10 Tips para saber si eres un adicto al trabajo

Estamos en una sociedad que anda a un ritmo extremadamente acelerado y en el que erróneamente se piensa que trabajando en exceso vamos a lograr más resultados en menos tiempo, pero la realidad es que exponer nuestro cuerpo a condiciones laborales extremas solo hará que nos desgastemos, nos enfermemos y por consiguiente terminaremos siendo menos eficientes y productivos.

¿Quieres descubrir si eres un adicto al trabajo?...

La revista Gerente, en una de sus más recientes ediciones, ha diseñado un muy interesante trabajo investigativo sobre la adicción al trabajo, en base al cual nos permitimos elaborar el presente artículo, refiriendo a ustedes diez de los tips que le permitirán identificar a usted señor lector, si es o no un "trabajólico".

adicto al trabajo
  1. Parece que me encuentro en una carrera contrareloj: El hecho de hacerlo todo con afán y como si estuviese corriendo la más importante maratón del mundo, es un síntoma de su adicción al trabajo.

  2. Me encuentro continuamente trabajando después de que mis compañeros ya se han ido: Ese sentimiento de adicción nos lleva a trabajar más que los demás y a la sabiendas de que el número de horas trabajadas no necesariamente conducen a la productividad, sino al cansancio y

  3. Para mí es importante trabajar duro incluso cuando no disfruto de lo que estoy haciendo: Esta patología nos hace un daño tremendo debido a que el grado de estrés es altísimo, conscientes de los efectos del estrés, entenderemos que no es para nada sano el no disfrutar de lo que hacemos.

  4. Generalmente estoy ocupado, llevo muchos asuntos entre manos.

  5. Parece que un impulso interno me lleva a trabajar duro, es como un sentimiento de que es algo que tengo que hacer, tanto si quiero como que no.

  6. Dedico más tiempo a trabajar que a estar con mis amigos, practicar hobbies o hacer actividades que me generen placer.

  7. Me siento obligado a trabajar duro, incluso cuando no lo disfruto.

  8. Me encuentro a mí mismo, haciendo dos o tres cosas al tiempo, como comer y tomar notas mientras estoy hablando por teléfono.

  9. Me siento culpable cuando tengo un día libre en el trabajo.

  10. Me resulta difícil relajarme cuando no estoy trabajando.

Si padece usted estos síntomas, muy probablemente está sometiendo su cuerpo a condiciones extremas que pueden terminar causándole alguna enfermedad como estrés, ulcera, etc. Recuerda que trabajar más no significa ser más productivo. Todo lo contrario; trabajar en exceso te hace más desconcetrado y menos eficiente en tus labores.

En casos extremos de adicción al trabajo, lo mejor es consultar un psicólogo o conseguir un distractor, se retire un tiempo de su trabajo sin pensar en las consecuencias y comience a disfrutar un poco de la vida, si persiste en su idea, lo mejor es que sin dudarlo, consulte un especialista, él de seguro sabrá cómo ayudarle.

Acerca del Autor:

David BarreraEste articulo fue escrito por David Barrera, un joven estudiante de administración de empresas y emprendedor apasionado por el marketing, los negocios y la innovación.

Puedes encontrarlo en Twitter como @Davidtiago2
Compartir en Google Plus

4 comentarios:

  1. Yo opino de que ninguna persona debe ser adicta al trabajo, por que todo exceso es malo. Por lo tanto yo creo que el éxito está en la mesura y en la planificación, de hecho una persona que dedica al 100% su tiempo en el trabajo es porque no está planificando otras labores como el tema personal por ejemplo el cual es muy valioso para el desarrollo humano.

    ResponderEliminar
  2. Conozco a gente así y es patético cuando al final se lamentan por dejar a un lado cosas más importantes. Siempre me recuerdo de aquella historia en la que el trabajo es la esfera que rebota.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Deja tu Comentario, duda, sugerencia o pedido...