¿Qué hago con mi idea de negocio? - Pasos para volver realidad tu sueño

María siempre había querido tener su propio negocio. El problema era determinar de qué. Después de darle vueltas y vueltas tuvo finalmente una idea innovadora: Decidió iniciar un negocio de carritos de supermercado con forma de automóviles para niños.


El éxito paso a paso


"Lo había visto en otros países y me parecía una forma de atraer a las mamás con niños al supermercado. Tanteé el mercado, llamé a todas las puertas que pude, recorrí todos los pasos. El resultado fue un desastre. Casi un año de trabajo tirado por la ventana", recuerda esta economista.


Para no fracasar, los expertos
aconsejan empezar a pequeña escala

El recorrido que hizo durante ese año fue el correcto: Primero sondeó a los expertos del sector, luego hizo un estudio de mercado para determinar cuál era la competencia, qué ventajas ofrecería su producto frente a esta competencia y a qué precio iba a venderlo.

Sin embargo, su idea fracasó por ser un proyecto demasiado grande, un fallo más común de lo que parece.

Las cifras que le plantearon las automotrices eran simplemente disparatadas para su presupuesto. El suyo era un proyecto ideal para una gran corporación, pero simplemente demasiado grande para un particular.

Si hubiera resultado, María como cualquier otra persona con una idea brillante, habría tenido que darle forma contestando las siguientes preguntas: ¿Vas a crear un negocio a partir de ella o simplemente vas a licenciar la idea para que otros la exploten?, y en caso de construir una empresa, ¿va a ser un negocio individual o vas a contratar personal?

Los que se decidan por la empresa tradicional, deben plasmar toda esa información en un plan de negocio concreto.

Para ello, de acuerdo con la Administración de Pequeños Negocios, tienes que definir perfectamente la razón de ser y el funcionamiento del negocio: ¿Dónde estarás ubicado?, ¿Quiénes van a ser tus clientes?, ¿Es un mercado grande o pequeño?, ¿Qué equipos necesitas comprar?, ¿Cómo vas a atraer clientes?... etc.

Un paso importante es determinar la envergadura del mercado potencial, para averiguarlo se puede consultar el US Trade Outlook, donde se puede encontrar información específica sobre los diferentes sectores, o si se trata de un producto o servicio dirigido a un sector de la población se puede consultar el Censo.

Llegados a este punto y para evitar problemas legales futuros conviene contactar con la oficina de patentes y marcas, para asegurarse que no existe una empresa que comercialice un producto similar.

Los que se decidan por la empresa tradicional, deben plasmar toda esa información en un plan de negocio concreto.

En busqueda de clientes


Otra fase crucial es determinar cómo va a llegar el producto a los clientes. ¿Realizarás publicidad para darlo a conocer?, ¿Lo mostrarás en ferias del sector?, ¿En centros comerciales?.

Para no fracasar como le ocurrió a María, los expertos aconsejan empezar a pequeña escala. Así es precisamente como empezó Guillermo, propietario de una editorial de textos legales en la que trabajan 30 empleados.

Nos recuerda que para vender su primer libro tuvo que viajar personalmente por todo el país, visitando miles de empresas para convencerles de la necesidad de disponer de ese tipo de obra.

Hoy en día cuenta con más de 3 mil clientes que cada año renuevan las subscripciones de sus obras.

Una vez que tengamos claro el producto, la estrategia de venta, el lugar que ocupamos en el mercado y la estructura que queremos crear, es preciso hacer números.

Encontrar financiación no es tan difícil como parece. Aparte de las fuentes familiares y personales, se puede acceder a financiación privada y de asociaciones.

Para ello, hay que hacer un estudio sobre las fuentes disponibles, llamar a las puertas indicadas y contar con un sólido plan de negocio que incluya tres aspectos financieros básicos: información sobre los ingresos (income statement), movimiento de caja (cash flow) y hoja de saldo (balance sheet).

Los potenciales inversores estudiarán con mucho cuidado toda esta información antes de decidirse a prestar su dinero.

Una vez que tengamos claro el producto, la estrategia de venta, el lugar que ocupamos en el mercado y la estructura que queremos crear, es preciso hacer números.

Escrito por Julia Suárez, para Univision Online

Compartir en Google Plus

5 comentarios:

  1. hola!
    me parece muy interesante este artículo...Aplica lo mismo para las empresas de restaurantes o comidas rápidas?

    ResponderEliminar
  2. Sea cual sea el tipo de negocio los pasos para desarrollarlo son similares, puede que varien de acuerdo a l sector (industrial, comercial o de servicios), pero a la larga convertir una idea en negocio pasa por las mismas etapas.

    Si te interesa el negocio de las comidas te recomiendo el siguiente enlace:

    Restaurante y Cinco otras empresas de Comida: Una introducción para iniciar este negocio

    Recuerda visitar las diferentes secciones del blog para encontrar material que te pueda ser útil en tu emprendimiento.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. yo tengo una sobre como crear un prototipo, para un caro como puedo obtener ayuda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En nuestra sección "Emprendimiento" encuentras cientos de artículos y guías para que puedas convertir tu idea en una empresa.

      Saludos!

      Eliminar

Deja tu Comentario, duda, sugerencia o pedido...