6 Señales de que tu Negocio está listo para expandirse

Las startups, especialmente aquellas financiadas por inversores externos, entran en el negocio con el crecimiento en mente.

Desde contratar personal y agregar espacio de oficinas, hasta aumentar la producción, expandir servicios o extender líneas de productos, durante cada etapa del crecimiento ha de tenerse en cuenta la toma de riesgos calculados, ya que expandirse demasiado pronto puede tener graves consecuencias.

Por suerte, existen algunos indicadores fiables que te ayudarán a determinar si estás listo para escalar; busca estas señales antes de expandir los horizontes de tu empresa.

¿Cómo saber si mi negocio está listo para crecer?


dff
Imagen por Shutterstock

1. Has alcanzado o sobrepasado tus objetivos

El principal elemento que has de comprobar antes de considerar la expansión, es el haber alcanzado ya todos los objetivos anteriores que te habías propuesto para una línea de tiempo determinada. Si apenas los has alcanzado, entonces es mejor esperar un par de meses a ver si la tendencia se mantiene o si va en aumento. Si llevas varios meses sobrepasando tus propias expectativas, entonces es momento de dar un paso adelante y considerar el crecimiento como algo no sólo deseado, sino incluso necesario.

2. Has investigado el mercado a fondo

Ampliar tu negocio es una de las cosas que no puedes hacer por capricho: muchas veces, la ambición por tener un negocio más grande es mayor que la racionalidad de hacerlo cuando sea el momento adecuado.

Para saber si tu negocio está listo para ser ampliado, deberás realizar un exhaustivo estudio de mercado: ¿tienes suficiente público objetivo como para justificar la inversión del crecimiento? ¿Tendrás capacidad para satisfacer la demanda sin sacrificar calidad? ¿Podrás mantener los precios a los que tus clientes están acostumbrados?

3. No das abasto con las tareas

El principal síntoma de que es hora de contratar otro miembro del equipo, es el darte cuenta de que no das abasto con tu carga laboral: ¿trabajas más de 12 horas al día? ¿tienes quejas de tus clientes en relación a una disminución en la calidad o una tardanza en el servicio? ¿se te acumulan varias tareas al día? ¿tienes correos sin responder de más de una semana?

Hay una línea definida entre el estar ocupado y estar sobrecargado de trabajo: si has respondido que sí a alguna de las preguntas anteriores, estás al borde de poner en peligro tu calidad y tu reputación, por lo que has de contratar una mano adicional cuanto antes.

4. Estás listo para delegar

Es comprensible que quieras manejar y supervisar cada aspecto del funcionamiento de tu negocio. Sin embargo, el delegar tareas y confiar en que otras personas harán un buen trabajo es una condición necesaria de cara al crecimiento. A veces, las ideas frescas y la perspectiva de nuevos empleados son exactamente lo que se necesita para llevar tu negocio al siguiente nivel, de manera que cuando comiences a sentir que estás listo para delegar, sabrás que estás en condiciones de expandir tu negocio.

5. Te encuentras en la necesidad de desarrollar más habilidades

Cuanto más grande tu negocio, mayores las habilidades necesarias y más remota la posibilidad de que puedas cubrirlas todas. Cualquier negocio de mediana o grande envergadura necesita trabajar bien en los distintos departamentos: finanzas, legales, atención al público, publicidad y marketing, ventas… ¿qué posibilidad real hay de que puedas cubrir todos tú solo?

Si bien existen plataformas de servicios online en las que puedes confiar para conseguir profesionales en los que delegar ciertas tareas, si te ves en necesidad de ayuda para cubrir esos departamentos, no lo dudes: es momento de crecer.

6. Has logrado estandarizar y automatizar los procesos clave de tu negocio

Al ser dueño de un negocio, es posible que sientas que no puedes dejar tu empresa sin supervisión, pero además de necesario, es beneficioso: si tu cuerpo y tu mente no descansan, tu creatividad y tu habilidad de tomar decisiones sufrirán las consecuencias.

Cuando tu negocio depende de tu presencia física para su optimo funcionamiento, significa que tú eres un obstáculo para el crecimiento del mismo. Debes construir sistemas y establecer estándares que permitan el desarrollo y crecimiento del negocio sin poner en riesgo la calidad y las características claves de los productos y servicios que ofreces.

Para lograr que tu empresa funcione optimamente sin tu presencia, es fundamental aprovechar los beneficios que las soluciones tecnológicas nos ofrecen.

¿Está listo tu negocio para crecer, expandirse y consolidarse en el mercado?

Acerca del Autor: Este articulo es un aporte de StarOfService

1 comentarios:

  1. Todos los puntos son correctos en el sentido técnico del buen funcionamiento del negocio. Otro aspecto que agregaría, que es fundamental y que siempre debe estar activo en el momento del emprendimiento, es el hecho de tu confianza y seguridad, es decir, si logras mantener tu confianza y motivación significa que estas en un estado de logro y triunfo. Cuando tu deseo de progresar es tan grande, no te importarán lo que piensen los demás cuando fracases y no te sentirás inseguro a la hora de gestionar y tomar decisiones.
    Estoy dispuesto a ayudarlos y responder cualquier tipo de pregunta que deseen, pueden dejarme un mensaje en mi sitio web o bien leer mis artículos sobre cómo alcanzar el éxito empresarial: https://elexitoempresarial.wixsite.com/exitoempresarial

    ResponderEliminar

Deja tu Comentario, duda, sugerencia o pedido...