficiente para echar el cierre a este negocio (no parecía que tuvieran un plan de negocio de todas maneras). Este principio se puede aplicar tanto a las finanzas individuales –si gastas más de lo que ganas, al final contraerás deudas. Cuanto más gastes, más deudas tendrás.


Innovación, marketing y adaptación a un mercado cambiante


“Oh ¿ahora tienen Internet en sus ordenadores?”

Parte de ser relevante es mantenerse al día con el desarrollo y la adopción de nueva tecnología. Para muchos negocios en la última década, esto ha incluido el desarrollo de un portal online en el cual se pudieran contratar bienes y servicios. Para otros, simplemente era ofrecer información y maneras de contactar a sus empresas. En el mundo de hoy, esto puede significar una inmersión en nuevas tendencias, las famosas redes sociales o incluso sitios como Twitter, donde los individuos pueden interactuar con empresas y entre ellos de una manera nueva nada convencional (Por ejemplo, Metrovacesa lo hace)

“¿Cómo se supone que la educación me hará sentirme más listo? Además, cada vez que aprendo algo nuevo, empuja a las cosas antiguas para que salgan de mi cerebro. ¿Te acuerdas de cuando hice ese curso de hacer vino en casa y se me olvidó conducir?”

Aprender nuevas tecnologías implica aprender nuevas técnicas. Puede ser siempre la misma, pero en todas las circunstancias, las empresas, así como sus empleados continuamente necesitan evolucionar. Para las primeras esto sería necesariamente para crecer; para los últimos, esto es necesario para conservar sus empleos. El quid de la cuestión es que los individuos deben estar siempre buscando maneras de reciclarse para ser más competitivos que los otros a través del conjunto de sus habilidades. Para futuros trabajadores, un empleador debería estar interesado en contratar a alguien que pueda asumir múltiples responsabilidades y tenga buenos contactos.


La solvencia financiera y vivir por debajo de tus medios


Cuando no está en casa, se puede encontrar al patriarca de la familia Simpson en la Taberna de Moe, bebiendo con sus amigos. De hecho, parece que Homero está en el pub todos los días o casi. Esto nos plantea la pregunta: ¿”Se lo puede permitir el cabeza de una familia que sólo tiene ingresos de una persona con cuatro miembros dependientes?”

Por supuesto que cuanto más porcentaje invierte Homero de su sueldo en Duff, menos podrá gastar en las necesidades de su familia, como: gastos de la casa, comida, ropa, pensiones, seguros y demás. No hace falta ser una lumbrera para saber que si este tipo de comportamiento fuera la norma, las discusiones intra maritales serían inevitables. Homero es un operario y parece que no tiene los medios para vivir la vida que representa en la serie.

“Bart, con 10.000 dólares seríamos millonarios.”

Obviamente, no conocer el valor del dinero puede llevar a uno a la insolvencia. Por supuesto, no nos sorprende escuchar estas declaraciones al hombre que bebe a diario, encuentra los donuts reconfortantes y roba las huchas de sus propios hijos…


Administración de las deudas


En un episodio reciente titulado “No más préstamos”, los Simpsons se enfrentan a un juicio hipotecario. Veamos cual es la fuente primaria de sus problemas financieros:

“Es un secreto llamado préstamo doméstico de equidad. Yo consigo todo este dinero… ¡y la casa se queda con las deudas!”

Y más tarde discutiendo en su juicio hipotecario con su gestor de hipotecas:

“Cuando me diste el dinero, me dijiste que no tendría que devolvértelo hasta el futuro. Esto no es el futuro. ¡Esto es el asqueroso y apestoso presente!”

Todo lo bueno se acaba. Y los sentimientos de Homero no son tan extraños, especialmente con el crédito y los mercados inmobiliarios como están. Mientras sea demasiado tarde para otros, esta ilustración de gasto sin sentido puede servir como recordatorio de que la deuda no desaparece por arte de magia, y mañana vendrá otro día –así como los acreedores.

Enlaces Relacionados:

Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu Comentario, duda, sugerencia o pedido...