3 de abril de 2018

¿Es la bolsa de valores una buena alternativa de inversión?

Foto del Autor

En el artículo anterior te hablaba sobre la importancia de mover tu dinero para que en un futuro puedas disfrutar tú y los tuyos de un completo bienestar y calidad sin la necesidad de depender de nadie, más allá de la propia gestión de tu dinero.

El nivel de vida va aumentando con los años, los precios de los productos y servicios suben, y por esto, si decidimos mantener nuestro dinero en el banco, éste cada vez va a valer menos (aunque la cantidad siga igual podremos comprar menos cosas).

Para evitar este problema y no dejar que nuestro dinero vaya perdiendo valor, es necesario pasar a la acción y empezar a invertir. Hay quien invierte en un negocio, en bienes inmuebles, en obras de arte, en oro, etc.

Hoy te voy a hablar sobre la inversión en bolsa. En mi caso, es mi opción favorita a la hora de invertir ya que me permite obtener una buena rentabilidad sin la necesidad de perder mucho tiempo gestionando mi capital.

Bolsa de valores
Imagen por Shutterstock

A pesar de que existen muchos mitos sobre la bolsa de valores, debemos tratar de ser objetivos y analizar la realidad con datos.

Si eres de los que piensa que invertir en bolsa es muy arriesgado, te recomiendo que veas este video:

Vídeo: ¿Es arriesgado invertir tu dinero en bolsa?

En el artículo de hoy vas a descubrir una forma simple de invertir en bolsa que lleva siendo usada y funcionando con muy buenos resultados desde hace casi 100 años, y su validez sigue estando intacta. Como pista te diré que uno de los hombres más ricos del planeta, Warren Buffett, la usa a la hora de invertir su capital.

En mi opinión, es la forma de inversión más lógica que existe. Se trata de comprar empresas muy buenas a un precio razonable. Para eso se analizan los datos de la empresa en cuestión, se analiza el balance de situación, la cuenta de ingresos, el estado de flujos de efectivo además de conocer los planes de la empresa en un futuro y se ve si la empresa cotiza con descuento o no. Parece muy complicado, pero te pondré un ejemplo para que lo entiendas mejor:

Imagina que quiero comprar un coche. Me gusta el Mercedes CLA 200 CDI. Lo estoy buscando del año 2013-2014 aproximadamente con no demasiados Km, 40.000 como mucho.

Bien, pues ese coche está a día de hoy sobre los 22.000€ y 26.000€. Todo lo que sea comprar el coche en esa horquilla de precios es algo razonable y es un precio justo a priori sin ver nada mas qué eso.

¿Pero qué ocurre si alguien consigue comprar su Mercedes CLA de ese año con esos Km a 18.000€? Pues que habrá conseguido comprar un coche que en realidad vale más (obviando que le ocurran otras cosas al coche).

Así puedes ver como intentamos comprar un coche por debajo de lo que vale para o bien tener un activo a buen precio o bien para venderlo en un futuro y conseguir un beneficio en la venta.

Value investing

A esta estrategia de inversión se le llama “Value investing” y no es más que comprar algo por debajo de su valor para que en un futuro puedas beneficiarte de venderlo más caro. Como puedes ver, no es algo que se haya creado hace poco, sino que es una estrategia muy razonable y funciona desde hace mucho tiempo.

La clave está en saber ver qué es un precio correcto y poder comprar la empresa, el coche, el piso, etc. a un precio que nos permita hacer un beneficio.

Para ello, te voy a enseñar a ver dos elementos que puedes monitorizar en cualquier empresa del mundo que te permitirán ver si una empresa es de calidad o no y si posiblemente esté barata o no.

El ratio ROA

Este ratio mide la rentabilidad sobre los activos y significa que cuanto más alto de este ratio, mejor será la empresa.

La formula es: Beneficio/Activos totales = ROA%

Si una empresa tiene un beneficio de 10.000€ y unos activos (cuentas, coches, maquinaria, inmuebles...) de 100.000€.

10.000€/100.000€ = 10%

Fíjate que si la empresa el año siguiente consigue tener un beneficio de 12.000€ manteniendo los activos igual, la empresa tendrá un ROA de un 12% y estará mejorando.

Busca siempre invertir en empresas con ROA superior a 10%. Esto hará que te centres en empresas de calidad.

Otro ratio que te quiero enseñar para saber si compras algo que posiblemente sea muy caro o no es el ratio PER.

El ratio PER

El ratio PER consta de dividir lo que te cuesta la empresa entre el beneficio exactamente igual que en el caso anterior. Imagina que una empresa te cuesta comprarla 50.000€. Si esa empresa tiene unos beneficios de 5.000€ significará que cotiza a un PER 10 (50.000€/5.000€). En este caso y en este ratio buscaríamos empresas con un ratio inferior a 15. De esta forma no compraremos demasiado caro, aunque evidentemente tendríamos que ver más cosas.

Si en algo quiero que te quedes en este artículo es que, mirando unos pocos elementos de una empresa, podemos ver si puede ser interesante para invertir y ganar dinero o no lo es, ya sea porque no es lo suficientemente bueno o bien porque no está a buen precio.

En el siguiente artículo veremos qué rentabilidades podemos esperar de invertir en empresas buenas a buen precio y cómo lo podemos hacer de manera sencilla sin necesidad de ser un experto en el tema.

Tercera parte: Las Mejores 4 Carteras de Inversión

Iván MarquésAcerca del autor: Este articulo fue escrito por Iván Marqués, Cofundador y CEO de Invest and Trading.

Con más de 10 años de formación continua en el mundo de la bolsa. Autor del libro “Las 7 leyes de la inversión en dividendos”. Experto en Value Investing y en Opciones Financieras.

Este articulo tiene 0 comentarios

¿Qué opinas de este tema? Deja tus comentarios y aportes...

Articulo Siguiente Articulo Siguiente
Articulo Anterior Articulo Anterior