Internet, una puerta al comercio exterior

Internet ha puesto un público internacional a nuestra completa disposición. Al digitalizar nuestra empresa, cualquier persona del mundo puede acceder a nuestro e-commerce al instante siempre y cuando disponga de un dispositivo con conexión a Internet.

Gracias a ello, parte de las restricciones locales son superadas. Obviamente, corresponderá a la empresa decidir si dispone de los recursos necesarios y si cuenta con la capacidad requerida para acometer el reto de atacar al mercado exterior pero, lo que está claro, es que Internet está cambiando la forma de hacer negocios.

Los beneficios que Internet proporciona al comercio internacional


Comercio exterior

Como se ha escrito en numerosos artículos (haz clic aquí para ampliar la información), el comercio exterior proporciona numerosas ventajas a las empresas participantes:

  1. Evitar la saturación del mercado interno
  2. Aprovechar las economías de escala
  3. Diversificar el riesgo
  4. Buscar mercados sin explotar
  5. Buscar mercados más atractivos
  6. Aprovechar los incentivos y subvenciones gubernamentales a la actividad internacional
  7. Seguir al cliente principal de nuestra empresa en su proceso de internacionalización

Frente al método tradicional, convendría añadir las ventajas que ofrece Internet al comercio internacional:

  • Alcance y difusión internacional a un coste muy reducido: Internet amplifica nuestra visibilidad a nivel global. Y, para ello, no necesitamos inversiones millonarias, bastará con adaptar nuestra tienda online a los diferentes idiomas y países.

  • Rapidez y accesibilidad: el cliente internacional podrá acceder a nuestro ecommerce desde cualquier lugar de forma instantánea.

  • Medición y control. Internet tiene una ventaja crítica frente al canal físico: todo se puede medir.

5 consejos para no fracasar en tu propuesta internacional


Comercio internacional

Es cierto, Internet facilita la conquista del mercado exterior. Sin embargo, conviene conocer los principales errores que pueden hacer fracasar esta tarea.

En primer lugar, adapta tu estrategia a cada mercado, no repliques la estrategia que te ha funcionado a nivel local. Muchas empresas se limitan a imitar el modelo que ya les funcionó en el país de origen para atacar otros mercados pero, desafortunadamente, esto no es suficiente, es necesario adaptar la estrategia a las características del mercado de destino: legislación, comportamiento de consumo etcétera.

No asumas que tu marca es conocida en el extranjero. Puede que en el mercado nacional hayas conseguido hacerte con un hueco generando branding pero este reconocimiento en la mayoría de los casos no ha superado las fronteras nacionales. Contar con el poder de tu marca para triunfar en el extranjero puede ser una expectativa poco realista.

No te limites a traducir el contenido al idioma del país de destino, no es suficiente. Muchas empresas se limitan a traducir literalmente su contenido (o a aplicar el traductor de Google directamente) sin considerar que en cada país tiene sus propios vocablos y expresiones.

Adáptate al modo de pago local. En cada país está popularizado un medio de pago distinto y, por ejemplo, en Alemania se paga de una forma muy distinta de la usada en Japón. No adecuar el modo de pago generará desconfianza en los clientes, que pueden llegar a abandonar la compra.

Y, por supuesto, es conveniente contar con un experto en tu equipo que domine las distintas técnicas de marketing digital internacional. Por ejemplo, en temas de dominios... ¿Cuál es la mejor opción?

  • Contar con distintos dominios para cada país: google.com y google.es
  • Trabajar el mismo dominio pero con distintos subdominios: yahoo.com y es.yahoo.com
  • Trabajar el mismo dominio pero con carpetas: Apple.com/es y Apple.com/fr

Obviamente, cada elección tiene sus ventajas (y desventajas) frente al resto y su elección dependerá de cada proyecto concreto. Por ello, las empresas necesitan profesionales formados capaces de acometer los procesos de internacionalización aprovechando para ello el uso de las nuevas tecnologías. En este sentido, la escuela de negocios IEBS acaba de lanzar un Master en e-Comercio Internacional. ¿Quieres más información?

Sobre el autor:


Eduardo Martinez Este articulo fue escrito por Eduardo Martínez, Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Zaragoza, se ha reconvertido online acometiendo diversos proyectos. En la actualidad, trabaja en la escuela de negocios IEBS.
Compartir en Google Plus

2 comentarios:

  1. Muy cierto! el internet nos abre las puertas a nivel global para poder llegar a clientes de todas partes del mundo. Es sin lugar a duda una forma rápida y económica de hacer negocios en el exterior.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno y edificante el post!

    ResponderEliminar

Deja tu Comentario, duda, sugerencia o pedido...