6 Razones por las que tu empresa podría fracasar

Si las ventas están bajando, tienes pocos clientes que llaman a tu puerta, o estás teniendo problemas para pagar a los vendedores, es hora de tomar cartas en el asunto.

Aunque cada negocio es diferente, existen razones típicas por las que una pequeña empresa fracasa.

En este post te comparto algunas de las principales causas de fracaso empresarial y te doy consejos para evitar que la estabilidad de tu empresa se vea afectada por cualquiera de esas causas.

Causas del Fracaso Empresarial (...y cómo evitarlas)


Fracaso empresarial

1. No sabes cómo promocionar tu negocio


No todos los dueños de un negocio nacen sabiendo cómo dar a conocer su negocio. Pero cuando los defectos de un dueño ponen su negocio en riesgo, ahí es cuando alguien debe asumir la responsabilidad y tomar medidas.

Si piensas que el marketing es demasiado difícil de comprender, o crees que cuesta más que contratar a alguien, estás fundamentalmente cerrando la posibilidad de encontrar a nuevos clientes. El marketing es una inversión en tiempo, dinero, o ambos.

Medidas para solucionarlo: Comenzar a promocionarse. Si no tienes dinero, invierte una hora o dos a la semana a leer algunos libros, blogs, o artículos sobre marketing y aprende a cómo utilizar las redes sociales, crear un blog, y conoce más sobre relaciones públicas para atraer a más personas a tu página web y/o a tu tienda. Si tienes más dinero que tiempo, pide un presupuesto a algunos consultores de marketing o trabajadores autónomos.

2. Tus precios son demasiado bajos


Si tienes más trabajo del que puedes llevar a cabo pero estás teniendo problemas para llegar a fin de mes, es hora de valorar tu precio. Poner precio a los productos tiende a ser un poco más fácil que poner precio a los servicios, porque sabes lo que te cuesta comprar o hacer esos productos, por lo que el precio se puede determinar fácilmente basado en un margen de beneficio deseado. Pero incluso con los servicios, tienes que gestionar el cobro en gastos de estructuras (servicio del Internet, calefacción/acondicionador), sueldo, y gastos de oficina. Si tienes dificultad de pagar tus propias cuentas, tu beneficio no debe ser tan escaso.

Medidas para solucionarlo: No dobles tus precios de inmediato. Sube los precios para los nuevos clientes solamente y observa cómo se comporta el mercado. Si estás cerrando ventas demasiado fáciles, podrías aumentar estas tarifas incluso más.

3. Realmente no conoces a tus clientes


Crees saber quiénes son, pero a menos que estés realmente informado de tu sector demográfico, conozcas lo que les motiva y entiendas sus problemas, harás un trabajo terrible intentando ofrecer una solución apropiada.

Medidas para solucionarlo: un pequeño estudio de mercados puede ser la clave. Charla con los clientes actuales, utiliza encuestas, haz preguntas en las redes sociales, elabora un mapa de empatía.

4. Piensas que el SEO y las redes sociales no son útiles


Sin tener en cuenta si es una empresa de contabilidad a nivel mundial o la panadería que hay debajo de tu casa, debes comprometerte a realizar una campaña SEO para ayudarte a conseguir más clientes. Después de todo, son las palabras claves que utilizas en tu página web las que ayudan a las personas adecuadas a encontrarte y los enlaces que tienes en línea los que solidifican tu reputación de la marca.

Medidas para solucionarlo: si no tienes tiempo ni dinero, aprende tácticas sobre SEO o contrata a una empresa profesional de SEO que tenga un amplio conocimiento en el tema y puede ayudarte a centrarte en otras áreas de tu negocio, manteniendo al mismo tiempo tu competitividad.

5. No puedes soportar el crecimiento


Empezaste siendo pequeño y no esperabas emerger de inmediato.

Si no estás preparado por el estrés que tus servidores experimentarán, el número de ventas en proceso, o el flujo de llamadas de clientes, seriamente pondrás en riesgo tu reputación de marca.

Medidas para solucionarlo: en general, escalar rápido es algo bueno, pero necesitas un plan para contratar a más personas y enseñarlas a dirigir más tráfico web, llamadas de teléfono, y solicitudes de atención al cliente.

6. No eres experto en el mundo empresarial


No es fundamental que tengas un máster para iniciar un negocio (o incluso una carrera), un entendimiento sólido de finanzas, de dirección, marketing, liderazgo y ventas serán suficientes.

Si has mezclado tu contabilidad personal con la de tu negocio, has tenido problemas para gestionar al personal, o simplemente te echas las manos a la cabeza, tu riesgo de fracaso se multiplica en minutos.

Medidas para solucionarlo: sopesa si quieres ser emprendedor. Muchos propietarios inician un negocio porque era lo que deseaban. Es respetable, pero sin un CEO que sepa cómo llevar un negocio, el desastre está garantizado. Si te comprometes a seguir creciendo, invierte tiempo en clases, talleres, y recursos para fortalecer las habilidades en las que flaqueas.

Toma estas medidas como consejos y empieza a hacer los cambios oportunos para conseguir el éxito en tu empresa.

Acerca del Autor:

Gananci

Este articulo fue escrito por Andrés Gananci, un emprendedor y aventurero apasionado de la vida que fundó su primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigue viajando por el mundo mientras trabaja desde casa.

Compartir en Google Plus

2 comentarios:

  1. Hola Andrés,

    Exceletente post, considero que las causales del fracaso que mencionas son puntos vitales que debemos tener en cuenta para no caer en ellas y mejorar, tus recomendaciones me ayudan mucho a dar solución en lo que estamos fallando.

    Gracias por tus consejos. Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Es importante realizar SEO para empresas que desean lograr posicionamiento web para aparecer en los primeros lugares de google, les recomiendo el servicio de

    posicionar paginas web colombia
    con resultados efectivos

    ResponderEliminar

Deja tu Comentario, duda, sugerencia o pedido...