De la nada al todo: Regalo Original como caso de éxito en el sector del comercio electrónico

RegaloOriginal.com es un eCommerce que empezó literalmente de la nada y que casi quince años después cuenta con una situación privilegiada: crecimiento sostenido, 35 empleados, varias fábricas y miles de pedidos al año. ¿Cómo se consigue pasar de hacer desayunos a domicilio en la habitación de casa a un panorama tan halagüeño?

En este post vamos a contar este caso de éxito, pero que nadie espere un artículo convencional o enfocado a ensalzar la empresa. Lo que vamos a hacer es un recorrido a través de diferentes hitos, para que aquellos que quieren comenzar su propia aventura empresarial tengan referencia en momentos tan importantes como la contratación del primer empleado o la firma del alquiler de la oficina.

Lo bueno y lo malo de ser Pioneros


Caso de éxito en el Comercio Electrónico

Hay una clara brecha generacional entre los emprendedores pre-crisis y los emprendedores post-crisis. Y no es una cuestión de edad, de inversión o de hoja de ruta, sino de ecosistema. Cuando empezó Regalo Original, en 2002, eso de emprender no se llevaba tanto: las incubadoras eran para bebés, las aceleradoras de partículas y si decías la palabra entrepreneur sugería más gastronomía francesa que emprendimiento.

Tampoco existía cultura empresarial. El que montaba una empresa era poco menos que un aspirante a opresor de obreros, mientras que hoy en día el emprendimiento se asocia a personas intrépidas, respetables y con carisma. Por tanto, nuestros orígenes pueden resultar un ejemplo inspirador y bucólico, ya que es una historia bonita pero no necesariamente práctica.

Pablo Kreimer y Romina Fride fundaron Regalo Original en 2002 como Tele Desayuno, una web que ofrecía desayunos a domicilios. La primera oficina, si es que puede denominarse así, fue una habitación de su domicilio particular. Y eso en un país que no era el suyo, ya que ambos habían llegado de argentina solo unos meses antes.

Primeros años de trabajo: los días no vividos

Los primeros años de trabajo supusieron un cambio total en la decoración de la casa. Por todas partes había cajas de cartón para los pedidos, productos para hacer desayunos u hojas con rutas de reparto. La imagen es evocadora: una pareja que trabaja muy duro y que poco a poco se va haciendo un hueco.

Tras una primera fase sin inversión, en la que el marketing pasaba por el boca a boca o por comentarios que ellos mismos dejaban en foros de Internet, se dieron cuenta de que el SEM era la clave. Los anuncios en redes sociales (como una embrionaria Facebook) o en el programa Adwords de Google supusieron un salto cualitativo casi inmediato.

Es en este momento cuando la historia se puede volver una buena referencia para gente que quiera emprender hoy en día, ya que a partir de este punto surgen las inquietudes de cualquier otra pyme.

Primeros empleados, nuevas líneas de producto

Cuando surgió la necesidad de contratar a los primeros empleados, también se despertó el clásico debate: ¿familiares o desconocidos? Contratar familia asegura confianza en la primera persona a la que la empresa le paga, pero también es innegable que existen inconvenientes. En Regalo Original se considera un acierto haber acudido a personas de confianza, pero no excesivamente cercanas. Por ejemplo, el primer empleado (un repartidor) era el conserje de la urbanización de Pablo y Romina, el cual todavía sigue trabajando en Regalo Original.

Más clientes se tradujo necesariamente en más feedback. Escuchar a quienes compraron de manera temprana en la web fue clave para el desarrollo de este eCommerce, ya que les permitió abrir nuevas líneas de negocio. Así, cuando los usuarios empezaron a demandar que los desayunos los entregaran unos mariachis, poco a poco se fueron introduciendo en el sector de las experiencias. Por ejemplo, durante una época el desayuno podía ir acompañado del masaje de un fisioterapeuta.

Con el tiempo, no solo se demandaron desayunos, sino otros artículos como cestas de aromas o productos personalizados. Y así, de a poco, según la compañía iba teniendo liquidez, se fueron comprando máquinas. Fue así como en 2005 se pasó de Tele Desayuno a la marca actual, Regalo Original.

La época de grandes decisiones


Caso de éxito en el Comercio Electrónico

Muchos ecommerce comienzan en una casa. No hay mejor señal que la casa se quede pequeña, pero también no hay decisión más trascendental que escoger una primera oficina. En este caso, como eCommerce, el principal motivo fue el logístico. Regalo Original se estableció en Manoteras en 2006, un barrio del norte de Madrid. Quizá no fuera la zona más bonita o más glamourosa, pero tenía muchas cosas importantes: muchos accesos por carretera a Madrid y a ciudades de su área metropolitana, cercanía a la delegación de mensajería que se encargaba de distribuir los productos pequeños por toda la Península, buena relación calidad/precio en las naves industriales…

En esa época la plantilla creció hasta las diez o doce personas. El ecommerce funcionaba muy bien, se había convertido en una referencia y el trabajo cuidado al milímetro en aspectos como el SEO estaba dando sus frutos. En fechas señaladas (como San Valentín o el Día de la Madre) la plantilla se duplicaba de manera eventual para poder atender una carga de trabajo mucho mayor que el resto del año, de lo cual se extrae una nueva conclusión: todas las empresas requieren un plan y un método, pero sobretodo flexibilidad.

De cómo afrontar una crisis

Cuando Regalo Original tenía unas tasas de crecimiento enormes, llegaron los peores años de la crisis. La compañía crecía a un ritmo mucho menor, pero sin embargo no tenía problemas de liquidez. ¿Por qué? Esta situación no era propia de Regalo Original, sino de muchos otros ecommerces. A diferencia de las empresas convencionales, que sufrían con facturas a 30, 60, 90 o más días que luego nunca se pagaban, en Regalo Original los pedidos solo se ponen en marcha una vez el cliente ha pagado.

Pese a ello, muchas tiendas online cayeron durante la crisis por no renovarse o no invertir, precisamente porque en ese momento nadie lo hacía. Regalo Original pudo seguir creciendo en esos años porque se cambió de sede, pasando en 2011 de Manoteras a Alcobendas. El momento tenía más riesgos, pero también más oportunidad: el mercado inmobiliario estaba paralizado y comprar una nave industrial era más barato que nunca en ese momento. Precisamente, aprovechar las oportunidades que van surgiendo tiene mucho que ver con la ya mencionada flexibilidad.

En esos años (entre 2007 y 2014 fundamentalmente) la clave para sobrevivir fue el marketing de guerrilla. Promociones que acababan en pocas horas, concursos en redes sociales con unos premios súper llamativos, secciones en la web dedicadas a productos low cost… Todo lo que fuera necesario para llenar más y más carritos.

Situación actual: salto a Europa

Y así es como se llega a la época presente. La compañía ha vuelto a tasas de crecimiento muy grandes, sobrepasa ampliamente los 30 empleados y por primera vez se desarrolla la idea de crecer a nuevos mercados. El hecho de tener cercanía a los grandes puntos de distribución hace que se puedan entregar productos por toda Europa en plazos asumibles.

Esta nueva etapa se traduce también en el surgimiento de nuevos departamentos, como traducción, marketing o recursos humanos. Áreas que complementan el trabajo de los repartidores o de la zona de fabricación y que liberan de carga de trabajo a los fundadores de la empresa, cuyas agendas no pueden estar más cargadas.

En este boom del emprendimiento, tener una cierta trayectoria es positivo, pero no necesariamente una garantía de éxito. Cada vez hay más competidores, más proyectos que crecen vertiginosamente y que de un día para otro son los players más poderosos del sector. Por eso, pese a que la posición actual sea nueva, volver a insistir en valores como la innovación, la reinversión de las ganancias o el contacto constante con los clientes.

Gracias a Regalo Original por compartirnos su inspiradora historia :)

Compartir en Google Plus

3 comentarios:

  1. Excelente historia de emprendimiento y éxito, he ahí el valor de llevar una idea a su materialización y ejecución, y todo en definitiva se puede lograr con empeño, dedicación y perseverancia.

    Muchas felicitaciones por lo que han logrado.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Excelente articulo y caso de exito. Gracias

    ResponderEliminar
  3. Es ver este tipo de casos y darme pena los pequeños comerciantes ahogados por la crisis. ¿No ven que el comercio electrónico es la salida perfecta?

    ResponderEliminar

Deja tu Comentario, duda, sugerencia o pedido...