Relación entre productividad y las horas de trabajo

El factor tiempo juega un papel muy importante para cualquier persona y organización, sin embrago la manera en que es utilizado ese tiempo es aun de mayor importancia e implicancia en el día a día social, laboral y bienestar general. Cuando la organización y los trabajadores concuerdan con esto, se puede fomentar un ambiente y la implementación de jornadas de trabajo acorde a las necesidades de ambas partes, sin que ninguna se vea afectada.

Los gobiernos a nivel mundial han empezado a considerar la reducción de la jornada laboral con el fin de motivar e incrementar la productividad y mejorar la calidad de vida social del trabajador. Pero ¿Qué relación existe entre la productividad y las horas de trabajo?, ¿La productividad supone más o menos horas de trabajo?

Mucho se ha hablado de este tema y existen diversas posturas respecto al respecto, varios estudios se han realizado por distintos países con el fin de recortar la jornada laboral y han arrojado resultados contradictorios.

Productividad
Imagen por Shutterstock

La verdad vs lo que se piensa

Algunos países han logrado mejorar la productividad al reducir las jornadas laborales, tal es el caso de París, Lyon y Moscú, además han logrado mejorar sus salarios debido a la alta productividad, del otro lado de la moneda tenemos países como Venezuela, Nicaragua, Suecia, Corea del Sur que han reducido la jornada laboral y su productividad no vario o países como Chile, México y Costa Rica que tienen las jornadas laborales más extensas y su productividad no se corresponde.

Hay quienes piensan que mientras más se trabaje más se produce, algunos plantean que con la reducción de la jornada las personas van a producir más, pero se olvidan de los factores culturales, sociales y económicos que llevan la relación trabajo y productividad.

Los datos pueden ser interpretados de distintas maneras, puede significar que el bienestar personal no guarda relación con la cantidad de horas trabajadas, las jornadas cortas de trabajo pueden significar una intensificación del trabajo que conlleva a un aumento en niveles de estrés, fatiga, afectando la calidad del trabajo o el caso contrario la persona trabaje más motivada y relajada, pero dependerá del contexto de las relaciones laborales donde debe aplicarse un sistema más colaborativo y de menos confrontación.

No es cuestión solamente de disminuir o aumentar la jornada laboral, sino cambiar la perspectiva de tener un horario, adaptando un modelo que atienda las necesidades de los trabajadores sin descuidar los requerimientos de los negocios. Debido al agotamiento físico las personas no podrán ser productivas con jornadas muy extensas, la flexibilidad laboral funciona tanto al empleado como a la organización ya que permite utilizar eficientemente los recursos disponibles.

Te recomendamos leer ➔ Cambiando el Paradigma Tradicional: trabajar sin jefes y 4 días a la semana

Productividad y horas de trabajo

Las horas de trabajo no son el único indicador importante en la productividad de los trabajadores, existen factores como la satisfacción y la motivación, que influyen en la productividad de los mismos.

Esto pone en consideración la implementación de una nueva estructura de trabajo, que busque generar mayor calidad de vida y no solo riquezas.

Es vital cambiar el paradigma de la relación empleado y empleador, promoviendo el trabajo en busca de objetivos comunes, lo que requiere voluntad y cooperación de ambas para obtener un  ganar-ganar que permita avanzar hacia el desarrollo.

Las organizaciones deben brindar condiciones laborales que permitan al trabajador desarrollarse y vivir dignamente para lograr mejores trabajos que se resuman en mayor colaboración y productividad.

El establecer metas claras, lideradas y supervisadas por personal capacitado brinda las condiciones necesarias para que cada empleado pueda llevar a cabo su tarea de manera eficiente y eficaz marca una pauta para comenzar a salir de la productividad medida por horas de trabajo y entrar al mundo verdaderamente productivo del trabajo por cumplimiento de metas, donde cada trabajador puede auto-gestionarse y administrar su tiempo en función de los objetivos.

Te recomendamos leer ➔ 15 Claves para trabajar de manera inteligente y lograr mejores resultados

Acerca del Autor: Este articulo fue escrito por Matias Riquelme, Creador y editor del sitio web Web y Empresas

1 comentarios:

  1. Muy interesante artículo, aunque creo que la productividad depende mucho más del estado de ánimo de cada uno. A veces, curiosamente, nos mostramos mucho más productivos al final de la jornada que al principio de la jornada.

    Supongo que el total de horas de la jornada laboral también afecta al estado anímico de cada uno.

    ResponderEliminar

Deja tu Comentario, duda, sugerencia o pedido...