De dormir en una estación de buses a estrella de Hollywood - Sylvester Stallone

15 de septiembre de 2019

De dormir en una estación de buses a estrella de Hollywood - Sylvester Stallone

Foto del Autor
La historia de Sylvester Stallone

La inspiradora historia de Sylvester Stallone

En el año de 1975, un joven actor que dormía en una terminal de autobuses en Nueva York se vio obligado a vender a su perro por $25 dólares para poder comprar algo de comida. Un año más tarde, ya era el protagonista de una película que él mismo escribió y que lo catapultó a convertirse en una de las más grandes estrellas de Hollywood. ¿Cómo lo logró?

La historia de Sylvester Stallone es digna de una película inspiracional. Nació en Nueva York en 1946. Durante el parto, su madre sufrió complicaciones y accidentalmente le cortaron un nervio en su rostro por el mal uso de unos fórceps al extraerlo. Como consecuencia, Stallone sufriría de parálisis en la parte inferior izquierda de su cara.  Sus labios y lengua también se vieron afectados y esto ocasionó que Sylvester tuviese una forma muy particular al hablar. Este problema casi le impide desarrollar su carrera actoral, pero gracias a su persistencia se mantuvo firme en su objetivo.

De pequeño solía tener bastantes problemas en el colegio. Sin embargo, destacó por su pasión por el deporte.

Sus inicios en la actuación

En 1970 descubrió que su gran sueño era estudiar actuación, pero sus padres no contaban con recursos para apoyarlo; por lo que se vio obligado a participar en una película para adultos para poder pagar sus estudios. Se trasladó a Nueva York para perseguir su sueño y obtuvo una serie de papeles secundarios y de extra en algunas películas, pero pronto las agencias de casting comenzaron a rechazarlo.

En 1975 solo contaba con la compañía de su amigo Butkus, un Bullmastiff al que apenas podía alimentar. A pesar de participar en cada casting que se realizaba en la ciudad, siempre era rechazado. Como no tenía para pagar el alquiler de su departamento, fue desalojado y tuvo que dormir durante tres semanas en la terminal de autobuses de Port Authority en Nueva York.

“Fue la época más oscura de mi vida. Era hacer eso o robar a alguien.” Dijo Stallone.

La desesperación lo llevó a tener que vender a su perro. Con lágrimas en los ojos, se paró frente a una licorera dispuesto a entregar a su fiel amigo por unos cuantos dólares. Alguien que pasaba por el lugar le ofreció $25 dólares y los aceptó para poder comprar algo de comida. El actor ha asegurado en más de una ocasión que ese fue el peor día de su vida.

Dos semanas más tarde de aquel triste suceso, Stallone vio la pelea entre el campeón de los pesos pesados Muhammad Ali y Chuck Wepner, un boxeador desconocido entrado en años. En el noveno Round, Ali es tirado a la lona, algo que no había ocurrido hacía mucho tiempo. Chuck aguanto hasta el noveno Round y perdió por K.O. La pelea inspiró a Stallone para escribir una película.

El nacimiento de una leyenda: Rocky

Lleno de motivación, se encerró por tres días en su apartamento, sin apenas comer o dormir, y así logró terminar el guion de Rocky rápidamente. Todas sus esperanzas se pusieron sobre ese libreto que intentó vender durante meses sin éxito debido a que, como condición, pedía que él fuese quien interpretara al protagonista principal.

Tras una larga búsqueda, el guion fue de interés para dos productores que le ofrecieron a Stallone la cifra de $125 mil dólares, una cantidad bastante considerable teniendo en cuenta su situación económica. Sin embargo, Sylvester rechazó la oferta porque no sería tomado en cuenta para el papel protagónico. Los productores llegaron a ofrecerle la cifra de $350 mil dólares a cambio de que les permitiera contratar a un actor de renombre para que interpretara a Rocky. Stallone nuevamente se negó, pues sabía que esa era su única oportunidad de alcanzar su sueño.

Luego de una negociación, acordaron darle el papel principal a Sylvester, pero solo le pagarían $35 mil dólares por el libreto. Aceptó y, una vez recibió el dinero, lo primero que hizo fue buscar a la persona a la que le había vendido su perro para recuperarlo, pero el sujeto no quería entregárselo de vuelta, así que le hizo una irrechazable oferta de $15 mil dólares por el animal y logró convencerlo. Su felicidad no tenía precio, e incluso Butkus tuvo una aparición en las dos primeras cintas de la saga de Rocky.

La producción de la película duró apenas unas semanas y costó un poco más de $1 millón de dólares. Se rodó en filadelfia y, debido al bajo presupuesto, el padre, el hermano y la esposa de Stallone, participaron en pequeños papeles. En 1976 se estrena Rocky, película que tuvo un recibimiento positivo por parte de la crítica y logró recaudar más de $200 millones dólares en taquilla, además de que se hizo merecedora de tres premios Óscar, entre ellos, el Óscar a mejor película.

El éxito de Rocky impulso enormemente la carrera actoral de Stallone, convirtiéndolo en una de las mayores estrellas del cine de acción de Hollywood en las décadas de los 80s y 90s. A la fecha, se han realizado 5 secuelas de Rocky y 2 spin offs.

Rocky y Rambo son dos de sus personajes más conocidos. Ha actuado en más de 50 películas, ha sido nominado varias veces a los premios Óscar y ganó en 2015 el globo de oro a mejor actor de reparto.

El golpe más duro en la vida de Sylvester Stallone

Su carrera como actor entró en declive en los años 2000, donde protagonizó varias películas que tuvieron un bajo éxito. Ni siquiera las últimas películas de sus personajes más famosos tuvieron un buen recibimiento. Esto hizo que Stallone se reinventara y retomara su carrera cómo escritor, productor y director de cine. Así, escribió grandes sagas cómo “Los Indestructibles”, que fue un tremendo éxito en taquilla gracias a que reunía a grandes estrellas de acción de los 80s.

En el 2012 Sylvester sufre uno de los golpes más duros en su vida. Su hijo Sage murió a la edad de 36 años a causa de un ataque al corazón, hecho que lo dejó devastado y que lo llevaría a replantearse su vida, impulsándolo a participar en eventos de caridad y a colaborar con varias labores filantrópicas. Este infortunado suceso también le inspiraría a producir Creed, un Spin Off de Rocky sobre el hijo de Apolo Creed, que fue un éxito en taquilla y por el cual recibió su globo de oro a mejor actor y una nominación a los premios Óscar en la misma categoría.

La historia de Sylvester Stallone es realmente inspiradora. Mientras la mayoría de las personas sucumben ante el rechazo y dejan de luchar por sus sueños, él creyó en sus ideas y en sus talentos lo suficiente como para seguir insistiendo hasta obtener la oportunidad que tanto necesitaba. En sus propias palabras:

“No soy la persona más talentosa, ni la más guapa, ni la más inteligente; pero, he tenido éxito porque no me he rendido y lo he intentado una y otra vez.”

Más historias inspiradoras para emprendedores:

Este articulo tiene 3 comentarios

avatar
Karen delete 16 de septiembre de 2019, 11:37

Que inspiradora historia, no me imagine nunca que su comienzo hubiera sido de esa manera, esto demuestra que cuando se quiere se puede y que nunca debemos rendirnos, que esos sueños y metas que nos hemos propuesto nos están esperando. Que con esfuerzo y dedicación podemos lograr lo que queremos en nuestra vida.

Un saludo!

Responder
avatar
Unknown delete 16 de septiembre de 2019, 12:09

Los vemos cómo como una grandes personas famosas creyendo q ellos no han sufrido,pero el trasfondo de la realidad guarda historias increíbles...

Responder

¿Qué opinas de este tema? Deja tus comentarios y aportes...

Articulo Siguiente Articulo Siguiente
Articulo Anterior Articulo Anterior