7 Señales que indican que deberías emprender

El camino del emprendimiento no es fácil. Es estresante, difícil y no todo el mundo lo logra. Entonces, ¿qué nos impulsa a emprender? Generalmente, cuando trabajamos para otra persona, no nos sentimos completamente realizados. Requerimos lograr satisfacer nuestros impulsos personales, tomar el mando de nuestro futuro y darle un intento a nuestras ideas.

La mayoría de las personas sueña con dirigir su propio negocio, pero muy pocos de ellos son los que finalmente se atreven. ¿Crees que puedes ser un emprendedor? ¿Crees que ahora es tu momento?

Si te identificas, te digo que aquí tienes 7 señales que confirman el momento de realizar un cambio en tu vida, de empleado a emprendedor.

¿Quieres ser emprendedor? 7 señales que no debes ignorar


Emprender
Imagen por Shutterstock

Necesitas emprender si…

1. Te gusta lo que haces, pero no te gusta la empresa en la que trabajas

Puedes tener el mejor trabajo del mundo, pero no te sientes cómodo en la empresa en la que trabajas, o no estás totalmente de acuerdo con la forma en la que se hacen las cosas. Si crees que trabajando por cuenta propia puedes llevar a la realidad grandes ideas, este es el momento para comenzar.

Si te gusta mucho lo que haces, arriésgate, realiza un esfuerzo y trabaja duro para lograr tu sueño.

2. Has pensado hasta el agotamiento en ello

Todo el mundo en alguna ocasión ha soñado ser el dueño de una empresa, ser el líder de un equipo y seguir sus propias reglas. Pero soñar con ello no es todo para muchas personas. Si te sientes un poco frustrado por no poder poner en marcha tu propio sueño empresarial, este es el momento de comenzar.

3. Deseas ayudar a los demás

Si existe algo que motiva realmente a los emprendedores, es la gratificante sensación de construir un equipo y brindar oportunidades a otras personas. Dar empleo a otras personas es una de las más gratificantes responsabilidades que tienen los emprendedores. De hecho, un estudio realizado por la Fundación Ewing Marion Kauffman reveló que son los emprendedores la fuerza que impulsa a una sociedad, porque crean nuevos puestos de trabajo, mejoran el bienestar social y renuevan la economía.

Darle a una persona el trabajo que sueña, es una sensación indescriptible.

4. Tienes apoyo

Una cosa que mucha gente no comprende del emprendimiento, es que no puede lograrse solo. Es necesario tener gente que te apoye mientras tú enfocas esfuerzos en otras áreas. Puede ser un padre, cónyuge, profesor, inversionista comprometido o quizás necesites a más de una persona. Pero definitivamente es necesario que cuentes con alguien en caso que las cosas no salgan como se planean.

5. Tienes una idea genial

No solo se necesitan ganas para lograr ser un emprendedor. Debes tener un producto para vender que sea mejor que lo que ya se encuentra en el mercado. Si no tienes una gran idea en tu mente, entonces no tienes nada.

Un ejemplo de ellos es Steve Jobs, él podría haber pasado muchos años programando juegos para Atari, pero él quería más que eso: él quería crear una computadora que pudiese ser accesible y también que fuera atractiva. Eso le dio el éxito donde todos los demás fallaron. Creyó en su idea incluso después que Apple lo despidiera.

6. Tienes un plan

Las grandes ideas pueden ser muy buenas, pero no lograrán nada si no tienes un plan para llevarlas a cabo. Muchas personas creyeron que Richard Branson estaba loco cuando lanzó la aerolínea Virgin Atlantic Airways, ¡y quizás lo estaba! Pero en realidad él tenía un plan para lograrlo, se basaba en un detallado estudio de mercado, financiación y previsión. Si no hubiese tenido este sólido plan, su idea solo hubiera sido un fracaso más.

7. Estás dispuesto a perseverar hasta lograrlo

Muchas empresas no logran sus objetivos, eso es una realidad. No importa qué tan buenas puedan ser tus ideas, no importa lo bien diseñado que sea tu plan, cuando emprendes siempre se correrá un riesgo. Incluso los empresarios con más éxito no lograron triunfar en su primer intento.

Pero tenían un plan b, un plan de respaldo, así que cuando su primer intento falló, se mantuvieron a flote hasta que pudieron intentarlo nuevamente. Nunca debes colocar todos los huevos en una sola cesta. Hasta Oprah Winfrey fue despedida en el primer trabajo que tuvo en televisión. Si tienes un plan de respaldo, si tienes un plan B, no debes tener miedo a fallar.

Te recomendamos leer ➔ 10 Pasos para crear tu propia empresa

Edith GómezAcerca del Autor:

Este articulo fue escrito por Edith Gómez, editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

2 comentarios:

  1. En este campo hay cosas a tener en cuenta, por ejemplo recomendaría el conocer a su competencia. En ella el estudio de su industria es importante para analizar qué puede hacer su producto o servicio único en su mercado. Es crucial para las primeras empresas conocer la competencia en primer lugar. Saber quiénes son los competidores y cuál es su cuota de mercado.

    Tener en cuenta a los competidores actuales y potenciales. Evaluar sus campañas de marketing, reputación en línea, y el precio y la calidad de los productos y servicios. Esto le ayudará a descubrir las necesidades no atendidas ya proporcionar información para que su nuevo negocio satisfaga a su público objetivo cumpliéndolo.

    !Saludos a todos desde Credy!

    ResponderEliminar
  2. Sin duda gran artículo, gracias por compartirlo, sin duda ayuda a la gente como yo a dar el paso de crearse nuestro propio blog y atrevernos a emprender, un saludo.

    ResponderEliminar

Deja tu Comentario, duda, sugerencia o pedido...