Cory Nieves, el niño de 6 años que quería ayudar a su madre y creó un negocio millonario

23 de septiembre de 2020

Cory Nieves, el niño de 6 años que quería ayudar a su madre y creó un negocio millonario

Foto del Autor
Cory Nieves, el niño de 6 años que quería ayudar a su madre y creó un negocio millonario

Cómo creó un negocio millonario Cory Nieves

A la edad de 6 años comenzó a vender limonada, chocolate caliente y galletas, con el propósito de comprarle un auto a su madre. 9 años más tarde, se había convertido en un exitoso empresario con un negocio valorado en $250 mil dólares y facturando más de $300 dólares al día… ¿Cómo lo logró?

El protagonista de esta historia es Cory Nieves, un joven empresario estadounidense que nació en Nueva York el 22 de mayo del 2004.

Su madre, Lisa Howard, tuvo a Cory cuando tenía apenas 16 años de edad.

Las oportunidades laborales para una madre soltera tan joven que no había terminado la secundaria, eran muy limitadas; así que, en el 2009, decidió mudarse a la ciudad de New Jersey en busca de un mejor futuro. Allí, consiguió un trabajo de medio tiempo como mesera y cajera de supermercados por $10 dólares la hora, mientras el pequeño Cory iniciaba sus estudios en la primaria.

Día a día, Cory y su madre debían soportar el frío matutino y las dificultades del transporte público. Entonces, un día el niño se propuso comprarle un auto a su madre.

“Fue muy triste verla luchar. Mucha gente tiene coches, así que me propuse emprender para comprarle uno.” -Dijo el chico en una entrevista.

Buscando una idea de negocios

Su primera idea consistió en la venta de limonada. Luego, consideró que la venta de chocolate caliente era un mejor proyecto. Como la venta empezó a dar buenas ganancias, el pequeño se motivó y comenzó a considerar otra idea: la venta de galletas, pues ¿a quién no le gustan las galletas cuando tienen el encanto de ser preparadas caseramente?

Lo primero que hizo fue consultar muchas recetas en libros. Más tarde, al adquirir más conocimientos sobre el tema, se propuso a experimentar y crear recetas propias, siempre con unas características esenciales: usar ingredientes orgánicos y omitir el uso de conservantes.

Así, al salir todas las tardes de la escuela, madre e hijo se dedicaban a hornear las galletas para posteriormente venderlas en la esquina de su casa, ofreciéndolas a transeúntes como “galletas artesanales sin saborizantes artificiales”, las cuales rápidamente se hicieron muy populares entre sus vecinos.

La idea fue un completo éxito. En unos pocos meses ya estaban vendiendo cientos de galletas cada semana.

Emocionada con los resultados del negocio, Lisa le dijo al chico que, si seguían así, algún día podrían pagar una universidad para él.

Pensando como empresarios

En el año 2013, decidieron nombrar a la empresa: “Mr. Cory’s Cookies”. Cory asumió el cargo de director ejecutivo, y su madre el de directora financiera.

Pronto, el par de empresarios empezaron a diversificar sus productos y a prepararlos en una cocina industrial que alquilaban con las ganancias de los mismos, así aumentaron la oferta de galletas, lanzando sabores cómo chocolate blanco, con nueces, limón, almendras, azúcar, chocolate oscuro y, por supuesto, el chocolate líquido con el que alcanzaron el éxito. También, desarrollaron, pensando en la salud de sus clientes, una línea de galletas sin azúcar, como las galletas de avena con nueces, perfectas para las personas con diabetes u otras condiciones.

El negocio creció hasta el punto de tener pedidos de más de 1.000 galletas por parte de empresas como J.P. Morgan, Porsche, Chase y el Departamento de Bomberos de New Jersey; y llegó a facturar más de $12 mil dólares anuales, lo que hizo del pequeño Cory toda una sensación en la ciudad.

La popularidad y apasionante historia de Mr. Cory y sus galletas atrajo la atención de los medios y en el 2014 fueron invitados al popular “The Ellen Degeneres Show”, en donde el emprendedor pudo mostrar todo su carisma y su entusiasmo a la hora de desarrollar innovaciones en su empresa repostera. En medio del programa, Ellen Degeneres decidió sorprender al chico y su madre obsequiándoles el auto por el que tanto habían luchado y que merecían después de tantos años de trabajo. Además, les regaló la cifra de $10 mil dólares para que continuaran adelante con su empresa.

Este impacto televisivo impulsó aún más la carrera de Cory. Su buen gusto al vestir, despertó el interés de compañías como Ralph Lauren y Tommy Hilfiger, que le ofrecieron contratos para trabajar como modelo; y de grandes superficies como Whole foods market y Macy´s, que querían tener sus productos en sus almacenes.

Consiguiendo mentoría y financiación

En el 2017, los emprendedores consiguieron una oportunidad para participar en el programa “The Profit”, en donde el brillante empresario Marcus Lemonis da capital de inversión y consejos sobre finanzas, emprendimiento y marketing, a personas que han hecho empresa o tienen un brillante proyecto. Debido al potencial que Lemonis vio en Mr. Cory’s Cookies, obtuvieron $100 mil dólares por el 40% de la empresa, haciendo que ésta alcanzara una valoración de $250 mil dólares. Dicho capital seria usado para mejorar los empaques, industrializar la producción, crear un sitio web y realizar un re-lanzamiento del producto.

Tras varios meses de trabajo, la inversión y la mentoría de Lemonis ayudaron a la marca de galletas a acelerar su crecimiento y lograron cerrar un trato para vender las galletas en Amazon. Sin embargo, Marcus decidió dejar de estar involucrado con el negocio y dejar el camino libre para que tanto Cory como Lisa siguieran adelante por su cuenta.

Para el 2018, Mr. Cory’s Cookies ya estaba facturando la sorprendente cifra de $300 dólares por día, superando con creces todas las expectativas que el chico se había planteado cuando empezó.

En el 2020, consiguieron un acuerdo de distribución con la cadena Walmart, dando así un paso enorme en sus planes de expansión.

Joven empresario exitoso

Actualmente, Cory tiene 16 años y logró su sueño de ingresar a la prestigiosa Universidad de Princeton, tal como lo había predicho su madre en los primeros años del negocio. Día a día trabaja con el apoyo de Lisa en su empresa, dirigiendo las operaciones y liderando el desarrollo de nuevos productos. Para el futuro, espera que sus galletas puedan cruzar muchas fronteras y sueña con poder dar oportunidades a otras madres cabeza de familia.

Así concluimos la apasionante historia de Cory Nieves, un joven carismático y creativo que encontró motivación en querer ayudar a su madre, y que terminó construyendo un exitoso negocio que crece a ritmo constante año tras año. En sus propias palabras:

“El amor es el ingrediente más maravilloso con el que preparo mis productos.”

Más casos de emprendedores exitosos:

Contenido Relacionado:

Este articulo tiene 2 comentarios

avatar
Angel Cordoba delete 23 de septiembre de 2020, 13:36

Motivadora historia.... Que nos deja varias lecciones, lo primero es que desde un principio no lo vio como algo para salir del apuro, sino que lo vio como negocio y lo más importante es que ha tenido una razón fuerte para ir tras lo que quería.

Otro de los aciertos que veo y que muchos fallan es en el de buscar mentoría, muchos piensan que con el conocimiento que tienen pueden escalar un negocio y por eso se quedan estancados, no solo es aprender más, sino también delegar y seguro habrá un crecimiento.

¡Me encantó la historia, gracias por compartirla!

Responder
avatar
Luisk delete 14 de octubre de 2020, 13:04

Muy interesante la historia, el que sueña puede lograrlo! . Historias como estas me motivan mucho mas a seguir adelante con mi emprendimiento que empece en la plataforma de criptomoneda personalizada que uso. Apenas estoy empezando sin embargo ya he recibido bastante apoyo de la comunidad y de mis amigos, quiero monetizar mi emprendimiento. espero que esto sea pront. Por cierto antes de que se me olvide , la plataforma de criptomoneda que me dio la oportunidad de poder emprender es MintMe

Responder

¿Qué opinas de este tema? Deja tus comentarios y aportes...

Articulo Siguiente Articulo Siguiente
Articulo Anterior Articulo Anterior