6 de marzo de 2018

Qué es Lean Startup y cómo aplicar esta metodología para crear tu empresa

Foto del Autor

No es para nada nuevo que el 90% de las nuevas empresas fracasan fracasan. Si, es verdad… depende de la categoría de la empresa, del país, y de muchos otros factores. Pero, en general, 9 de cada 10 startups fracasan.

Muchos dueños de negocios gastan mucho tiempo y dinero intentando construir una empresa y crecer para que sea un exitoso negocio. Pero, después de varios meses de duro trabajo (o en algunos casos incluso años), se dan cuenta que eligieron una mala idea de negocio o que tomaron el camino incorrecto, lo cual provocará, sin lugar a dudas, el fracaso de su compañía.

Para afrontar este gran problema al cual se enfrentan la mayoría de los empresarios, algunos pensadores han desarrollado un plan de estrategia para empezar una empresa, llamado “Lean Startup”, que consiste en empezar el negocio de la forma más ligera posible y utilizando la menor cantidad de recursos, para, en primer lugar, validar la idea de negocio.

Veamos este nuevo concepto.

¿Qué es Lean Startup?


Qué es Lean Startup y cómo aplicar esta metodología para crear tu empresa

Más que una teoría fija e infalible, Lean Startup es una filosofía innovadora que ayuda a los emprendedores a iniciarse en sus proyectos de manera satisfactoria, haciendo uso del modelo lean, evitando las trampas del pensamiento tradicional. Esta reconoce un circuito (crear-medir-aprender).

Los proyectos se realizarán a partir de cada versión de tu producto, planes, estrategias de marketing y muchos otros factores que harán funcionar tu negocio. A esto se le llama motor de crecimiento. Esta, se basa en dejar de lado los planes, las estrategias y análisis que dan resultados sistemáticos, para adoptar prácticas que se basan en la prueba y el aprendizaje. Con esto logramos saber que con aprendizaje tenemos una visión mucho más certera y no caemos en la incertidumbre.

¿Cuál es el proceso para crear una empresa con lean startup?


Lean Startup

Paso 1: PMV

Muchos emprendedores no saben ni por dónde empezar, esto obviamente debido a la poca información que se tiene al iniciar un proyecto. Los errores provienen del "simplemente hazlo", lo cual, lleva a hacer preguntas vagas a consumidores que ni siquiera saben lo que quieren. Hay quienes, además, se basan en datos estadísticos y desarrollan miles de teorías, pero pocas veces triunfan, debido a que sus datos son erróneos. Esto depende de las interacciones entre producto y consumidor.

Pero, ¿cómo podemos deshacernos de estos inconvenientes?

Aquí es cuando entra el producto mínimo viable (PMV). Es el uso de bajos recursos en tu producto para así poder poner a prueba hipótesis fundamentales del negocio y adentrarte a las prácticas de crear-medir-aprender con el mínimo esfuerzo. Esta, además, responde cuestiones técnicas y de diseño. Tal vez la simpleza de tu producto no guste a los clientes, pero muchas veces la calidad proviene de un elemento no tan complejo.

Paso 2: La Contabilidad de la Innovación

Ahora debemos ver qué tan cercanos o alejados estamos de nuestros objetivos, la distancia entre nuestro primer producto incompleto hasta el producto ideal. La contabilidad de innovación nos ayudará en esto. Es una alternativa a la contabilidad tradicional. Se miden las decisiones de priorización del producto y quiénes serán los consumidores objetivos. Esta comienza validando una hipótesis, definir sus objetivos y métricas adecuadas para llegar a ellos. La realización de las pruebas y experimentos, como explicamos anteriormente, y, por último, el análisis e interpretación de los resultados.

Si haciendo uso de esta, se siguen obteniendo malas ventas, las empresas optan por el camino del pívot.

De manera paralela o en combinación, se puede hacer el uso del Lean Startup Canvas que generan modelos de negocio haciendo uso de estructuras en donde podemos ver nuestra empresa por un lado y el mercado de consumidores por el otro. Esta herramienta nos sirve como punto de partida para diseñar nuevos escenarios y modelos.

Paso 3: Pívot

Para seguir progresando en tu proyecto deberás tener en cuenta distintas variedades de enfoques según lo que tu producto requiera para su mejoramiento, y así, tener un mejor sostenimiento de tu negocio. Para eso harás uso del pívot (un tipo especial de cambio para dar una nueva hipótesis fundamental a tu producto, el modelo de negocio y el motor de crecimiento). Existen muchos ejemplos de pívot, pero entre tantos está Amazon, que pasó de vender solamente libros a infinidad de productos. En este caso, se usó el pívot de alejamiento (zoom-out), en el cual, se agrega una nueva característica al producto.

El método lean startup aconseja no tomar referencia al pie de la letra en empresas ya famosas y hacer pruebas uno mismo con el error y aprendizaje, ya que, esa es la fórmula más simple para llegar al éxito. Pon a prueba el método y pasa a ser un negocio lean.

Genial, ya sabes los 3 pasos que tenes que llevar a cabo para emprender con Lean Startup. Pero esto no asegura de ninguna manera el éxito de tu empresa. Existen una infinidad de causas por las cuales tu startup puede fracasar, incluso cuando todo esté funcionando perfectamente.

Pasión y conocimiento: otros factores clave para el éxito de tu startup

En los últimos años ha habido un impresionante incremento en el número de startups que fracasan. Algunos expertos y empresas tratan de reducir este gran número, a través de diferentes estrategias, como por ejemplo, entrevistas con “failed startup”. Sin embargo, este porcentaje continua siendo demasiado grande, principalmente porque muchos emprendedores carecen de pasión al empezar su negocio. La mayoría simplemente quieren ganar dinero y alcanzar la estabilidad financiera, pero no son apasionados con su proyecto, lo que produce el fracaso.

Poner en marcha una startup que te apasione no es una tarea difícil. Es solo cuestión de ver si tu hobby o la actividad que te hace feliz es de utilidad para cubrir una necesidad de la sociedad. Ahí se encuentra el mercado. Después de identificar su fuente de satisfacción y demanda social, deberás realizar pruebas y más pruebas, hasta encontrar una forma correcta de emprender.

Con esto logramos saber que, si realizamos un emprendimiento con falta de pasión y conocimientos y por pura conveniencia, nos toparemos con millones de dificultades y desgracias.

Debes tener en cuenta que has de emplear un nuevo negocio con pasión como una meta para lograr objetivos y dar sentido a alguna habilidad o idea que tengas para brindar servicio a tu comunidad, como un plus para mantenerte económicamente y, tal vez, lograr la libertad financiera.

Si llevamos a cabo un negocio del cual no estamos apasionados de, únicamente por conveniencia, nos encontraremos en el camino con millones de dificultades y obstáculos. ¡Incluso más de los que te vas a encontrar por el simple hecho de emprender!

Ya sabes lo que hay que hacer. Si de verdad quieres alcanzar la cima del éxito creando tu propio negocio y poder lograr la libertad financiera que tanto buscas, tendrás que encontrar una idea de negocio que se ajuste a tus intereses y pasiones, y deberás empezar de forma lean, utilizando los menores recursos posibles.

Más información sobre Lean startup

Acerca del Autor: Este articulo fue escrito por Marta Val

Este articulo tiene 0 comentarios

¿Qué opinas de este tema? Deja tus comentarios y aportes...

Articulo Siguiente Articulo Siguiente
Articulo Anterior Articulo Anterior