Esta pareja quería viajar con su perro y creó un exitoso negocio de accesorios para mascotas viajeras

3 de enero de 2024

Esta pareja quería viajar con su perro y creó un exitoso negocio de accesorios para mascotas viajeras

Foto del Autor

En enero del 2021, una joven pareja se encontraba aburrida en casa luego de la celebración de año nuevo. En medio del aburrimiento, decidieron hacer un viaje de más de 400 kilómetros en moto en compañía de su perro, pero enfrentaron múltiples dificultades durante el recorrido. Esta experiencia los llevó a pensar que posiblemente otras personas también tenían dificultades para viajar en compañía de sus mascotas, así que decidieron crear una tienda de productos y accesorios para mascotas viajeras. Hoy en día, su empresa genera 10 empleos, cuenta con 2 establecimientos y exporta a España y varios países de Latinoamérica¿Cómo lo lograron?

La historia de PerritosWing, un negocio de accesorios para mascotas viajeras que nació del amor a un perro

Los protagonistas de esta historia son Brayan Stevan Ducuara y Lizeth Mosquera, una pareja de jóvenes esposos colombianos apasionados por los perros, las motos y los viajes.

Brayan creció en el campo, esto lo llevó a desarrollar un gran amor por los animales. Tras terminar el colegio, pensó en ingresar a la universidad, pero no pudo debido a sus malas calificaciones, entonces decidió comenzar a ofrecer servicios como cuidador y paseador de perros. Inició su negocio bajo el nombre PerritosWing, un nombre que creó uniendo las palabras “Perritos”, por su amor a los perros, y “Wing”, porque también le gustaba el paracaidismo. En ese entonces, llegó a cuidar unos 20 perros cada día.

A la par que manejaba su negocio, Brayan se inscribió en el programa de Mercadeo en un instituto de formación técnica llamado SENA. Durante el día y la tarde se dedicaba a cuidar y pasear perros, y en las noches estudiaba. Al completar su programa de formación, se vio en la obligación de cesar las operaciones de su negocio porque le salió una pasantía en una multinacional de mascotas llamada Gabrica. No fue una decisión fácil de tomar, pero lo hizo pensando en su futuro profesional.

Al concluir la pasantía, la multinacional le ofreció un contrato a término indefinido gracias al buen trabajo realizado. Él aceptó entusiasmado y permaneció allí algunos años.

En el 2018, llegaría a su vida una de sus más grandes inspiraciones: Oslo, un perrito criollo-pitbull al que adoptó y que se convertiría en su fiel apoyo y compañía.

Un día, Oslo adquirió una enfermedad letal llamada Erliquiosis, la cual es transmitida por las garrapatas. Brayan, desesperado, le prometió a Oslo que, si se recuperaba, lo llevaría a viajar por diferentes países. Afortunadamente, Oslo se recuperó y Brayan guardó esa promesa como un motivo más para lograr sus sueños.

A principios del 2020, llegó la Pandemia de la Covid-19 que obligó a muchas empresas a detener sus operaciones de forma indefinida. Para fortuna de Brayan, la multinacional con la que trabajaba mantuvo los empleos de todos los trabajadores, lo cual fue un gran apoyo para ellos en medio de la crisis. Sin embargo, pese a que tenía un buen trabajo, Brayan sentía que necesitaba un cambio en su vida. Se sentía vacío y anhelaba construir algo propio retomando la marca que había creado años atrás.

Mientras enfrentaba esta crisis existencial, conoció por Instagram a Lizeth Mosquera, una chica con quien compartía su amor por los animales.

Desde temprana edad, Lizeth tuvo claro que quería ser veterinaria, pero por cosas de la vida terminó estudiando una carrera ambiental. Esta carrera le permitió conseguir un buen empleo en Transmilenio, que es el sistema de transporte masivo de la ciudad de Bogotá.

Al igual que Brayan, Lizeth también se sentía vacía y quería tener su propia marca de algo, aunque no sabía de qué. Previamente había intentado con diversos emprendimientos, como hacer terrarios, realizar trabajos universitarios, diseñar joyería reciclable, fabricar tapabocas, vender maquillaje, perfumes y ropa de lencería, comercializar huevos de codorniz y hasta ofrecer servicios profesionales como independiente, pero todos estos intentos resultaron fallidos.

Cuando conoció a Brayan, conectó con él a través de las pasiones y anhelos que compartían. Comenzaron a hablar y a compartir tiempo juntos, y eventualmente iniciaron una relación amorosa. Tres meses más tarde, cansados de que sus propios familiares los criticaran por querer emprender y llenos de determinación por hacer sus sueños realidad, decidieron irse a vivir juntos para poner en marcha un negocio.

“Yo me escapé de la casa porque mi madre era muy pesimista y nunca me ayudó con la idea de PerritosWing, y Lizeth se vino a vivir conmigo porque queríamos ir con toda con el emprendimiento.” -Relató Brayan en una entrevista.

Como contaban con poco dinero, solo pudieron encontrar arriendo en zonas no tan seguras de la ciudad, donde eran comunes los hurtos y las peleas. En una ocasión, hasta se vieron en la necesidad de vivir temporalmente en un lugar que operaba como restaurante, pero que no contaba con las mejores condiciones de higiene, por lo que mantenía lleno de cucarachas. Fueron momentos difíciles; sin embargo, ellos tenían claro que solo sería algo temporal. Todo este sacrificio era en pro de un gran objetivo que los apasionaba.

Aprovechando que Brayan aún tenía un contrato fijo con la empresa donde trabajaba, solicitó un préstamo por $10 millones de pesos colombianos, equivalentes a aproximadamente $2.500 dólares. Con ese dinero, establecieron nuevamente la empresa PerritosWing, pero esta vez la enfocaron como petshop, ofreciendo comida para mascotas, medicamentos y accesorios. Lamentablemente, la empresa no generó los resultados esperados y quebró al poco tiempo debido a que la zona donde se ubicaron no era muy concurrida, solo pasaban autos a alta velocidad.

Para no seguir perdiendo dinero pagando arriendo con un negocio que no era rentable, en diciembre del 2020 optaron por vender toda la mercancía que tenían a otra petshop, así consiguieron recuperar algo del dinero invertido.

Identificando una gran oportunidad de negocios en un problema propio

El 1 de enero del 2021, a las 5 de la mañana, la pareja despertó luego de la celebración de fin de año. La noche anterior no habían bebido y estaban aburridos, entonces se preguntaron: “¿Qué hacemos un 1 de enero a esta hora?”. Para pasar el aburrimiento, a Brayan se le ocurrió la idea de ir en moto a visitar a su abuela en Neiva, Huila, un municipio que queda a unos 400 kilómetros de Bogotá. Sin más que hacer, empezaron a organizar lo necesario para el viaje, pero no querían dejar a Oslo solo en casa, así que tomaron unas cobijas y se las ingeniaron para adaptarlas como un tipo de maleta inspirada en esas que en dibujos animados usan las cigüeñas para cargar a los bebes. De esta forma, iniciaron el viaje con Oslo a bordo. No obstante, en medio de la carretera se dieron cuenta de que la idea de las cobijas no fue tan buena porque el viento golpeaba muy fuerte. Afortunadamente, llegaron a su destino sanos y salvos, pero esta experiencia los llevó a pensar que posiblemente había otras personas que, como ellos, querían viajar en moto con sus mascotas y necesitaban los elementos adecuados para hacerlo. Así les surgió la idea de crear una tienda para mascotas viajeras.

Totalmente decididos, empezaron a planear y buscaron proveedores para fabricar sus primeras maletas y accesorios para perros. Su objetivo era crear toda clase elementos profesionales para llevar perros en moto, autobús, carro, patineta, cicla, avión o cualquier otro tipo de transporte. Diseñaron morrales, gafas, tapa oídos con impermeables y otros accesorios cuyo propósito es brindar mayor seguridad y comodidad a un perro cuando viaja. A todos los morrales les pusieron como nombre Oslo, esto para rendir homenaje a la mascota que los había inspirado a comenzar.

Meses más tarde, el 13 de marzo del 2021, justo el día de cumpleaños de Brayan, finalmente estaban listos para inaugurar nuevamente Perritoswing, pero esta vez como una tienda para mascotas viajeras.

Para atraer clientes potenciales el día de la inauguración, organizaron una jornada de adopción y desparasitación, y recorrieron las calles de barrios cercanos con un altavoz haciendo perifoneo para anunciar el evento. Esta estrategia fue un completo éxito. Decenas de personas asistieron y quedaron fascinadas con el concepto que Brayan y Lizeth estaban creando.

Parecía que la vida al fin le sonreía a este par de emprendedores, pero las dificultades no tardaron en llegar…

Retos y dificultades al emprender un negocio

Un mes después de inaugurar el negocio, entraron ladrones a su local y se robaron varias cosas, incluyendo un computador donde guardaban información muy importante, como bases de datos de clientes.

Luego, cuando ya llevaban tres meses de operaciones, la inmobiliaria con la que firmaron el contrato de arrendamiento del local los llamó reclamándoles porque supuestamente debían los tres meses de arriendo. Esta llamada los sorprendió, pues ellos estaban convencidos de haber pagado por adelantado el día que se firmó el contrato, pero la inmobiliaria les aclaró que ese dinero que dieron en adelanto correspondía a un cobró que hacían como depósito para cubrir posibles daños. Ellos se sintieron frustrados y decepcionados por lo sucedido y pensaron en entregar el local, pero un chico de la inmobiliaria no se los permitió y a cambio les ayudó a establecer un acuerdo de pago para que fueran poco a poco saldando las cuotas pendientes.

También tomaron malas decisiones. Se endeudaron para comprar unas motos que necesitaban para hacer más publicidad en redes sociales con Oslo como protagonista, pero los vehículos adquiridos salieron con problemas mecánicos, entonces quedaron con la deuda y con motos defectuosas.

“Fueron momentos muy duros. Un día, con Lizeth lloramos tanto que dijimos que nos rendíamos, pero nunca fue así. Cuando nos calmamos, sacamos más fuerzas para seguir de pie, y gracias a todo esto es que PerritosWing es tan grande y las personas confían en nosotros y nuestros productos, porque ha sido un proceso difícil, pero siempre con las ganas de comernos el mundo.” -Expresó Brayan.

Pese a los momentos de dificultad, siguieron adelante con el proyecto confiando firmemente en que iban a construir algo grande.

Para impulsar el crecimiento de la empresa y lograr que más clientes potenciales los conocieran, decidieron hacer algo muy osado. Brayan recordó su promesa a Oslo de viajar con él por el mundo, así que le propuso a Lizeth ir en moto hasta Lima, Perú, una ciudad que queda a más de 2.800 kilómetros de Bogotá. La idea era compartir este viaje en redes sociales para mostrar la calidad de sus productos. A Lizeth le encantó la idea y juntos emprendieron el viaje en compañía de su fiel amigo Oslo y de Mulán, otra perrita pequeña que también hace parte de la familia de PerritosWing.

El viaje fue una sensación. Cientos de seguidores estuvieron al tanto de las publicaciones y se conectaron con la esencia de la marca a través de plataformas como Facebook, Instagram y TikTok.

Pero las estrategias de marketing de PerritosWing van más allá de las redes sociales. La empresa ha creado un club de perros moteros del que forman parte sus clientes. A través de este club coordinan eventos y planean rodadas para compartir su pasión por las motos y el amor por los caninos. Es una estrategia que les ha ayudado a construir una sólida comunidad en torno a su marca.

Además, han establecido acuerdos con diferentes concesionarios para realizar estrategias de colaboraciones de marca con PerritosWing, lo cual ha sido de mutuo beneficio tanto para las marcas de motos como para PerritosWing.

Gracias a estas estrategias, empezaron incluso a recibir pedidos desde otros países a través de redes sociales. Aunque al principio no sabían cómo enviar los productos al exterior, investigaron y se asesoraron para poder aprovechar la oportunidad. Aquí sus amigos y familiares se convirtieron en sus principales inversionistas, brindándoles el apoyo que necesitaban para expandirse al mercado internacional. Con este apoyo, pudieron empezar a vender en países como España, México, Ecuador, Argentina y Chile.

Y mientras las ventas aumentaban y el negocio progresaba, ocurrió otro suceso desafortunado para estos emprendedores. Una noche, su diseñador recibió un disparo en el pecho en medio de un robo. Debido a ello, duraron sin mercancía por bastante tiempo. Cuando por fin encontraron otro fabricante, los productos que entregaba no eran de la mejor calidad. Muchos clientes empezaron a quejarse porque a las mochilas se les rompían las costuras, así que procedían a devolverlas por garantía y solicitaban un reembolso, causando pérdidas económicas para PerritosWing y poniendo en riesgo el prestigio de la marca. Afortunadamente, al cabo de unos meses su diseñador finalizó su proceso de recuperación y retomó su trabajo en la empresa.

Pero los inconvenientes no terminaron aquí. No habían acabado de solucionar los problemas de producción, cuando recibieron un comunicado de la oficina de impuestos de Colombia indicándoles que tenían grandes multas por no haber declarado los impuestos correctamente los primeros años de operación del negocio.

Una vez más, retomaron fuerzas, levantaron la cabeza y siguieron adelante porque su sueño es más grande que cualquier problema. Poco a poco fueron superando las dificultades y llegaron a un acuerdo de pago con la oficina de impuestos para no tener que cerrar la empresa.

Recientemente, consiguieron concretar un proyecto grande de más de 1.000 Morrales Oslo K9, que es el morral que más se vende por su versatilidad. También, han logrado vender grandes cantidades de Gafas Dogtravel, que son un tipo de gafas monolente para perros que a los clientes les encantan.

“Nuestra mayor motivación es ver miles de clientes felices con nuestros productos y que nuestra marca esté a nivel mundial en cada hogar. Nos alegra ver que nuestros productos ayudan a mejorar vidas, desde evitar el abandono de mascotas por viajes o que deban dejarlas solas por largos periodos de tiempo, hasta permitiendo a nuestros clientes compartir momentos mágicos con sus fieles amigos perrunos. Nos llena de emoción ver viajeros recorriendo varios países con nuestras maletas. Siempre quisimos crear esta experiencia de vida y generar mil sensaciones con nuestras maletas profesionales. Y, con nuestras super gafas, contribuimos al cuidado de perritos protegiéndolos de enfermedades oculares. Además, nos enorgullece ver perritos que usan nuestras maletas para casos de pérdida de movilidad o que ya están viejitos, así pueden transportarlos más fácil y cómodamente. Esto nos llega el alma día a día y nos llena de ánimo y fuerza.” -Afirma Lizeth.

En la actualidad, PerritosWing genera empleo para 10 personas, suma miles de seguidores en redes sociales, cuenta con 2 locales en la ciudad de Bogotá, exporta a España y varios países de Latinoamérica, y sigue creciendo a paso firme. A futuro, la empresa planea llegar a más países y abrir nuevos locales dentro de Colombia para que más viajeros apasionados por las motos y las mascotas puedan disfrutar de sus productos.

Brayan y Lizeth, por su parte, tienen 25 y 27 años respectivamente, y continúan abriendo su negocio con la misma pasión y convicción que lo hicieron desde el primer día. Sueñan con recorrer el mundo en compañía de sus fieles mascotas y que su marca siga expandiéndose para impactar más vidas a través de sus productos.

“Nosotros siempre nos decimos que no fue casualidad del destino y la vida habernos unido, porque siempre los dos queríamos algo grande, pero nos sentíamos vacíos y queríamos ir más allá, y qué más ejemplo que hacer algo que siempre nos gustó, que son las motos y las mascotas, que son nuestro motor de cada día. Actualmente tenemos 5 perros moteros y 3 gatos, y gracias a este increíble emprendimiento hemos logrado donar más de $5 mil dólares a fundaciones de gatos y perros.” -Cuentan Brayan y Lizeth.
La historia de PerritosWing, un negocio de accesorios para mascotas viajeras que nació del amor a un perro

Lecciones de emprendimiento que podemos aprender de PerritosWing

¿Qué lecciones podemos aprender de este caso de emprendimiento? A continuación, te compartimos algunas de ellas:

  1. Sigue tus pasiones: Si hay una forma de definir a Brayan y Lizeth, es justamente a través de sus pasiones. Fueron sus pasiones las que los unieron y las que los llevaron a tomar arriesgadas decisiones como renunciar a empleos estables y desprenderse del entorno familiar para aventurarse a iniciar una empresa. Si bien han tenido mil motivos para rendirse, son sus pasiones las que los mantienen en pie y con ganas de seguir luchando cada día.

  2. Enfócate en resolver problemas propios: Cuando Brayan y Lizeth prestaron atención a un problema propio, se dieron cuenta de que había una oportunidad allí, porque probablemente otras personas podrían estar enfrentando el mismo problema. La ventaja de enfocarnos en un problema propio, es que nos resulta más fácil entender a profundidad el contexto del problema, pues, al final, nosotros mismos seríamos clientes potenciales de la solución que logremos crear. Si solucionamos un problema propio de forma efectiva, tendremos en nuestras manos una potencial innovación para ayudar a otras personas, pero es fundamental realizar una validación de mercado que nos permita determinar si existe un mercado significativo con clientes dispuestos a pagar por una solución a ese problema.

  3. No temas pivotar tu modelo de negocios: Aunque Brayan y Lizeth tenían claro que querían emprender un negocio relacionado con mascotas, en un comienzo no sabían exactamente qué negocio iniciar; sin embargo, no se bloquearon ante la incertidumbre, sino que fueron explorando opciones y aprendieron en cada etapa de su proceso, lo cual les permitió ganar experiencia que supieron capitalizar en cada nuevo intento de emprendimiento. No tuvieron miedo a fallar, pero tampoco tuvieron miedo a pivotar para cambiar lo que no funcionaba hasta que finalmente encontraron un modelo de negocios rentable y atractivo que hoy se encuentra en fase de expansión.

  4. En los negocios, la calidad no es opcional: Desde un inicio, Brayan y Lizeth fueron conscientes de que debían ofrecer productos de alta calidad porque de ello dependía la comodidad y seguridad de sus clientes y usuarios, por eso invirtieron suficiente tiempo y recursos en diseñar productos de calidad que ellos mismos han probado en sus viajes. Y, cuando por adversidades de la vida tuvieron que cambiar de proveedor, comprobaron que efectivamente la calidad era esencial en su propuesta de valor, por lo que se han esforzado para mantener estrictos estándares de producción que garanticen una alta calidad en cada producto.

  5. Construye una comunidad en torno a tu marca: De todas las estrategias de marketing que PerritosWing ha implementado, sin duda la más efectiva ha sido el club de perros moteros. Esta estrategia ha creado una conexión especial entre la marca y sus clientes, permitiéndole construir una fuerte comunidad que se convierte en un importante activo para la empresa.

Así concluimos la apasionante historia de PerritosWing, una empresa que nació del sueño compartido de Brayan y Lizeth, dos jóvenes amantes de los perros, las motos y los viajes que identificaron un problema propio y se marcaron como firme propósito ayudar a los viajeros a crear experiencias memorables junto a sus mascotas, ofreciéndoles diversos productos y accesorios que les brindan mayor comodidad y seguridad en sus viajes, demostrándonos así que la gran oportunidad que buscamos puede estar frente a nuestros ojos en nuestras propias necesidades y problemas, solo es cuestión de fijarnos en los detalles y estar dispuestos a perseverar hasta desarrollar una solución efectiva. En sus propias palabras:

“A otros emprendedores les recomendamos que nunca se rindan. Los procesos pueden ser difíciles, llegando incluso a extremos, pero siempre tengan esas ganas de comerse el mundo y nunca olviden por qué iniciaron su emprendimiento o proyecto. Tengan siempre una mentalidad positiva y ayúdense limpiando su puesto de trabajo, su casa y alejándose de las malas influencias y vicios, porque las energías positivas y negativas existen. Si quieren llorar o necesitan descansar, ¡háganlo!, pero renazcan siempre y den lo mejor de ustedes en su nueva versión, porque así van a lograr lo que se propongan.”

Más casos de emprendedores exitosos:

1 comentarios:

avatar
emprendedor delete 5 de enero de 2024, 8:25

Me encanta este caso de éxito, hoy en dia solo nos fijamos en los casos de exitos de emprendedores de grandes magnates pero no valoramos los de pequeñas personas que creo que son los mas importantes para aprender ya que son de la epoca actual los que mas probabilidad hay de que puedan ayudarnos e inspirarnos para emprender nuestras ideas ya que son mas realistas y actuales

Responder

¿Qué opinas de este tema? Deja tus comentarios y aportes...

Articulo Siguiente Articulo Siguiente
Articulo Anterior Articulo Anterior