Los reyes del Marketing y sus secretos: Los numero 1 apuestan por algo más que buenas ideas

Innovación, creatividad, ética, sentido común, corazón, agilidad... Los mejores nos brindan sus claves para triunfar.

El denominador común de estos grandes nombres es uno: pasión por su trabajo

Sus marcas son muy conocidas dentro y fuera de nuestras fronteras. Son sus mejores embajadores y han hecho de ellas elementos imprescindibles de nuestras vidas. ¿Qué tienen en común Bassat, L’Oréal, Don Simón, Pronovias, McDonalds, Coca-Cola, Microsoft, Adolfo Domínguez, Imaginarium e Ikea? Un puñado de directivos que han convertido al mercado actual en su mejor aliado.

reyes del Marketing

Luis Bassat


Para el presidente honorífico de Bassat Ogilvy y fundador de esta compañía, el marketing y la publicidad no tienen secretos. Todo se resume en una frase que pronunció hace ya muchos años: «Cuando tengamos a los mejores profesionales, haremos las mejores campañas para los mejores clientes. Cuando hagamos las mejores campañas para los mejores clientes, ganaremos dinero. El dinero en esta profesión se gana cuando buscas la excelencia».


Marcos de Quinto


«De repente pensé: “¿y por qué no marketing?”». Así, de sopetón, descubrió su vocación el actual presidente de Coca-Cola España. La curiosidad es para él la clave en una profesión que su empresa ayudó a crear. «¿Y si las cosas no son como las vemos? Esas ganas de probar, de ensayar, son muy importantes. Nosotros decimos que trabajamos conjuntando el arte y las matemáticas. Somos muy creativos: creemos en ideas locas, pero sustentadas en un buen análisis».


Rosa Mª García


«Es como ser sordo y ver a gente bailando. Si tú no tienes pasión por la tecnología, ni por los clientes, ni por las empresas, es muy difícil que encajes en este mundo de locos». Para la vicepresidente de Microsoft Europa, los sentimientos no se pueden ni deben desligar nunca de la venta. Razón tendrá cuando continúa imparable su escalada de puestos.


Fala Corujo


«A veces voy al supermercado y cuando llego a casa digo: “Pero si no he comprado nada; si sólo he estado colocando los Don Simón”». La directora de Marketing de García Carrión ve en el sentido común la mejor de las herramientas de esta profesión. Su marido y presidente de la compañía añade un par de cualidades imprescindibles: innovación y agilidad. «Si no, estás muerto».


Adolfo Domínguez


Diseñador y empresario, él mismo creó su primera estrategia de marketing para defenderse de quienes le acusaban de mala calidad. «Ese “la arruga es bella” nació para convencer a la gente de que, aunque se arrugara, el lino era bellísimo». Su gran arma: la ética. «Detrás de cada gran empresa —IBM, El Corte Inglés— hay un compromiso ético importante».


Félix Tena


El presidente de Imaginarium triunfó en el mundo de la empresa con apenas 22 años. Un juego llamado «Zaragozeando» fue el culpable de su éxito. Tras estudiar Empresariales en Estados Unidos crea su compañía, un auténtico reino para los más pequeños. ¿El secreto del éxito de una marca hoy conocida por todos? No perder el contacto con la realidad: «La esencia de un juguete es hacer al niño sentir».


Luis del Valle


L’Oréal España es un ingeniero de los muchos que, por azares de la vida, acaban trabajando en marketing. Más de 25 años de directivo en esta compañía líder le convierten en una de las voces más autorizadas del sector. Para él, los profesionales españoles pecamos, precisamente, de falta de marketing: «Trabajamos muy bien, pero nos vendemos muy mal. No nos gusta darnos importancia ni explicar demasiado nuestras proezas».


Montse Maresch


La directora general de Ikea en España creó su primer negocio, una consultoría de marketing, sin haber cumplido los 25 años. Aviaco, Iberia y Cortefiel la vieron crecer en el sector hasta llegar a la empresa sueca. «Desde el principio me acostumbré a trabajar con gente inteligente, joven, dinámica y con mucha autonomía».


Patricia Abril


Kodak, Unilever, Colgate, Gillette, Burger King... Hasta llegar a la presidencia de McDonalds España, tuvo que recorrer un largo camino. Para ella, en esta profesión resulta clave estar abierto al «aprendizaje, lo que implica cierta autocrítica, y una motivación de logro, pero de logro interior. Otra cosa importantísima es que sean muy respetuosos con las reglas del juego: evidentemente se piden resultados, pero no todo vale».


Alberto Palatchi


El presidente de Pronovias ha conseguido dar la vuelta a la imagen de su empresa, convirtiéndola en sinónimo de glamour y lujo. Adaptarse a un mercado en cambio ha sido para él la clave. «Yo he aprendido sobre todo de los éxitos. El éxito te hace prisionero de tu propio proyecto, te ata a él, pero también te da una gran energía. Un empresario es como el sol: debe iluminar y dar calor, y esa energía la tienes que sacar de algo o te vacías. Esa energía no sale del cerebro sino del corazón».

«Todos de alguna forma compramos sueños: nos mueven las emociones»

Marcas propias


I.M.

Para la experta en grandes marcas María Eugenia Girón, en esta profesión no hay trucos. «Como en todos los proyectos empresariales hay dos momentos clave: definir la estrategia, el camino, la visión, y después, construir el equipo que va a ejecutar esa visión; que va a hacerla posible». «Una marca transmite una serie de valores racionales, pero, sobre todo, unos valores emocionales», afirma la que fuera consejera delegada de Carrera y Carrera. «En el entorno español implantamos bien conceptos que vienen de fuera, aunque pocas veces es al revés: somos los españoles quienes sacamos fuera nuestros propios productos y nuestras propias marcas. Yo he tenido la enorme suerte de estar en estos proyectos concebidos aquí y que se convierten en embajadores de lo que somos fuera. Eso es un privilegio único. Es construir un sueño. Todos de alguna forma compramos sueños: lo que nos mueve son las emociones».

Compartir en Google Plus

2 comentarios:

  1. Creo profundamente en lo que dicen al principio del post sobre la pasión por lo que se hace, cuando uno hace algo que le gusta, cuando pasión en cada actividad, las cosas salen mucho mejor desde el comienzo, porque es otra la energía que uno mismo le da a este acto.

    ResponderEliminar

Deja tu Comentario, duda, sugerencia o pedido...