Cómo hacer un catálogo de productos y servicios que te ayude a vender más

Si trabajas por cuenta propia, ya sea como administrador de un negocio o como profesional independiente, un aspecto de mucha importancia es hacer un catálogo que puedas mostrar a tus clientes y vender más.

No importa si lo que ofreces es un producto o un servicio, tu catálogo o portafolio es una de tus principales herramientas de venta, pues no solo te ayudará a dar a conocer la calidad de tu trabajo, sino que te hará más fácil explicar al cliente qué es lo que le estás ofreciendo.

De seguro tendrás excelentes trabajos realizados de los cuales estás muy orgulloso. ¿Por qué no compilarlos todos en un buen catálogo, que sea atractivo y te ayude a vender más?

Si no sabes cómo hacerlo, no te preocupes, comenzar a crearlo es muy sencillo y a continuación te damos algunos pasos y consejos para que puedas crear un catálogo o portafolio de productos y servicios.

Enumera tus mejores trabajos


Cómo hacer un catálogo

Para comenzar, haz un listado (puede ser en Word o incluso un bloc de notas) de cuáles son los trabajos que mejor te han quedado o de los clientes que están más satisfechos con tus servicios.

Procura que los proyectos que menciones sean de los que hayas realizado más recientemente, pero no dejes fuera un par de trabajos antiguos, sobre todo si han sido muy representativos o han quedado muy bien.

Una vez que tienes tu lista de trabajos recientes, empieza a describir debajo de cada las características de dicho proyecto según sea el caso:

  • Si lo que ofreces es un producto, describe cuál es su función, de qué está hecho y su medida, peso, etc. agregando también un comentario sobre su beneficio o utilidad. Por ejemplo: “Picaporte con motivo navideño, elaborado en madera de balsa + barniz, medida 15 cm. Perfecto para decorar la habitación de tus chicos”.

  • Si es un servicio, describe brevemente en qué consistió tu intervención. Por ejemplo, si lo que haces es remodelaciones, pon cosas como: “Construcción de pérgola, juego de sillas resistentes a intemperie. Esta decoración se conjuga perfectamente con la terraza ya existente, crea un ambiente acogedor que invita a descansar”, etc.

  • En el caso del trabajo en línea, copia y pega también la URL del sitio donde se muestra tu trabajo.

La idea es que la gente sepa qué es lo que recibirá y en qué lo beneficia. Usa el lenguaje más sencillo posible, y procura que tus descripciones no sean muy largas. Usa de 3 a 5 líneas máximo.

Si lo que vendes son productos que haces por lote, puedes crear nombres en código para facilitar los pedidos. Por ejemplo, supón que vendes velas aromáticas de lavanda, manzana, citronella y vainilla, pueden ser algo como: v_lavanda, v_manzana, o algo similar.

Documenta con imágenes


Cómo hacer un catálogo

Una vez que tienes una lista y un detalle de tus mejores trabajos, ha llegado uno de los pasos más importantes: conseguir fotografías de tus productos y servicios para acompañar las descripciones que ya tienes.

Productos digitales

Si lo que tú ofreces son productos digitales, como en el caso del diseño o la programación, tu tarea será muy fácil, pues lo que debes hacer es tomar exportar tus diseños a un formato de imagen como JPG o PNG, o en el caso de sitios web y programas, tomar capturas de pantalla y guardarlas en los mismos formatos.

Productos físicos

En este caso, lo único que debes hacer es tomar una muestra del producto que vendes y fotografiarlo. Pero, antes de que abras la aplicación de cámara de tu celular, recuerda que deben ser fotografías de buena resolución, donde se pueda apreciar la calidad del producto y funcione tanto para imprimir tu catálogo como para ponerlo en Internet:

  1. Consigue una buena cámara digital que te permita tomar fotos de buena calidad (al menos 20 MP).

  2. Ve a un lugar donde haya buena iluminación, pero no luz directa del sol, ya que eso puede hacer que el producto brille demasiado y no se aprecie su color.

  3. Coloca tu producto delante de un fondo sólido y de un solo color. Una buena idea es colocar un pedazo de tela que no tenga mucha textura. Prefiere el blanco, a menos que el color de tu producto sea ese mismo u otro color muy claro. Entonces usa uno más oscuro. Procura que no sea un color que brille mucho para que el resplandor no afecte lo que vas a fotografiar.

  4. Toma fotografías desde todos los ángulos visibles del producto: adelante, atrás, de lado y desde arriba. Haz más de una por lado, procurando siempre que no haya destellos de luz blanca que “cieguen” u oculten el color de lo que fotografías.

  5. Lleva tu producto a un lugar donde se muestre también su uso. Por ejemplo, si es un portalápices, colócale lápices dentro y llévalo a un escritorio con un decorado que armonice, donde se muestre cómo queda.

  6. Toma fotos desde uno o dos ángulos. No olvides cuidar la luz y tomar varias fotografías para seleccionar la mejor.

Una vez que tienes todas tus fotos, descárgalas en tu computadora. Selecciona las mejores, una por cada ángulo. Borra el fondo de tela y ponle uno sólido digitalmente. No olvides guardar en un formato de imagen compatible con la mayoría de programas, como JPG o PNG.

Servicios


Cómo hacer un catálogo

Si lo que ofreces son servicios, como organización de eventos, remodelaciones, reparaciones, creación de maquetas, decoración, etc., el trabajo requerirá que te movilices hasta el lugar donde el proyecto se encuentra y hacer varias tomas.

Si se trata de reparaciones o remodelaciones, lo ideal es que tengas una foto del antes y otra del después, pero si no tomaste una del antes, no te angusties, ya que lo primordial es que tus clientes vean cómo es tu trabajo, tu creatividad y lo bien que queda.

  1. Sigue el consejo de conseguir una buena cámara para que las fotografías tengan una resolución óptima. Recuerda, al menos 20 MP, para que la imagen sea útil para imprimirse en caso de ser necesario.

  2. Si se trata de tomas de un lugar, ve en un horario en el que la luz del sol sea buena pero no muy fuerte, como las 10 de la mañana o las 3 de la tarde. Posiblemente necesites la ayuda de un fotógrafo profesional, pues deberás hacer varias tomas y cuidar el detalle de la luz, para que no queden muy oscuras o, por el contrario, demasiado iluminadas. Si no cuentas con equipo o sientes que necesitarás ayuda, puedes contratar un fotógrafo profesional en línea haciendo clic aquí, compara las ofertas que recibas antes de contratar.

  3. Si se trata de un lugar, toma imágenes tanto del exterior como del interior. Si es un objeto o pieza reparada, sigue la recomendación de tomar desde varios ángulos, de ser posible sobre un fondo sólido que puedas borrar y sustituir digitalmente, además de tomarlo con un fondo donde se vea la utilidad del objeto.

  4. Para los eventos toma detalles de la decoración: flores, mantelería, centros de mesa, del servicio de banquete; así como fotografías de los asistentes.

Una vez que tienes todas tus tomas, bájalas a tu computadora y selecciona las mejores.

Crea un formulario de pedidos

En tu mismo documento de Word o en una hoja de Excel, haz un formulario de pedido. Incluye los siguientes campos básicos: Nombre del cliente, teléfono, email, dirección o país de origen (si es necesario).

Coloca también un área donde detallen si desean un comprobante fiscal y los datos que este debe contener (razón social, número tributario, giro de negocios, etc).

Luego agrega un área donde el cliente detalle qué es lo que desea y la cantidad que va a ordenar (si creaste códigos, pon un área para que lo coloquen) y al lado de cada ítem, deja una casilla donde colocarás el precio.

Deja al final un espacio para que el cliente firme.

¡Hora de armar tu catálogo!


Cómo hacer un catálogo

Ya tienes todo listo para trabajar. Ahora puedes utilizar un programa de maquetación para empezar a colocar tus fotos junto con cada descripción.

Para hacerlo puedes utilizar un programa como Microsoft Publisher o, si tienes conocimientos sobre diseño gráfico, usar InDesign, el cual es ideal para este tipo de trabajo.

  1. En la primera página, haz tu portada. Coloca “Catálogo de X cosa”, tu logotipo con tu eslógan y una imagen o marco que te sirva para ilustrar.

  2. Coloca en la segunda página (reverso de la portada) tus datos de contacto: Nombre de tu negocio o el tuyo si eres un trabajador freelance, tu correo, teléfono, redes sociales, sitio web o cualquier mecanismo mediante el cual quieras que tus clientes te contacten.

  3. A partir de la página 3 comienza colocando el título del producto, luego agrega de 2 a 4 fotos pequeñas con fondo sólido para mostrar los ángulos del producto u objeto. Coloca una foto más grande del mismo mostrando el uso del producto. En el caso de fotografías de lugares o eventos, usa las imágenes pequeñas para detalles menos importantes y una grande para algo que desees destacar o una toma amplia del conjunto.

  4. Coloca la descripción general que ya tienes como texto principal y usa pies de foto (1 o 2 líneas) para imágenes.

  5. Procura que cada producto o proyecto no sobrepase de una o dos páginas por cada uno. Si tienes demasiados, considera reducir la cantidad de fotos a un par por producto, preferiblemente una con fondo sólido y una donde se muestre su uso, y poner varios en cada página.

  6. Cuando tengas armada la primera página con los elementos colocados, elige una tipografía llamativa pero legible, así como colores y elementos a juego para que destaquen tus fotografías y no distraigan la atención.

  7. Haz un par de pruebas y una vez te guste el resultado, continúa con el resto de páginas.

  8. Si vas a imprimir tu catálogo, antes de llegar a la penúltima página coloca tu hoja de pedido. Si será un catálogo digital, podrás enviar dicha hoja por separado para que el cliente la llene y te la envíe.

  9. Procura que la cantidad final de páginas (incluyendo la portada y la contraportada) sea un múltiplo de 4, por si te decides a sacar una versión impresa.

  10. En la página final o contraportada, coloca una imagen general de todos tus productos o tu tienda, coloca tu nombre y logo nuevamente, así como tu medio principal de contacto, el cual puede ser tu sitio, redes, correo, etc. La idea es que sea atractiva y que informe rápidamente sobre cómo contactarte pero que no le reste importancia a la portada.

  11. Haz los ajustes necesarios a tu catálogo y una vez que lo tengas, guarda y exporta a un formato como PDF para que puedas enviarlo por correo. Recuerda que si es digital, debes mandar por separado la hoja de pedido para que el cliente pueda llenarla y enviártela con su solicitud.

  12. Si deseas imprimir tu catálogo, elige la opción de guardarlo en alta resolución.

Pro tip: si tienes un blog o sitio web, puedes usar tu hoja de pedido para solicitar a tu webmaster que te cree un formulario online. Coloca un enlace al formulario en tu catálogo digital.

Si deseas ayuda con el diseño del catálogo una vez que tengas las fotografías y descripciones, también puedes buscar la ayuda de un diseñador freelance. Lo primordial es que tú seas quien recopile la información, saques el detalle de tus trabajos y coordines el contenido para que poco a poco vayas agregándole o modificándole cosas, a medida que tu carrera o tu negocio van en ascenso.

Comienza hoy a armar tu propio catálogo de productos y servicios para sacarle provecho a tu trayectoria profesional y vender más. ¡Manos a la obra!

Acerca del Autor: Este articulo fue escrito por Patricia Gutiérrez,
Escritora Freelance.
Compartir en Google Plus

4 comentarios:

  1. Excelente información, son recomendaciones muy concretas sobre lo que debemos hacer para crea un catalogo ganador.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. buen articulo util me gustaria un video de como confeccionar alguno

    ResponderEliminar
  3. Muy buen estructurado en artículo, ¿sabéis de algún sitio donde se pueda hacer un buen catálogo online?
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Aquí encuentras una lista de 10 herramientas para crear catálogos virtuales e interactivos: http://bit.ly/2dfQYNe

      Saludos!

      Eliminar

Deja tu Comentario, duda, sugerencia o pedido...