Las 8 crisis del ejecutivo

Un ejecutivo a largo de su trayectoria se enfrenta a las llamadas "crisis del ejecutivo", las cuales es mejor identificar para que cuando nos toque hacerles frente estemos mejor preparados. Les dejo el listado de estas crisis para que no los tomen desprevenidos:

1. La Crisis de la Experiencia

Esta crisis normalmente la vive, un joven ejecutivo con título profesional o sin él, que ha sido contratado por el conocimiento que tiene, pero, que le falta experiencia en el trabajo que desempeña. Normalmente, ve promociones de personas, educativamente en desventaja respecto a él, pero con más experiencia de trabajo. Al ver esta situación, la justifica invocando la injusticia, las palancas o buscando un justificativo a lo que está presenciando.

Esta Crisis, hace añorar al ejecutivo que el tiempo pase rápido

2. La Crisis de la Maestría

En el mundo occidental, un ejecutivo sin maestría, es como una gran lluvia sin paraguas. En el otro lado, muchos consideran que el tener una maestría les garantiza tener la verdad. El pre-requisito para ser gerente, ha sido cumplido, ahora hace falta la esquiva posición en la organización, que a veces tarda en llegar…

3. La Crisis de la Posición

El ejecutivo acaba de ser promovido a la posición añorada por largo tiempo. Dispone de una gran responsabilidad, así como poder. Acaba de encontrar una forma, para él/ella y su familia, que le permitirá mejorar su calidad de vida. Se pregunta: ¿Será que puedo con la responsabilidad? Aquí se define el futuro del ejecutivo: Si lo hace con responsabilidad, ahínco y esfuerzo, de seguro cosechará resultados en el mediano plazo. Si lo toma deportivamente, con seguridad, el futuro le regresará a su punto de partida. El soporte familiar es crucial en este período.

4. La Crisis de los Resultados

El ejecutivo ha venido desenvolviendo una montaña de trabajo que tiene que desarrollar para alcanzar sus metas. No ha logrado implementar una estrategia adecuada para poner sobre la mesa los resultados esperados. Las justificaciones, los prerrequisitos, las fallas de otras áreas de soporte, la falta de apoyo, de personal o de recursos, los tiene a flor de piel. Su posición está comprometida.

5. La Crisis de la Salida

El ejecutivo acaba de salir de la organización: voluntaria o forzadamente. Si ha sido tentado por otra organización, el futuro es promisorio. Si ha decidido emprender, sugerimos que lea Las Siete Crisis del Emprendedor. Si se encuentra a la vera del mercado, su futuro es incierto.

6. La Crisis de la Edad

El ejecutivo acaba de pasar la barrera de los 50 años. Su edad, comienza a ser un obstáculo en su desarrollo ejecutivo. La decisión de abandonar la empresa y encontrar nuevos rumbos se desvanece rápidamente. La estabilidad es añorada.

7. La Crisis de la Inseguridad

El ejecutivo está consciente de la gran experiencia que atesora. Su amplia red de contactos, los logros alcanzados, el reconocimiento público, el próspero pasado, son los ingredientes con los que quisiera amalgamar una fórmula de éxito en el corto plazo. La familia, está ahí para recordarle los errores cometidos, las decisiones discordantes, o lo bueno que hubiera sido el futuro, si, no se hubiera hecho tal o cual cosa. La remembranza de sus logros, le dan energía para continuar. Se pregunta ¿Porqué las cosas no pasan como antaño?

8. La Crisis de la Política

El ejecutivo observa como los valores, la constancia, la experiencia, la educación, los méritos, el sacrificio, el esfuerzo; sucumben ante la componenda, las amistades, la incapacidad y los bajos instintos. Las promociones ejecutivas no se dan por méritos, sino por relaciones. Si este es el caso, prepárese para el desembarco (dejar la empresa) o esté listo para perder el brío, el quemimportismo será el compañero de ruta, que le permita justificar su continuidad.

Autor: Ing. Pablo G. Páez. CEO. Pirámide Digital
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu Comentario, duda, sugerencia o pedido...