Descubre tu Genialidad - Robin Sharma

Tomado del Libro: “Éxito, Una Guía Extraordinaria”, autor Robin Sharma

La genialidad no es patrimonio de un tipo exclusivo de personas. Tanto tú como yo tenemos derecho a ese calificativo y a jugar en ese campo si así lo deseamos. He aquí la gran idea: concéntrate en cualquier ámbito o habilidad con la inquebrantable decisión de mejorar en ella diariamente y poniendo todas tus ganas en la tarea; en un plazo de tres a cinco años, estarás funcionando en ese campo con tal pericia y conocimiento que la gente dirá de ti que eres un genio. Comprende en profundidad el alcance de esta fórmula, y tu vida nunca volverá a ser la misma.

Descubre tu Genialidad - Robin Sharma

Michael Jordan era un genio del baloncesto. Pero ¿era su espectacular éxito en las canchas simplemente el producto de un don natural? Rotundamente no. Jordan cogió lo que la naturaleza le había dado y aplicó la fórmula: DEDICACIÓN + MEJORA DIARIA + TIEMPO = GENIO. No intentó ser igualmente bueno en otros cinco deportes distintos. No dispersó su concentración. Simplemente se dedicó en cuerpo y alma a ser bueno en el baloncesto. Y lo logró.

Thomas Edison registró el increíble total de 1.093 patentes a lo largo de su vida. Inventó la bombilla eléctrica al igual que el fonógrafo (uno de sus maestros del colegio dijo de él que de niño era lento en aprender, que no escuchaba). Edison no intentó ser ni un gran poeta ni un gran comerciante. Se concentró en sus inventos. Mejoró día tras día y dejó que el tiempo obrara su magia hasta que el genio llamó a su puerta.

Esto me hace pensar en una historia de Pablo Picasso. Un día, una mujer lo reconoció en el mercado y sacó una hoja de papel.

—¡Señor Picasso! —llamó, entusiasmada—. Soy una gran admiradora suya. Por favor, ¿no podría hacerme un dibujo?

Picasso aceptó de buena gana y, en un abrir y cerrar de ojos, le dibujó una pequeña obra de arte en el papel. Sonrió, le entregó la hoja a la mujer y le pidió:

—Será un millón de dólares.

Pero, señor Picasso —respondió la contrariada mujer—, si no ha tardado ni un minuto en dibujar esta obra de arte.

Mi buena señora —rió Picasso—, ¡me ha costado el esfuerzo de treinta años poder pintar esta obra de arte en treinta segundos!

DEDICACIÓN + MEJORA DIARIA + TIEMPO = GENIO

Comprende en profundidad el alcance de esta fórmula, y tu vida nunca volverá a ser la misma.

Descubre en qué destacas, en qué eres un genio. Descubre cuál es tu talento y entonces trabaja incansablemente para pulirlo. Una de las cualidades personales más importantes para el liderazgo es ser consciente de uno mismo. Averigua en qué eres realmente bueno. Reflexiona sobre esas habilidades que los demás admiran en ti. Piensa en cómo parece que te vienen fácilmente y en cómo parecen fluir de igual modo de ti. Puede que seas un fantástico comunicador o que tengas un gancho especial con la gente. Puede que tu talento radique en la innovación y en la creación, en ver lo que los demás ven pero de otra manera.

Encuentra tu talento y desarróllalo. Concéntrate en mejorarlo diariamente y en darle tiempo. Empieza hoy y dentro de tres o cinco años la gente estará escribiendo sobre ti y llamándote «genio», celebrando tus hazañas. Y no te preocupes, yo seré uno de ellos.

Compartir en Google Plus

1 comentarios:

  1. es verdad ahora entiendo el buen sentido e las cosas ahora empiezo a vivir y a hacer trabajar mi mente muchas gracias ahora que soi un hombre con empeño y dispuesto a cambiar mi forma de ser leyendo aprendo muchas cosas nuevas y mi vida es muy diferente soi un poco mas centrado en lo que hago y pienso hacer mil gracias

    ResponderEliminar

Deja tu Comentario, duda, sugerencia o pedido...