29 de julio de 2018

7 Enseñanzas que un emprendedor debe tener en cuenta

Foto del Autor

Cuando empezamos a coquetear con el mundo del emprendimiento tenemos la idea de que hay que trabajar para conseguir una idea de negocio que revolucione el mercado que, si no es totalmente innovadora, no tendrá éxito. Y aunque mucho ayuda una idea de negocio única e inigualable, también es cierto que emprender significa muchas otras cosas como, por ejemplo, seguir un modelo de negocio ya establecido en el mercado, pero poniéndole un toque genuino con sello personal.

Hoy veo la necesidad de desmitificar eso y algunas otras cosas más, hablemos de las enseñanzas que un emprendedor debe tener en cuenta al momento de iniciar carrera en este apasionante ámbito.

Enseñanzas que los emprendedores deben tener en cuenta


Enseñanzas que un emprendedor debe tener en cuenta
Imagen por GaudiLab en Shutterstock

1. Una idea de negocio no tiene que ser extraordinaria

Hay cientos de casos que nos demuestran nuestra primera enseñanza sobre emprender, basado en un modelo de negocio clásico, tal es el caso de Pompeii, una marca de calzados fundada por 4 jóvenes recién graduados en Madrid. Su modelo de negocio no es distinto a la de cualquier zapatería en el mundo. Crearon una eCommerce y su producto se comercializa bien. Hasta la actualidad han vendido más de 100.000 zapatos.

Lo mismo pasa con Open English, un modelo de negocio totalmente innovador, su competencia nació tiempo después y, aun así, tiene el mismo éxito que la empresa del venezolano Andrés Moreno.

¿Cuántas eCommerce nacieron después de Amazon? Muchísimas, en realidad no tengo conocimiento de cuántas hay, pero lo que sí te puedo asegurar es que la mayoría de éstas han conseguido posicionarse y ocupar un pequeño espacio dentro del gigante mundo digital.

Entonces, lo que quiero decir es que no necesitas ser un genio para arrancar con tu idea de negocio, y esta no debe ser algo extraordinario, solo tienes que tener la sensación de que harás dinero, pero, sobre todo, tener pasión y estrategia.

2. Probar no está de más

Sabemos que llevar una prueba en el mercado real puede ser agotador para un emprendedor que no tiene los recursos monetarios para financiarla. Pero piensa que hacer pruebas reales es una técnica que nos ha dado el mercadeo tradicional y vaya que funciona.

Mira, por ejemplo, las pruebas pilotos que hacen en TV para determinar si un programa puede tener éxito dentro de la audiencia real.

Además, también tienes que considerar la idea de probar antes de darle marcha a tu idea de negocio porque ¿y si no funciona?

No tengas miedo y haz pruebas reales para conocer cómo puede reaccionar tu futuro público objetivo.

3. No hagas estimaciones a largo plazo

Sé, como nadie, que la principal razón de emprender es conseguir la libertad financiera, y añoramos como nadie ver cómo el retorno de la inversión viene rápido. Por eso, uno de los aspectos más importante a la hora de hacer un plan de marketing es considerar en cuánto tiempo veremos regresar nuestro dinero con ganancias, y para eso siempre nos proyectamos a largo plazo.

Pero ¡espera! ¿sabes lo que significa emprender en el mundo digital? Hacer planes a largo plazo puede significar que la mitad del trabajo se vaya a la basura en menos de 2 años.

El mercado digital es muy volátil y lo que hoy te está ayudando a progresar, quizás mañana ya sea parte de la historia.

No hagas planes a largo plazo, siempre trabaja en función de un corto período de tiempo y analiza cómo te está yendo. Haz una pausa y pregúntate:

  1. ¿Cuáles son los cambios de mercado?
  2. ¿Cómo debo aprovecharme de eso para seguir avanzando?

Y de ahí, sacas una segunda versión de plan inicial para determinar los nuevos parámetros que te llevarán a dónde quieres llegar.

4. Cosechas lo que siembras

Emprender es un camino que pocos logran caminar; hay muchos tropiezos y sucesos que nos hacen desmayar. El mismo Steve Jobs tuvo un gran fracaso antes de conseguir que su marca estuviera donde está ahora. Pero, definitivamente, el éxito no llega tan fácilmente y para conseguirlo hay que trabajar duro, muy duro.

Emprender significa que tendrás que trabajar al menos 80 horas semanales, algunos fines de semana sin dormir, y hasta sacrificar el entretenimiento con amigos y familiares. Pero por favor, no llegues a este extremo.

Apartarte del mundo y vivir enfocado en tu idea de negocio no te hará rico, el ser humano necesita descanso, distracción, interactuar con el resto del mundo ¡Ahora más que nunca somos seres sociales! Y tú no eres distinto al resto del mundo.

Ciertamente el ser humano cosecha lo que siembra, si trabajas duro, seguramente el éxito te llegará más rápido que a otros, pero no por eso debes alejarte del resto del mundo.

5. ¿Y si ayudas a otros al mismo tiempo que trabajas en tu emprendimiento?

Ayudar a otros mientras trabajas en tu emprendimiento es una forma de hacer coworking, una actividad casualmente, muy común en el mundo del emprendimiento. Además, piensa un poco; tratar con personas que anda en la misma onda que tú te ayuda a generar buenas ideas, inspira y te nutre. No lo veas como un sacrificio, sino como una oportunidad de negocio que está ahí, latente.

6. Explota una habilidad

Estoy seguro que, así como el resto de las personas, tienes un montón de habilidades y quizás tengas conocimientos sobre distintas áreas. Pero eso no te lleve a nada, es decir, saber a medias sobre cualquier cosa no te hará experto en nada.

Si tienes una habilidad, desarróllala y hazla tu mejor arma para dominar el mercado en el que decidiste emprender. Por ejemplo: en tu cabeza resuena la idea de montar una peluquería, sabes algo sobre estilismo, pero nada que te haga extraordinario, a tu alrededor muchos te han dicho que tienes la habilidad de embellecer a las personas.

¿Por qué no explotar ese talento y te pones al frente de tu emprendimiento como todo un crack? Hacerse experto desde una habilidad te puede dar ciertas ventajas a la hora de emprender, y eso debes aprovecharlo.

7. Hazte el hábito de celebrar pequeños avances

Si ya llevas tiempo intentándolo, sabes que emprender es para personas persistentes. Levantarse todos los días con el incierto de tu futuro y emprendimiento es agotador. Y el simple hecho de avanzar, así sea con pequeños pasos, es motivo para celebrar.

Celebra cada logro obtenido por tu equipo o por ti mismo, mantener esa energía positiva te ayudará a sentirte cómodo y conforme con lo que has hecho y te mantiene motivado. Y como debes imaginarlo, la motivación es un elemento clave a la hora de emprender.

Emanuel Olivier Peralta
Founder & CEO en Genwords

Este articulo tiene 2 comentarios

avatar
carolina o delete 30 de julio de 2018, 15:06

Hola Javier

Como siempre tus artículos son fabulosos, gracias por dar ánimo en los negocios que estamos emprendiendo, la verdad no es una tarea fácil y de mucha dedicación, soy muy positiva y sé que el cualquier momento voy a tener buenos resultados.

Gracias por esos buenos concejos.

Responder
avatar
Unknown delete 30 de julio de 2018, 18:56

Hola
Muy bueno tu artículo gracias por compartir

Responder

¿Qué opinas de este tema? Deja tus comentarios y aportes...

Articulo Siguiente Articulo Siguiente
Articulo Anterior Articulo Anterior