Ayudate que yo Te ayudare - Una lección de Dios para los emprendedores

Cuenta la historia que en un pequeño pueblo se inició una fuerte lluvia que no cesaba. Tres dias despues del inicio de la lluvia el pueblo estaba completamente inundado, pero los cuerpos de rescate y ayuda habian realizado una excelente labor poniendo a casi todo el pueblo a salvo, solo quedaba un hombre que habia subido al techo de su casa siendo este el unico lugar que no habia sido alcanzado por el agua.

Un bote de rescate se apresuró a dirigirse al lugar en donde se encontraba aquel hombre, y los rescatistas le dijerón:

- Vamos, sube pronto para ponerte a salvo.

A lo que el hombre respondió:

- No se preocupen por mi, Dios me salvará.

Y el hombre se quedó orando en el techo de su casa mientras el bote se alejó poco a poco.

La lluva no se detenia y luego de algunas horas el agua le daba a la cintura al hombre, y otro bote salvavidas se acercó a él y le dijo:

- Vamos, sube rápido o te ahogarás.

A lo que el hombre respondió:

- No se preocupen por mi, Dios me salvará.

Y nuevamente el hombre se quedó orando mientras el bote se alejaba.

Pasarón varias horas y el agua ya llegaba hasta el cuello del hombre, y un helicoptero de rescate se acercó a él y le lanzó una escalera para que pudiera subir, pero el hombre se negó a subir diciendo:

- No se preocupen por mi, Dios me salvará.

Asi que el hombre, con el agua hasta el cuello, nuevamente se pusó a orar mientras el helicoptero se alejaba.

Luego de un rato el agua ya había tapado por completo al hombre y este murió ahogado. Al llegar al cielo el hombre realizó rápidamente los tramites para poder ingresar y una vez adentro se dirigió furioso a buscar a Dios, cuando lo encontró le hizó el reclamo:

- Señor, si tanto confie en ti hasta el final ¿Por qué dejaste que me ahogará?

Ayudate que yo Te ayudareA lo que Dios respondió:

- Te parece poco que te haya enviado dos botes y un helicoptero a tu rescate.

Moraleja: No dejes en manos de Dios lo que te corresponde hacer a ti... "Ayudate que yo te ayudare"

Reflexión: La historia que hoy les compartó es una de mis favoritas, la oí en una misa del padre Juan Pablo quien fué el sacerdote de nuestra comunidad hace un par de años. Mi intención al compartir esta historia no es la de generar polemica religiosa ni de querer imponer mis creencias, la verdad soy muy respetuoso y tolerante en esos temas.

A traves de esta historia quiero mostrarte que es necesario que tu pongas de tu parte para que alcances tus más profundos sueños, no basta que que simplemente lo quieras y sueñes cada dia con ello, debes actuar!!.

No te puedes quedar esperando toda la vida a que "suceda un milagro" que haga que la casa de tus sueños sea tuya de repente o que te conviertas por arte de magia en el empresario que deseas ser; asi no funcionan las cosas, empieza a esforzarte y a poner de tu parte, dá todo de ti y veras como con perseverancia tus sueños se empezarán a hacer realidad.
Compartir en Google Plus

13 comentarios:

  1. esa historia me parece magnifica gracias por compartirla y es la verdad para ser un emprendedor hay que echarle ganas pero tambn no hay que dejarde abatir ni esperar que las cosas caeran del cielo

    ResponderEliminar
  2. Hola estoy muy agradecido con este blog porque realmente veo que no solo buscan beneficio propio,sino tb benefico te todos,muchas gracias,Y que Dios los bendiga...

    ResponderEliminar
  3. Cuando oí esta historia, me puse a pensar en ¿Cuántos botes habrán llegado a mi vida y he dejado ir?

    Dice una frase popular "La oportunidades no se pierden... las que dejas ir otro las aprovecha".

    Es una excelente historia que nos muestra que debemos aprovechar las oportunidades cuando se nos presenten.

    Saludos Y Exitos a todos

    ResponderEliminar
  4. Fernando Jarquin6 de abril de 2010, 8:24

    HOla excelente dia!!! como excelente mensaje !!!en la vida siempre se nos presentan oportunidades pero a veces no las vemos o no las queremos a provechar es por eso que siempre debemos estar preparados ,aprovechar todas y cada una de las oporutnidades y ponerle accion a todo ,les deseoel mejor de los exitos !!!! Fernando Jarquin

    ResponderEliminar
  5. Excelente mensaje, en realidad tenemos que ser proactivos para lograr nuestros sueñ.os, y lo mas importante, no estamos solos

    ResponderEliminar
  6. muy muy muy buen blgo éste!... de hecho el mejor que conozco en el área...y lo mejor es q la mayor parte la descarga es desde mediafire...muy buenos materiales, inspirador...me encanta..adelante así!!!

    ResponderEliminar
  7. Compadre la moraleja es: no dejes en manos de Dios lo que te corresponde hacer a ti...

    ResponderEliminar
  8. y de donde rayos salio esa frase ayúdate que yo te ayudare=?

    ResponderEliminar
  9. Francisco Armando Dueñas Rodriguez30 de septiembre de 2011, 22:19

    La frase no es bíblica, la Mencionó Benjamin Franklin, "God helps who help themselves" (Dios ayuda a los que se ayudan asi mismos). Obviamente puede ser relacionada con Josué 1:6-9 "Esfuérzate y se valiente....". "la frase ayúdate que yo te ayudaré" no es mala, pero para nada es bíblica, y se puede interpretar a que debes depender de ti mismo primero y después de Dios, por el contrario siempre debes de depender de él, pero siempre esforzándote y siendo obediente con lo que debes de hacer.

    Cuando moisé abrió mar Mar Rojo, no se tiro primero al agua atyratar de abrirlo, escucho y obedició la voz de Dios que le Digo "Levanta tu callado", el creyó y se esforzó y lo demás ya sabemos que ocurrió.

    Tenemos que ser esforzados, pero siempre debemos saber que Dios es el que hace que todo suceda, no nosotros. Pero el necesitaque te esfuerzes, que des ese paso de fé. Si no tienes trabajo, sal a buscarlo, y creyendo en que Dios obrará en tu vida, el te dará el indicado.

    ResponderEliminar
  10. Comparto lo que comentas, y lo se por mi mismo, ya que soy muy apocado e inseguro de mi mismo dependiendo siempre de la gracia de Dios, pero lo que no sabia es que el quiere que me esfuerce y que sea valiente como Josué, muchas gracias

    ResponderEliminar
  11. Ahora entiendo todo. Yo antes oraba porque queria cambio y ahora me doy cuenta que yo no le he sido fiel y es lo que empezare a hacer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es!

      Como bien dicen por ahí, "A Dios rogando y con el mazo dando"

      O como dice S. Agustín: "Reza como si todo dependiera de Dios; trabaja como si todo dependiera de ti"

      Saludos!

      Eliminar
  12. Me encanta esta reflexión

    ResponderEliminar

Deja tu Comentario, duda, sugerencia o pedido...