Se hizo millonario vendiendo mermelada - Fraser Doherty, fundador de SuperJam

24 de octubre de 2019

Se hizo millonario vendiendo mermelada - Fraser Doherty, fundador de SuperJam

Foto del Autor
Se hizo millonario vendiendo mermelada - Fraser Doherty, fundador de SuperJam

La historia de Fraser Doherty, fundador de SuperJam

A la edad de 14 años comenzó a vender mermelada a partir de las recetas que aprendió de su abuela. 5 años más tarde se había convertido en millonario y su empresa ya facturaba más de £1 millón de libras esterlinas al año… ¿cómo lo logró?

El protagonista de esta historia es Fraser Doherty, un joven empresario escocés que nació en Edimburgo en diciembre del año 1988.

Afirma que desde siempre sintió gran interés por el mundo de los negocios. Con apenas 10 años, puso en marcha su primer emprendimiento: una granja de pollos en el jardín de la casa de sus padres. El chico se encargaba tanto del cuidado de los pollos, como de las ventas. Según cuenta, él mismo salía a vender huevos por todo el vecindario.

Años más tarde su abuela le enseñó a hacer mermelada casera y allí visualizó una gran oportunidad de negocios. Para Doherty, la mermelada que se comercializaba en tiendas y supermercados necesitaba reinventarse, pues su sabor se veía muy afectado por los azúcares y aditivos que contenía.

Tras mucha práctica y guiado por el firme propósito de ofrecer una mermelada hecha 100% de fruta natural, el joven, que para entonces tenía 14 años, comenzó a comercializar puerta a puerta sus primeros tarros de mermelada artesanal que venían identificados con una etiqueta que diseñó en su computadora.

La empresa inició bajo el nombre de “Doherty's Preserves”, pero este nombre cambiaría eventualmente buscando darle mayor autenticidad a la marca.

A medida que las ventas de su empresa crecían, Doherty exploraba nuevas estrategias de distribución. Consiguió acuerdos para vender su mermelada en mercados de granjeros y en pequeñas tiendas locales, pero el chico tenía planes mucho más grandes.

De vender en mercados locales a surtir más de 2 mil supermercados

Lleno de determinación y confiando en la calidad de sus productos, pidió a su padre que lo llevara a Waitrose, una importante cadena de supermercados con presencia en todo Reino Unido, para convencerlos de vender su mermelada en sus establecimientos. Se puso un traje de su padre, el cual le quedaba unas 4 tallas más grande, y obtuvo la oportunidad de presentar el producto frente a ejecutivos del supermercado.

La confianza que había ganado gracias a los éxitos logrados hasta ese momento, se derrumbó en un instante al recibir un “No” como respuesta.

“Fue posiblemente el mayor revés en mi carrera. Pensaba que los tenía en la bolsa y resultó que estaba lejos de lograrlo… Me dijeron que el etiquetado estaba mal, que el precio estaba mal y que necesitaba una marca. Sentí que no sabía realmente lo que estaba haciendo.” -Dijo Fraser Doherty en una entrevista para BBC News.

Pensó en rendirse y desistir de la idea de vender en grandes supermercados, pero finalmente decidió acatar las sugerencias recibidas y tomarlas como una oportunidad para mejorar.

Pulió sus recetas, optimizó la producción, buscó asesoría de expertos y cambió el nombre de su marca por “SuperJam”. Cuando sintió que estaba listo para volver a intentarlo, se comunicó con Waitrose y consiguió una nueva oportunidad para presentar sus productos, pero fue rechazado una vez más.

Siguió trabajando en mejorar el producto y consiguió una tercera oportunidad con Waitrose en marzo del 2007. Esta vez sí logró su objetivo y, con 19 años, se convirtió en el proveedor más joven de la cadena de supermercados.

La mermelada SuperJam comenzó a popularizarse rápidamente. En poco tiempo, sus productos ya se comercializaban en otros grandes supermercados como Tesco, Sainsbury's, Morrisons y Asda, logrando ventas de más de £1 millón de libras esterlinas al año.

Millonario antes de cumplir 20 años

El rápido crecimiento de SuperJam no solo convirtió a Fraser Doherty en un exitoso y reconocido empresario en su país, sino que también le permitió entrar a la lista de jóvenes que lograron hacerse millonarios antes de los 20 años según una publicación de la Revista Forbes del año 2008.

Además de este reconocimiento, el joven y su empresa han recibido decenas de premios, tanto nacionales como internacionales, entre los que destacan “El Premio Emprendedor Joven Británico (año 2004)”, “Premio Biggart Baillie a la Innovación (año 2007)”, “Premio a la innovación John Logie Baird (año 2008)”, y “El reconocimiento como Marca icónica de Escocia” (otorgado por el Museo Nacional de Escocia).

Con una compañía creciendo y facturando millones de libras esterlinas al año, en el 2008 este joven empresario decidió poner en marcha una iniciativa social llamada “SuperJam Tea Parties”, cuyo propósito es el de reunir a personas mayores que se encuentran solas para que puedan compartir entre ellas y hacer nuevos amigos mientras disfrutan de los productos de SuperJam. A la fecha, ya son miles los adultos mayores que han participado en estas fiestas, afirmando que en ellas se sienten como jóvenes nuevamente porque pueden charlar, reír, cantar, comer y bailar.

Conquistando nuevos mercados con SuperJam

Los años transcurrieron y las ventas de la empresa comenzaron a caer debido a que varios de los grandes supermercados en que se distribuían sus productos, decidieron dejar de comercializarlos. Pese a la crisis, SuperJam pudo mantenerse en pie gracias al constante apoyo de los supermercados Waitrose y a que la historia de Doherty logró cautivar a los surcoreanos.

"Algunos empresarios en Corea se enteraron de mi historia y me preguntaron si podían intentar vender mi mermelada allí." Contó Fraser.

El joven aceptó y comenzó a enviar pedidos que al principio eran de cientos de unidades, pero que luego se incrementaron hasta superar las 20 mil unidades por pedido.

Llegar a Corea del Sur fue todo un reto para SuperJam, especialmente por el idioma, pero finalmente las cosas salieron bien y este país se convirtió en uno de los mercados más importantes para la empresa, representando ventas de varios cientos de miles de frascos al año.

Además de conquistar el paladar de los coreanos, la empresa también logró abrirse espacio en países como Japón, Australia, Rusia, Dinamarca, Finlandia e Irlanda; no solo con su tradicional mermelada, sino con nuevos productos que fue desarrollando, como miel de abeja SuperHoney, té SuperTés y compota sin pepitas para niños, entre otros.

Un emprendedor que descubrió su pasión desde muy joven

Actualmente, Fraser Doherty está próximo a cumplir sus 31 años de edad y ha ido delegando poco a poco su trabajo en SuperJam para emprender nuevos proyectos. Fundó otra empresa llamada Envelope Coffee, dedicada a comprar café directamente a los productores para enviarlo hasta la puerta de más de 10.000 clientes; y cofundó Beer52, el club de cerveza artesanal más grande del mundo, con más de 200.000 clientes y enviando más de 50.000 cajas de cerveza al mes. Cuenta con su propia organización benéfica y desde su empresa ha invertido en varios proyectos sociales y de caridad. Ha compartido su historia en más de 500 conferencias en 27 países de todo el mundo y ha publicado 3 libros sobre emprendimiento, negocios y gastronomía: “SuperBusiness”, “48 Hour Startup” y “The SuperJam Cookbook”.

Tras más de 20 años de carrera como empresario, Doherty continúa afrontando la vida con la misma pasión y determinación con la que inició sus primeros proyectos, enfocándose siempre en su propósito de llevar productos 100% naturales y nutritivos a la mesa de sus clientes.

Así concluimos la inspiradora historia de Fraser Doherty, un exitoso empresario que descubrió su pasión desde muy joven y tuvo la convicción para convertirla en un negocio. En sus propias palabras:

“Mi historia muestra que lo que puede comenzar como una pasión, con amor y trabajo duro, puede convertirse en algo increíble. Algo que te cambia la vida.”

Más casos de emprendedores exitosos:

1 comentarios:

avatar
BlackFriday Chino - Lili delete 25 de octubre de 2019, 13:15

Excelente historia, otro emprendedor más que nos demuestra que cuando se quiere se puede y que solo basta tener determinación y paciencia para lograr lo que queremos, hay que ver como afronto positivamente el rechazo de Waitrose para desarrollar su propia marcar y con ello crecer llegando a muchos mercados en diferentes países.

Responder

¿Qué opinas de este tema? Deja tus comentarios y aportes...

Articulo Siguiente Articulo Siguiente
Articulo Anterior Articulo Anterior