Cómo se hizo Millonario Nusret Gökçe, el chef más famoso del mundo

19 de julio de 2020

Cómo se hizo Millonario Nusret Gökçe, el chef más famoso del mundo

Foto del Autor
Cómo se hizo Millonario Nusret Gökçe, el chef más famoso del mundo

La historia de Nusret Gökçe, el popular chef conocido como "Salt Bae"

Debido a las dificultades económicas de su familia, tuvo que abandonar sus estudios siendo apenas un niño. A los 14 años, empezó a trabajar como asistente de cocina de un carnicero para poder ganar algo de dinero. A los 27 años, con sus ahorros puso en marcha un pequeño restaurante. Hoy en día, es uno de los chefs más famosos del mundo, cuenta con 16 restaurantes en 6 países y posee una fortuna personal de más de $50 millones de dólares¿Cómo lo logró?

El protagonista de esta historia es Nusret Gökçe, mejor conocido a nivel internacional como Salt Bae, quien nació en agosto de 1983 en la ciudad de Erzurum, Turquía.

Nusret creció junto a sus padres y sus cuatro hermanos en medio de grandes dificultades económicas.

Su padre trabajaba en una mina de carbón y ganaba apenas lo suficiente para alimentar a la familia.

Cuando el pequeño llegó a sexto grado, la situación financiera de su familia se complicó y a sus padres ya no les alcanzaba para costear la mensualidad del colegio, por lo que se vio obligado a retirarse.

“Mi padre y mi madre no sabían leer ni escribir; y tuve que abandonar mis estudios por problemas financieros. Sin embargo, eso no detuvo nunca mi pasión por lo que amaba." –Dijo Nusret en una entrevista para NBC News.

Pasión, disciplina y persistencia

A la edad de 14 años, comenzó a trabajar en jornadas de más de 13 horas diarias como asistente de cocina de un carnicero en el distrito Kadıköy de Estambul. Pese a lo duro del trabajo, los cortes de carne que allí aprendió marcaron su destino.

Historia del chef Nusret Gökçe

Luego, tuvo la oportunidad de trabajar en varios asadores turcos en los que desarrolló una gran pasión por el arte culinario.

Las dificultades financieras que vivió durante su infancia hicieron que Nusret se volviera muy disciplinado con el manejo de su dinero. Durante años, ahorró gran parte de lo que ganaba con la ilusión de algún día poder iniciar un negocio propio.

Guiado por su pasión por la cocina, en el 2007 decidió viajar a países líderes en la industria cárnica para aprender sobre cortes de carne y formas de preparación.

"Sin mucho dinero, viajé a Argentina para ver cómo funcionaba la industria de la carne. Después de eso, quise viajar a Estados Unidos, pero se me negó la visa cinco o seis veces. Sin embargo, nunca me di por vencido. A finales del 2009 por fin conseguí una visa de 3 meses para ir a Estados Unidos." -Comentó el empresario.

Durante esta etapa de su vida pasó cerca de 3 años trabajando, incluso gratis, como cocinero en diversos restaurantes, con el objetivo de mejorar sus técnicas culinarias.

Iniciando su primer negocio

Para el 2010, ya con 27 años de edad y más de 10 años de arduo trabajo, Nusret había ahorrado y aprendido lo suficiente para materializar su sueño de iniciar un negocio.

Regresó a su país y puso en marcha un pequeño restaurante con 8 mesas en el barrio Etiler de Estambul. Así nació la cadena “Nusr-Et Steakhouse”, cuyo nombre surgió de tomar el nombre del fundador y agregarle un guion separando las dos letras finales “ET”, que significan carne.

Desde el comienzo, se enfocó en crear una experiencia Premium, ofreciendo opciones únicas para los amantes de la carne y brindando un servicio de alta calidad.

El restaurante pronto se convirtió en sinónimo de comida gourmet y exclusividad en Estambul, atrayendo a celebridades y reconocidos ejecutivos de la ciudad, como el multimillonario Ferit Şahenk, una de las diez personas más ricas de Turquía, quien quedó fascinado con la comida de Nusret y decidió invertir en su negocio en el año 2012 para expandirlo.

Gracias a esta inversión, pudo abrir nuevos restaurantes dentro de Estambul y llegó a otras ciudades turcas, como Ankara y Marmaris, consolidándose así a nivel nacional.

En el 2014, Nusr-Et Steakhouse estableció su primera sucursal fuera de Turquía, eligiendo a Dubai como su nuevo destino. Este fue el inicio de la expansión internacional de la cadena.

Ese mismo año, lanzó en Estambul el primer “Nusr-Et Burger”, un concepto de restaurante especializado en hamburguesas de carne con el que buscaría llevar a nuevos clientes el sabor y el servicio de sus Steakhouse.

Durante los siguientes años, continuó conquistando Oriente Medio, llegando a ciudades como Doha y Abu Dabi.

La paciencia y disciplina de Nusret habían rendido sus frutos: aquel asistente de cocina que anhelaba tener su propio restaurante, se había convertido en un exitoso empresario gastronómico que seducía con sus platos a los más exigentes paladares; sin embargo, lo que estaba a punto de suceder en su vida era algo que ni siquiera él hubiese podido llegar a imaginar…

Mundialmente conocido gracias a las redes sociales

En enero del 2017, decidió hacer un vídeo más para las redes sociales de su negocio. Tomó un filete de carne y comenzó a córtalo con gran precisión y elegancia. Acomodó los trozos de carne con su cuchillo y finalmente esparció un poco de sal sobre ellos con un movimiento bastante particular.

El vídeo, de poco más de 30 segundos, fue publicado en redes sociales con el nombre “Ottoman steak” y desencadenó un fenómeno viral que catapultó a Nusret a la fama mundial.

Historia del chef Salt Bae

En cuestión de días, las redes se inundaron con la imagen del cocinero esparciendo sal sobre el filete. Luego, cientos de miles de personas comenzaron a publicar fotos y vídeos imitándolo. Apareció un mural con su figura en Melbourne – Australia. Jugadores de fútbol de las principales ligas también se sumaron a la tendencia celebrando sus goles con la técnica de Nusret. Medios de todo el mundo se abalanzaron sobre él para entrevistarlo y conocer su historia.

Para principios de febrero, ya se había convertido en el meme del momento y en un ícono de la cultura popular, haciendo que sus redes crecieran exponencialmente y atrayendo masivamente nuevos clientes a sus restaurantes, incluyendo famosos y celebridades como Leonardo Di Caprio, Paulo Dybala y Roger Federer.

Si bien el vídeo fue creado justamente con el objetivo de ser usado como herramienta de promoción para el negocio, los resultados obtenidos superaron todos los pronósticos.

Este no fue el primer vídeo de este tipo que hizo Nusret, de hecho, ya en vídeos anteriores había esparcido sal sobre sus filetes con su particular técnica, pero este tenía la combinación perfecta de elementos para hacerse viral: sus gafas oscuras, su camisa blanca sencilla, su peinado, sus movimientos, la expresión de su rostro y la duración del vídeo, además de que personalidades como Bruno Mars y Rihanna fueron de los primeros en replicar la imagen… todo de forma integral contribuyó para desencadenar esa viralidad que no se logra con grandes presupuestos, sino con mucha creatividad, autenticidad y generando un impacto emocional en la audiencia.

Gracias a este fenómeno viral, el chef obtuvo su apodo de “Salt Bae”, que podría traducirse como “chico de la sal” o “sal antes que nada”.

Según el propio Nusret, su forma de salar la carne nació como un proceso natural. Afirma que no lo hizo para llamar la atención, sino que es su toque final, como si estuviera bendiciendo la carne.

Mientras su fama seguía creciendo y sus restaurantes se llenaban por completo todos los días, el empresario pensó que era el momento ideal para seguir expandiéndose. Su siguiente gran objetivo era abrir un restaurante en Nueva York, pues consideraba que llegar allí representaba que se había convertido realmente en una marca internacional.

Durante los siguientes meses, Nusr-Et Steakhouse abrió sus puertas en la ciudad de Miami, dando así un paso enorme en sus planes de expansión.

En enero del 2018, logró su objetivo de llegar a Nueva York, estableciendo un restaurante en el centro de Manhattan; sin embargo, las primeras revisiones profesionales de este restaurante fueron en general negativas. Robert Sietsema de Eater describió los bistecs como “gomosos y con poco sabor”; Steve Cuozzo del New York Post calificó el restaurante como “estafa pública Nº 1”; y Joshua David Stein escribió en GQ que el bistec es “mundano” y las hamburguesas “sobrecocidas”.

Pese a las críticas y a lo costosos que puedan resultar sus platos, el restaurante en Nueva York no dio abasto desde su inauguración. Siempre está totalmente lleno y a las afueras decenas de clientes esperan ansiosos la oportunidad para poder entrar. Si bien los gustos gastronómicos son muy relativos, es evidente que el mayor atractivo de estos restaurantes es poder disfrutar del show y la experiencia que Nusret ha diseñado para el deleite de los comensales.

En el 2019, Nusr-Et Steakhouse desembarcó en dos nuevos destinos: Yeda y Mykonos, igualmente con lleno total en ambos lugares desde su apertura.

Millonario, exitoso, famoso, excéntrico y polémico

Pero no todo ha sido “color de rosa” en la carrera empresarial de Nusret. A medida que su popularidad aumentaba, se desataban diversas polémicas por sus publicaciones y excentricidades.

Cuando presentó públicamente su plato más costoso, un bistec bañado en polvo de oro de 24 quilates cuyo precio oscila entre los $300 y $500 dólares, miles de internautas reaccionaron recriminándole por ofrecer un plato con estas características cuando millones de personas luchan a diario por llevarse algo a la boca. Actores, cantantes y deportistas han probado este bistec recibiendo fuertes críticas por parte de sus seguidores.

Luego, sus redes estallaron por una foto que subió rindiendo homenaje a Fidel Castro y por un vídeo en el que servía un costoso filete a Nicolás Maduro. Las críticas y la presión fueron tal, que finalmente eliminó las publicaciones, aunque estas ya se habían viralizado generando protestas a las afueras de sus restaurantes y calificaciones negativas en plataformas como Tripadvisor. Además, ha enfrentado demandas laborales por parte de ex-trabajadores y en sus fotos y vídeos constantemente recibe comentarios negativos de activistas a favor de los animales que consideran su contenido como cruel y ofensivo.

Actualmente, Nusret a sus 36 años de edad se posiciona como uno de los chefs más famosos del mundo, con cerca de 30 millones de seguidores en redes sociales y siendo un popular meme de Internet. Cuenta con un total de 16 restaurantes distribuidos entre Emiratos Árabes Unidos, Catar, Estados Unidos, Arabia Saudita, Grecia y Turquía, y planea seguir expandiéndose para llegar a países como Inglaterra, Italia y Alemania, entre muchos otros. Posee una fortuna personal estimada de más de $50 millones de dólares, genera empleo para más de 1.000 personas y contribuye con causas sociales en su ciudad natal, donde construyó un complejo con mezquita, biblioteca y escuela que lleva el nombre de sus padres. Afirma que la fama no ha cambiado su rutina, pues sigue trabajando más de 13 horas cada día, tal como lo hacía desde sus inicios como asistente de cocina.

Así concluimos la inspiradora historia de Nusret Gökçe o Salt Bae, un excéntrico empresario gastronómico que comenzó literalmente desde cero, pero que, gracias a su pasión, disciplina y determinación, logró construir una de las cadenas de restaurantes más populares y exitosas del mundo, convirtiéndose así en un referente para muchos otros emprendedores. En sus propias palabras:

"Tener éxito es difícil, pero mantenerlo continuamente es aún más difícil. Ten siempre tus objetivos claros y trabaja en ellos como si nada fuera imposible. Simplemente sigue trabajando y trabajando… Cuando comencé, la carnicería era considerada como un trabajo degradante en Turquía. Ahora, gracias a mí, todos los niños quieren convertirse en carniceros."

Más casos de emprendedores exitosos:

Contenido Relacionado:

Este articulo tiene 0 comentarios

¿Qué opinas de este tema? Deja tus comentarios y aportes...

Articulo Siguiente Articulo Siguiente
Articulo Anterior Articulo Anterior