Steve Jobs: ¿Ladrón de ideas o Genio?

9 de septiembre de 2019

Steve Jobs: ¿Ladrón de ideas o Genio?

Foto del Autor
¿Fue Steve Jobs un genio?

¿Fue Steve Jobs realmente un genio?

A lo largo de sus 55 años de vida, Steve Jobs recibió decenas de acusaciones por fraude, plagio y explotación laboral. En contraste, en el año 2012 fue elegido por la Revista Fortune como el emprendedor más importante de la época moderna gracias a sus aportes al mundo empresarial¿Fue Steve Jobs realmente un genio o sólo alguien que hizo dinero aprovechándose del talento de los demás?

Steve Jobs y su vida como empresario han sido motivo de múltiples discusiones en el mundo entero. Por una parte, están quienes lo admiran y se inspiran en su legado; pero, por otra parte, están quienes lo condenan por haber recurrido a prácticas cuestionables para lograr muchos de los objetivos que se propuso.

Y, aunque es cierto que muchas de las mayores innovaciones desarrolladas por su compañía no fueron totalmente ideadas o creadas por él, Jobs fue un visionario y se encargó de encaminar todos los proyectos, aportando ideas y trazando una meta clara para quienes se encargarían de la ejecución.

Cómo cambió el mundo Steve Jobs

A continuación, haremos una retrospectiva en la vida de este gran emprendedor, para analizar los momentos claves en que la visión de Steve Jobs terminó por materializar un concepto que logró cambiar el mundo.

Cómo cambió el mundo Steve Jobs

1. El inicio de las computadoras personales

Antes de Apple, las computadoras eran del tamaño de una habitación y solo personal especializado podía manipularlas. Steve Jobs comprendió que, acercarlas a la gente del común, podría redefinir por completo la manera en que trabajábamos, permitiéndonos ser más eficientes y productivos. Con este propósito en mente, se unió a Steve Wozniak, que estaba trabajando en el desarrollo de una de las primeras computadoras personales de la historia, la cual fue lanzada en el año de 1976 con el nombre de Apple I. Esta computadora contaba con un microprocesador, lo que la hacía mucho más potente y versátil que sus competidoras, que usaban transistores. Un año más tarde lanzarían la Apple II al mercado, la primera microcomputadora producida a gran escala.

Pero la visión de Steve de revolucionar el mundo con la computación personal no se detuvo allí. En 1983 vería la luz la Apple Lisa, la segunda computadora con una interfaz gráfica y que, además, incluía un ratón.

Se señala constantemente a Jobs por robar la idea de esta innovación a Xerox, que previamente lo había invitado a conocer un proyecto con componentes similares. Sin embargo, su estrategia no fue copiar directamente el proyecto, sino contratar a antiguos miembros del equipo de Xerox para que trabajaran en el desarrollo de la Apple Lisa.

Posteriormente, en 1984 saldría al mercado la Apple Macintosh, que tuvo un gran recibimiento del público por su precio y características, que eran una evolución del anterior ordenador diseñado por Apple.

El mundo ya no era el mismo. Steve Jobs, Steve Wozniak y Apple se habían encargado de iniciar la revolución de las computadoras personales.

2. La animación por computadora

En 1985, debido a una serie de malas decisiones administrativas, la junta directiva de Apple decide despedir a Steve Jobs de la compañía que él mismo había fundado. Con un capital de $5 Millones de dólares, adquirió una empresa perteneciente a LucasFilms, que se dedicaba a la producción de los efectos especiales por computadora de las películas de Star Wars.

Así nace Pixar, que, aunque hoy en día es uno de los referentes en cuanto al cine de animación, en aquella época se dedicaba a la venta de Hardware de computo de gama alta. Su principal cliente era Disney Studios, quienes adquirían el Pixar Image Computer para acelerar el proceso de coloreado en sus animaciones 2D.

Fue Jhon Lasseter, uno de los empleados de la compañía, quien desarrolló una serie de animaciones para mostrar la potencia del ordenador que vendía Pixar. Jobs, al ver el potencial de la animación por computadora, puso en venta en 1990 la división de Hardware de Pixar.

Posteriormente cerraría una negociación con Disney Studios por $26 millones de dólares para producir tres películas animadas. Así nace “Toy Story”, el primer largometraje de animación 3D, una película que cambiaría el mundo del cine. Aunque Jobs no participó en dicha producción, si tuvo la visión para prescindir del departamento de Hardware de Pixar y centrarse solo en la animación.

En 2006, Disney Studios Adquiere a Pixar por más de $7 mil millones de dólares, convirtiendo a Jobs en el mayor accionista individual de Walt Disney Studios, con el 7% de las acciones de la compañía.

La industria del entretenimiento había iniciado una nueva era con las animaciones por computadoras como protagonistas gracias a la visión de Steve Jobs.

3. La era de la música digital

En el año 2000 la industria de la música se había visto impactada debido a que Napster facilitó la difusión de archivos musicales en formatos digitales; sin embargo, los ordenadores de la compañía Apple no contaban con ningún programa que pudiese reproducir archivos mp3. Steve, que había regresado a la compañía para dirigirla nuevamente, decidió adquirir los derechos del software SoundJam a unos jóvenes desarrolladores.

El programa, que estaba desarrollado para Mac Os, fue mejorado y renombrado para convertirse en iTunes. La plataforma fue lanzada en el año 2001 y era compatible con todos los computadores de la compañía. El uso más común que le daban sus usuarios era el de gestionar archivos musicales en sus reproductores de música portátil.

Jobs, al percatarse de que iTunes no era muy compatible con dichos dispositivos, tomó la decisión de que Apple debía crear su propio reproductor MP3 portátil. Junto con uno de sus ingenieros realizó un viaje a Japón y adquirieron los materiales para la creación del iPod. Posteriormente, dejó en manos de Tony Fadell el liderazgo del proyecto, aunque también aportaría ideas para la creación del dispositivo.

El iPod se convirtió en una tendencia cultural entre jóvenes. Representaba un estilo de vida y una identidad; era algo exclusivo para gente cool y las millonarias ventas del producto así lo ratificaban.

Mientras escalaban las ventas del iPod, Steve decidió enfocar sus esfuerzos en la industria de la música digital. Las compañías discográficas estaban buscando una forma de distribuir sus canciones digitalmente. Jobs tenía la idea de crear una tienda virtual para comercializar canciones en formato MP3 a un precio de $1 dólar y que estas fueran fácilmente trasferidas a los más de 1 millón de iPods vendidos hasta ese entonces. Comenzó a negociar con las compañías discográficas para convencerlas del potencial de este nuevo modelo de negocios, y, aunque no fue tarea fácil, logró firmar un acuerdo con los 5 mayores sellos discográficos de la época.

Así, en el año 2003 se lanza iTunes Store con más de 200 mil canciones disponibles. 5 días después de su lanzamiento, Apple vendió más de 1 millón de canciones. El modelo de negocio fue un éxito y cambió por completo la forma en que se vendía la música hasta aquel momento.

4. La computación móvil

Con la llegada de las redes de datos móviles, Jobs pensó en integrarlas al próximo modelo de iPod, dispositivo que era un éxito total en ventas y que había evolucionado hasta contar con una pantalla táctil, la capacidad de reproducir video y ejecutar juegos. Así nace el Iphone, proyecto que nuevamente Steve dejó en manos de Tony Fadell.

El concepto del teléfono, que contaba con una rueda cómo los primeros Ipods, se comenzó a desarrollar hasta llegar a un debate interno en la compañía sobre si el dispositivo debía tener pantalla táctil o utilizar un teclado, cómo los famosos celulares de la marca Blackberry, que eran muy populares en aquella época. Pero Jobs, obsesionado con la idea de que este tuviera pantalla táctil para brindar una mejor experiencia a los usuarios, tomó medidas extremas, amenazado con despedir a los empleados que estaban a favor del teclado; así, su concepto terminó en el diseño final.

En 2007 sale al mercado el iPhone, que marcaría una revolución en el desarrollo de SmartPhones. Vendió 6 millones de unidades en solo un año de fabricación. Hoy, este peculiar invento permite a muchas personas contar con un teléfono con la potencia de una computadora en sus bolsillos, desde el cual pueden navegar en Internet, comunicarse y utilizar aplicaciones de todo tipo.

Viendo el gran recibimiento del iPhone, Steve Jobs pensó que sus usuarios podrían necesitar más herramientas para el uso diario del dispositivo, así nace la idea de una tienda virtual donde cualquier desarrollador podía publicar y vender sus aplicaciones para dispositivos iPhone o iPod Touch.

En 2008 es lanzada al mercado la AppStore, que contaba con un catálogo de 500 aplicaciones de terceros, de las cuales 128 eran gratuitas. El primer fin de semana se realizaron más de 10 millones de descargas de aplicaciones desde la tienda, abriendo paso a un nuevo modelo de negocios que hoy mueve miles de millones de dólares alrededor del mundo.

Steve Jobs y Apple habían redefinido la industria de los teléfonos inteligentes y de las aplicaciones móviles.

5. Su último legado

Antes de trabajar en el iPhone, a Steve Jobs se le había ocurrido la idea de un dispositivo inteligente que tuviera las funcionalidades del Ipod Touch, pero con una pantalla más grande y con mayor capacidad de Hardware para que los usuarios pudiesen navegar por Internet y leer libros o periódicos con facilidad. Sin embargo, esta idea quedó en segundo plano cuando se inició el trabajo del iPhone y luego del gran recibimiento del mismo en el mercado, por lo que tardaría 3 años en desarrollarse el concepto. En 2011 Jobs hace la presentación oficial del iPad, un dispositivo que tenía las capacidades de una computadora portátil y la accesibilidad de un iPhone. Con esto se reafirmarían los pilares de la computación móvil y simple, que había sentado el iPhone. En 3 meses se vendieron más 3 millones de unidades.

El dispositivo fue un completo éxito y marcó un antes y un después en la forma en que las personas acceden a Internet, lo que obligo a los sitios web a adaptar sus páginas a dispositivos móviles, además de revolucionar sectores como el de la educación, acercando Internet a personas que jamás habían tenido acceso a la tecnología.

En este momento puede parecer normal para ti ver este video desde tu Tablet o Celular, pero esto no sería posible sin el gran legado de la computación móvil impulsada por el hombre que pensó que, acercar la computadora a las personas del común, podría cambiar nuestras vidas al permitirnos ser más eficientes y productivos.

Como podemos ver, a pesar de no ser el inventor material, sin duda alguna Jobs era un genio que encaminaba las ideas hasta convertirlas en productos y conceptos revolucionarios. Su genialidad no estaba en crear tecnología, sino en entender a las personas y ofrecerles productos que superaban sus expectativas. Su obsesión por el diseño y por la experiencia del usuario redefinió las reglas del juego en varias industrias, marcando así tendencias que perduran hasta nuestros días.

¿Crees que Steve Jobs era un ladrón de ideas o fue un verdadero genio revolucionario? Déjanos saber tu opinión en los comentarios.

También puedes leer: 13 Historias de éxito que seguramente no sabías de Steve Jobs y de Apple

Más casos de éxito empresarial:

Este articulo tiene 2 comentarios

¿Qué opinas de este tema? Deja tus comentarios y aportes...

Articulo Siguiente Articulo Siguiente
Articulo Anterior Articulo Anterior