5 de abril de 2018

Las Mejores 4 Carteras de Inversión

Foto del Autor

En el artículo anterior hablamos sobre la bolsa y el value investing. Esa corriente de inversión que lleva funcionando casi 100 años y hoy sigue siendo una de las mejores formas a la hora de invertir nuestro dinero.

También estuvimos viendo cómo con bastante poco, simplemente con un ratio para medir la rentabilidad (ROA) y un ratio para medir la valoración de una empresa (el PER), podemos saber si estamos comprando algo que a priori puede estar caro o barato y nos podemos hacer una idea de si estamos comprando algo bueno y a un precio razonable.

El tema del precio da para mucho. Es cierto que dependiendo del tipo de empresa o incluso de la persona que observe la empresa podemos sacar conclusiones distintas. ¿Por qué? Te pongo un ejemplo para que así lo veas mejor:

No a todo el mundo le va a parecer bien, por ejemplo, una rentabilidad anual de un 5%. Para algunos esta rentabilidad del 5% puede ser una rentabilidad muy aceptable, para otros puede que sea una rentabilidad demasiado pobre.

¿Es ese 5% una buena rentabilidad o una rentabilidad muy baja? Pues en última instancia dependerá mucho de la persona y de si a ella le interesa esa rentabilidad o bien prefiere más. Como es un tema con mucha miga te dejo un artículo bastante interesante para que puedas ampliar la información: ¿Qué es barato y qué es caro?

Carteras de inversión
Imagen por Shutterstock

Muy bien, pues en el artículo de hoy vamos a ir un paso más y vamos a ver en concreto cómo se materializa todo esto en rentabilidades para nuestros ahorros. Al final lo que buscamos es obtener una buena rentabilidad, o por lo menos más rentabilidad que la que nos ofrece el banco y con seguridad.

Y ¿cómo se puede obtener más rentabilidad de la que te ofrece el banco sin perder ni un ápice de confianza o seguridad?

Para ello se necesita tener un método de inversión objetivo que funcione... ¿Qué es un método de inversión objetivo? Es un método que sus reglas son tremendamente lógicas y con sentido común para obtener empresas que sean superiores a la media. En el artículo anterior y en este mismo artículo más arriba hemos visto como simplemente utilizar un ratio de valoración (PER) y un ratio de rentabilidad (ROA) son reglas objetivas, sencillas y que tienen muchísimo sentido común, comprar algo de mayor rentabilidad de lo normal a un precio también mejor de lo normal. Simple.

¿Y si no está probado que funciona de manera objetiva? Pues nunca podremos tener la total confianza en lo que estamos haciendo ya que al final serán ideas que tendrán más o menos lógica para nosotros pero no podremos estar seguros de que nuestra idea de inversión está validada y tiene la suficiente fuerza.

Ahora bien... ¿Existe un método testado y probado que me permita obtener una buena rentabilidad por mi dinero sin tener que pasar mucho tiempo gestionándolo?

A priori puede sonar demasiado exigente... Pero esto es exactamente lo que hemos hecho en Investandtrading:

Probar con reglas lógicas de value investing y con mucho sentido común, distintas carteras para conseguir una buena rentabilidad, con un riesgo bajo y sin perder a penas tiempo.

Y ¿cómo lo hicimos?

Yo sabía que con premisas lógicas era muy difícil que a largo plazo se perdiera dinero, pero lo único con lo que contaba era con mi experiencia y mi conocimiento sobre empresas. No sabía cómo de válidas eran mis ideas y cuanta rentabilidad podían dar las estrategias que creaba. Trabajé codo a codo con un ex alumno de investandtrading.com, él es ingeniero informático y juntos hemos creado un programa que nos permite ver cómo hubiesen funcionado exactamente (en términos de rentabilidad y volatilidad) las estrategias que creamos desde hace 15 años.

El resultado ha sido un programa informático que analiza miles de empresas para encontrar las mejores empresas, con los criterios que buscamos y te muestra qué hubiese ocurrido con tus ahorros si hubieses seguido las reglas que has marcado.

Vamos a ver varios ejemplos para que lo puedas ver de primera mano.

Vamos a empezar pensando en qué debería tener una empresa que nos gustase bastante. Por ejemplo, debería tener una rentabilidad aceptable como vimos en el anterior artículo, tendría que tener una deuda no muy alta, pasa así no tener problemas con los bancos si el negocio empieza a ir regular y luego es importante no comprarla demasiado cara.

Como puedes ver son 3 criterios o características de la empresa que buscamos con mucho sentido común. Empresa rentable, no muy endeudada y barata.

Si hacemos todos los años una cartera con las 10 empresas más interesantes desde estos 3 criterios, nuestros ahorros variarían de esta forma:

La línea negra es el índice S&P500. Obtiene de media un 10% de rentabilidad anual sin embargo muchas personas son incapaces de alcanzar dicha rentabilidad. La línea azul y marrón es la estrategia de comprar las empresas rentables, sin deuda y más baratas y hacerlo todos los años. La diferencia entre la marrón y la azul es que la marrón lleva además bonos para protegernos en mercados bajistas.

Como puedes apreciar, comprar empresas con una rentabilidad superior, y una valoración aceptable y sin deuda tiene un impacto muy positivo en nuestros ahorros. Y como puedes ver es algo tremendamente simple y que sobre todo lo que tiene es sentido común. Y eso es precisamente lo que buscamos, idea simples, sólidas y con mucho sentido común.

Otra idea de inversión es que las empresas que no tengan unos costes fijos muy grandes. Son empresas que se pueden adaptar mucho mejor a la situación del momento y a largo plazo esos costes más bajos implicarán que tengan unos resultados mejores. Vamos a ver pues si la idea que hemos tenido tiene sentido y los resultados acompañan:

Exactamente igual que en el caso anterior la idea de comprar empresas que tengan unos costes fijos bajos es muy interesante porque son empresas que no tienen que pagar altos costes y les permite invertir más en publicidad, marketing, contratación, etc.

Aquí has podido ver 2 estrategias. Además de cada una de las dos estrategias puedes comprobar como cada una de ellas además tiene más criterios, como los bonos para cuando las cotizaciones bajan, etc.

El resultado de todo este proceso es un total de más de 100 estrategias de inversión diferentes, y luego hemos pasado una serie de filtros para quedarnos con las 4 mejores.

¿Quieres descubrir cuáles son las 4 mejores carteras de inversión?

Prueba el Servicio de Carteras durante 1 Mes Gratis


Carteras de inversión

¡Así es! Hoy comienza la semana de lanzamiento en la que estamos haciendo una promoción increíble.

Además, si te suscribes ANTES del 12 de Abril, tienes un descuento del 50% en la cartera que tú elijas. Ingresa aquí para más información

Así que, si y tú también quieres obtener más rentabilidad por tu dinero, no dejes pasar la oportunidad y pruébalo durante un mes totalmente gratis. Puedes darte de baja en cualquier momento sin problemas, pero si quieres probarlo sin compromiso el momento es ahora.

¡Aprovecha que sólo faltan unos días para poder obtener un descuento del 50%!

Iván MarquésAcerca del autor: Este articulo fue escrito por Iván Marqués, Cofundador y CEO de Invest and Trading.

Con más de 10 años de formación continua en el mundo de la bolsa. Autor del libro “Las 7 leyes de la inversión en dividendos”. Experto en Value Investing y en Opciones Financieras.

1 comentarios:

avatar
Energias Naturales delete 5 de abril de 2018, 12:45

GRACIAS JAVIER ARTICULO MUY UTIL ADELANTE!!!

Responder

¿Qué opinas de este tema? Deja tus comentarios y aportes...

Articulo Siguiente Articulo Siguiente
Articulo Anterior Articulo Anterior