7 Consejos para optimizar tus gastos y mejorar tus finanzas

10 de julio de 2020

7 Consejos para optimizar tus gastos y mejorar tus finanzas

Foto del Autor

Para lograr tus metas financieras no solamente tienes que aprender cómo ganar dinero, sino también cómo administrar eficientemente tus recursos.

La gran mayoría de las personas viven sumergidas en un ciclo en el que sus gastos se incrementan constantemente a medida que incrementan sus ingresos, llegando incluso a deber más de lo que tienen; por esto difícilmente logran progresar financieramente.

Si quieres comenzar tu camino al éxito financiero, un buen punto de partida es justamente tomar control de tu dinero. A continuación, te compartimos siete consejos prácticos para poner en orden tus cuentas, optimizar tus gastos y mejorar tu flujo de efectivo.

Cómo reducir gastos y mejorar los resultados financieros

Consejos para optimizar tus gastos y mejorar tus finanzas
Imagen por Kan_Chana / Shutterstock

1. Estructura y organiza tus gastos

Sin orden, no hay control. Toma una libreta, una hoja de cálculo o tu herramienta de finanzas personales favorita y comienza a listar tus gastos recurrentes.

Te recomendamos organizarlos por categorías, así vas a tener una perspectiva más clara de cómo estás usando tu dinero.

Ten en cuenta incluso aquellos gastos que normalmente pasas por alto porque consideras irrelevantes.

Aquí tienes algunas apps de finanzas para emprendedores.

2. Identifica los gastos que puedes optimizar

Teniendo tus gastos definidos y estructurados, ahora si te será mucho más fácil identificar qué gastos puedes eliminar y qué gastos puedes optimizar.

Muchos de tus gastos recurrentes están ahí simplemente porque te acostumbraste a asumirlos, pero seguro que si te detienes a analizarlos con detalle verás que puedes prescindir de algunos de ellos.

Algunas estrategias para optimizar los gastos que decidas mantener son:

  • Evalúa diferentes proveedores y quédate con el que te ofrezca el mejor servicio al mejor costo.

  • Si no quieres cambiar de proveedor, revisa los diferentes planes que te ofrece tu proveedor actual y negocia con él. Puede que estés pagando de más por beneficios que no estás aprovechando.

  • Si siempre te queda del producto o servicio sin consumir al final de un periodo económico, puedes considerar reducir las cantidades que estás adquiriendo.

  • Revisa los gastos indirectos asociados a los productos y servicios que adquieres recurrentemente, puede que ahí existan diversos gastos que se pueden eliminar o reducir.

  • Comparte tus gastos con otras personas para que puedan acceder a mejores precios al comprar por volumen.

3. Vende lo que no necesitas

Lo que no necesitas te está robando tiempo, espacio y energía. También, puede que esas cosas que no necesitas te estén generando gastos adicionales de almacenamiento y mantenimiento.

Deshazte de todo aquello que no necesitas. Si lo vendes, incluso estarías ganando algo de dinero extra para invertir en tus planes de crecimiento financiero.

4. Salda tus deudas

Toda deuda tiene un costo financiero del que las personas no suelen ser conscientes. Tener una deuda es prácticamente poner tu dinero bajo una tasa de rendimiento negativa.

Las deudas solo tienen sentido cuando se usan para invertir en proyectos cuya rentabilidad supera la tasa de interés de la deuda.

Si en estos momentos estás afrontando el pago de diversas deudas, lo mejor es que las pagues cuanto antes porque estás perdiendo dinero.

Una buena estrategia para aquellos que cayeron en el error de endeudarse con diferentes entidades es renegociar las tasas de interés o ir a donde una entidad que recoja todas sus deudas ofreciéndole una mejor tasa de interés.

5. Elabora presupuestos

La planificación financiera es sin duda tu mejor herramienta para mantener bajo control tus gastos.

Los expertos recomiendan al menos establecer los siguientes presupuestos personales:

  • Presupuesto de gastos personales: en él incluyes tus gastos de vivienda, vestimenta, alimentación, servicios públicos, etc.

  • Presupuesto de gastos de trabajo: en él incluyes los gastos asociados a la ejecución de la actividad que te genera ingresos.

  • Presupuesto de gastos de entretenimiento y vacaciones: destina una parte de tus ingresos a tu bienestar personal, a actividades sociales y a descansar adecuadamente.

  • Presupuesto de gastos imprevistos: algunos lo llaman tener “un colchón de seguridad” y corresponde a destinar una parte de tus ingresos para afrontar gastos que puedan surgir de forma repentina. Sin este presupuesto, puedes verte obligado a adquirir costosas deudas para afrontar los imprevistos.

  • Presupuesto de ahorro: también ahorra parte de tu dinero con el objetivo de poder considerar alternativas de inversión o para realizar compras grandes sin necesidad de endeudarte.

Pero recuerda que no basta con establecer presupuestos; tienes que cumplirlos. Sé muy estricto. La disciplina es un componente fundamental de una vida financiera saludable.

6. Usa la tecnología

Existen muchas formas en las que la tecnología nos puede ayudar a mejorar nuestras finanzas personales.

En primer lugar, existen herramientas y aplicaciones que nos permiten organizar y gestionar nuestra información financiera. Si las usas, te será mucho más fácil optimizar tus gastos y establecer presupustos.

En segundo lugar, hay plataformas enfocadas en ayudarnos a encontrar los mejores precios de los productos y servicios que requerimos. Por ejemplo, si quieres encontrar un buen seguro para tu coche, existen plataformas para calcular precio de seguro de coche y comparar entre diferentes alternativas. De igual forma hay comparadores de servicios turísticos, profesionales, financieros, etc.

En tercer lugar, las herramientas digitales te permiten ser más productivo, permitiéndote ahorrar tiempo, esfuerzo y dinero. Por ejemplo, hoy existen aplicaciones te ayudan a priorizar tus actividades para enfocarte en aquellas que te producen los mejores resultados.

7. Invierte

Finalmente, si quieres incrementar considerablemente tus resultados financieros, tienes que invertir.

Invierte en mejores herramientas, en activos financieros, en capacitarte, en trabajadores de apoyos en los que puedas delegar trabajo operativo y en todo aquello que te permita ganar tiempo y aumentar tu capacidad de producción.

Sin inversión no habrá crecimiento.

Si quieres aprender más del tema, aquí tienes más de 20 cursos online de finanzas.

¿Has aplicado alguno de los consejos mencionados? ¿Cuál otro consejo agregarías? ¡Déjanos tus comentarios y aportes acerca del tema!

Este articulo tiene 0 comentarios

¿Qué opinas de este tema? Deja tus comentarios y aportes...

Articulo Siguiente Articulo Siguiente
Articulo Anterior Articulo Anterior