5 Claves para crear contenidos digitales efectivos para tu negocio

10 de noviembre de 2020

5 Claves para crear contenidos digitales efectivos para tu negocio

Foto del Autor

¿Sabías que actualmente existen más de 1.000 millones de sitios web?... y la cifra sigue aumentando a un ritmo acelerado.

Además, cada minuto se suben más de 500 horas de vídeo a Youtube, se publican más de 350 mil tweets, se envían más de 180 millones de emails, se postean más de 400 mil contenidos en Instagram y se envían más de 40 millones de mensajes a través de Whatsapp.

En este contexto, en este inmenso mar de contenidos, las marcas quieren y necesitan ser escuchadas. Los emprendedores y los empresarios realizan incalculables esfuerzos para atraer la atención del mercado; sin embargo, lograrlo es cada vez un reto mayor debido al crecimiento exponencial de la cantidad de contenidos que se producen a diario.

Según Herbert Simon, Premio Nobel de Economía en 1978: "La abundancia de información da lugar a la pobreza de atención".

La gran pregunta es: ¿Cómo destacar en un entorno tan masivo como Internet y lograr que nuestros contenidos lleguen de forma efectiva a nuestros clientes potenciales?

A continuación, te compartimos cinco claves para crear contenidos digitales efectivos que te ayuden a aumentar tus ventas en línea. ¡Toma nota!

Cómo crear contenidos digitales efectivos

Crear contenidos digitales efectivos para tu negocio
Imagen por Aysezgicmeli / Shutterstock

1. Ten un objetivo definido

Cada contenido que publiques en tus canales digitales debe contribuir con un objetivo concreto que aporte valor al cliente y al negocio.

Una buena manera de determinar qué objetivos perseguir en nuestra estrategia de contenidos, es analizar el embudo de ventas para cada perfil de clientes al que nos dirigimos.

Recuerda que la venta no es un evento, sino un proceso; es decir, el objetivo no es cerrar la venta como tal, sino construir una relación con los clientes (potenciales y actuales) para ayudarlos a satisfacer sus necesidades y convertirlos en embajadores de nuestra marca.

Marketing de Contenidos

Estos son algunos de los objetivos que puedes lograr a través de tu estrategia de contenidos:

  • Atraer: Lograr que los clientes potenciales que aún no te conocen, se interesen por tu propuesta de valor. Ejemplo: Un Lead Magnet es un tipo de contenido muy efectivo para atraer clientes potenciales.

  • Generar Confianza: Lograr que los clientes potenciales confíen en ti, en tu empresa y en tus productos o servicios. Ejemplo: Aquí funcionan muy bien contenidos como webinars, testimonios y pruebas sociales.

  • Engagement: Fortalecer la relación emocional que existe entre los clientes y tu marca. Ejemplo: El Storytelling es un excelente tipo de contenido para llegar al corazón de tus clientes.

  • Branding: Lograr que tus clientes recuerden tu marca y tus signos distintivos. Ejemplo: Una melodía pegajosa o un poco de humor es una excelente manera de quedarte en la cabeza de tus clientes.

  • Convertir: Llevar a los clientes a realizar una acción concreta: registrarse, suscribirse, comprar, llamar, etc. Ejemplo: Aquí se deben usar contenidos con llamados a la acción muy concretos y utilizar herramientas que le faciliten al usuario realizar dicha acción, como formularios o landing pages.

  • Educar: Enseñar a tus clientes acerca de producto, tu empresa, cómo usar mejor tu producto, cuál es tu diferencial, por qué vales lo que cobras, etc. Ejemplo: Los contenidos en vídeo tipo tutorial son una excelente manera de educar a los clientes.

  • Fidelizar: Lograr que tus clientes actuales te sigan comprando y además te recomienden con sus amigos y contactos. Ejemplo: Sorprende a tus mejores clientes con contenido exclusivo e invitaciones inesperadas que los hagan sentir importantes.

Dependiendo de tu modelo de negocio o del tipo de productos que ofreces, puede que tengas que lograr otros objetivos para que los clientes se animen a comprarte y recomendarte. Lo importante es que entiendas muy bien sus motivaciones, necesidades, dudas, temores y procesos de compra.

2. Relevancia

Ya con nuestro objetivo definido y teniendo una percepción clara de a quién nos dirigimos, lo siguiente es identificar los elementos clave para que nuestro contenido sea relevante. Ser relevante significa:

“Enviar el mensaje correcto a la persona indicada, a través del medio adecuado y en el momento oportuno.”

En este concepto hay cuatro elementos importantes:

Contenidos digitales efectivos

Antes de crear cualquier tipo de contenido, debes tener claro cuál es el perfil de cliente potencial al que te interesa llegar. Teniendo claro tu público objetivo, podrás elegir el canal, momento y contenido más relevante.

Cuando hay armonía entre los cuatro elementos, es cuando el contenido es realmente efectivo y logra su objetivo.

Si tus clientes son ejecutivos, probablemente el canal más relevante para ti sea LinkedIn. Pero, si tus clientes son jóvenes, Snapchat o Tik Tok pueden ser canales más efectivos para ti.

De la misma manera, el tono de comunicación y el contenido deben estar adaptados según el perfil de tu público objetivo y las características del canal seleccionado.

Aquí puedes ver los diferentes tipos de contenidos relevantes que puede crear tu marca en Internet.

3. Hazlo Simple y atractivo

Sea cual sea el tipo de contenido que vayas a crear (video, texto, audio, imágenes, infografía, etc.) asegúrate de que sea simple, atractivo y contundente. No le hagas perder el tiempo a tus usuarios con contenidos llenos de información irrelevante. Cuantas menos palabras y segundos necesites para explicar un concepto o dar a entender una idea, más efectivo será tu mensaje.

Crear contenidos efectivos en Internet

Cuida la estética. Recuerda que no solo estás comunicando con palabras, sino con todos los elementos que hacen parte de tu contenido: colores, diseño, tipo de letra, etc. Asegúrate de que todos esos elementos sean congruentes con el concepto de marca que quieres crear y con el mensaje que quieres comunicar. Un mal diseño arruina un buen mensaje y genera desconfianza.

Ten en cuenta también la experiencia del usuario. Evita usar elementos que sean molestos a nivel sensorial (colores agresivos, tipos de letra demasiado pequeños, ruidos molestos, etc.) y que generen frustración al usuario.

4. Adapta tu mensaje aprovechando los detonantes virales

"Lo que dices, es igual de importante a cómo lo dices."

En Internet influye drásticamente el cómo comunicas tu mensaje. Incluir elementos como una buena historia o un toque de humor puede contribuir a que tu contenido se difunda viralmente.

Estos son algunos de los factores que ayudan a disparar el efecto viral entre los usuarios de la web (seguro que tú mismo alguna vez haz compartido algún contenido por estas razones):

  • Me inspira: Los contenidos inspiradores son aquellos que llenan de motivación al usuario. Por ejemplo, aquellas historias que muestran cómo una persona logra superarse a pesar de las adversidades que enfrentó.

  • Me emociona: Si logras que tus usuarios generen una fuerte emoción al interactuar con tu contenido (tristeza, felicidad, rabia, etc.), es muy probable que decidan compartirlo o comentarlo. ¡Lleva las emociones de tus usuarios al límite!

  • Me identifica: Haz que tus clientes se identifiquen a sí mismos o que identifiquen a alguien cercano en tu contenido. El efecto es algo como: "Mira, así soy yo..." o "Mira, así eres tú..." Estos tipos de contenidos logran un alto nivel de engagement.

  • Me ayuda: Si el usuario siente que el contenido le aporta valor porque le enseña a lograr algo, lo compartirá con otras personas a las que considere que también les va a ser útil. Contenidos como webinars, tutoriales, recetas, etc. se han hecho muy populares. Además, es un excelente tipo de contenido para educar al mercado, generarle confianza y fidelizarlo.

  • Me conecta: Son contenidos dirigidos a tribus para que se sientan parte de un todo. Por ejemplo, contenidos que apelan a elementos gastronómicos o culturales de un país, causan el efecto: "Soy parte de este país y quiero que otros vean lo hermoso que es..."

  • Tendencias: Si logras aprovechar de forma creativa una tendencia del momento, lograrás un gran alcance.

El efecto viral no es algo que se pueda conseguir fácilmente, pero si adaptas tu mensaje para hacerlo mucho más persuasivo, seguro estarás más cerca de lograrlo.

5. Optimiza para los algoritmos

Ya tenemos un buen contenido que potencialmente gusta a nuestros usuarios. ¿El trabajo está listo?

No. En Internet el reto es: “Crear contenidos que las personas y los algoritmos amen”.

Si tus contenidos están optimizados para los algoritmos de motores de búsqueda y de redes sociales, lograrás posicionarlos mejor y ganarás mayor relevancia, asegurando que lleguen a más personas.

Estos son algunos tips que te ayudarán a optimizar tus contenidos:

  • Estructura el contenido: Así será más fácil de leer por parte de los usuarios y los motores de búsqueda podrás rastrearlos mejor. Por ejemplo, existen etiquetas html para indicar que una parte del contenido es un título (h1), subtítulo (h2) o párrafo (p). También, ayuda usar las negritas y cursivas para destacar partes del contenido que sean relevantes.

  • Enlaza: Aprovecha la interactividad de Internet para construir contenidos llenos de información valiosa e incluyendo links hacia información complementaria tanto dentro de tu sitio como fuera de él. Puedes, por ejemplo, construir redes de contenidos para que el usuario permanezca más tiempo dentro de tu web.

  • Elige las palabras clave adecuadas: Usa herramientas de keyword research para encontrar las palabras clave idóneas para impulsar tus ventas. Identifica qué buscan tus clientes y cómo lo buscan para poder generar contenidos que respondan a esas búsquedas. Un contenido de valor bien posicionado será una fuente constante de tráfico cualificado y clientes para tu negocio.

  • Títulos cortos y atractivos: El título es el elemento de atracción más importante y es lo primero que ven tus clientes potenciales cuando llegan a ti a través de buscadores o desde redes sociales. Asegúrate de poner al inicio del título las palabras más llamativas e importantes. Tip: En los títulos funciona bien usar números; por ejemplo, 10 Claves, Los 7 secretos, 5 Razones, etc.)

  • Imagen de portada: Comprueba que la imagen asociada al contenido cuando éste se comparte en redes sociales sea una imagen atractiva y persuasiva.

  • Extensión: Un contenido debe ser tan extenso como debe ser. Evita extenderte demasiado y rellenarlo con información irrelevante solo para que sea más extenso. Recuerda que lo más importante es que el usuario disfrute del contenido. Tip: Si creas un contenido escrito, procura estructurar tus ideas en párrafos cortos (de máximo 4 líneas) para facilitar su lectura y hacerlo más agradable a la vista.

  • Contexto: Aprovecha herramientas de análisis de tendencias para publicar en el momento justo. Si logras posicionar un contenido en un contexto clave, generarás una gran cantidad de tráfico para tu negocio. También, es importante entender en qué momento del día encaja mejor tu contenido de acuerdo a la rutina diaria del cliente.

  • Gráficos: Los contenidos gráficos son muy virales. Puedes publicarlos directamente o usarlos para acompañar textos extensos y hacerlos más agradables. Las imágenes también se posicionan por sí mismas y tienen un alto potencial de viralización en plataformas como Instagram, Facebook y Pinterest.

  • Redacción y Ortografía: Los algoritmos se han vuelto muy sofisticados y son capaces de reconocer la calidad de un contenido. Además, un contenido lleno de errores solo va a generarle desconfianza a tus clientes.

Todos estos elementos son detalles que hacen la diferencia. Asegúrate de usarlos a tu favor.

fdgdf

Bonus: Mide, Analiza y Optimiza

Finalmente, es importante mencionar que cada negocio y cada plataforma digital es diferente, por lo que no existe una "fórmula mágica" para el éxito en Internet. Es cuestión de ser muy creativos, animarnos a experimentar, escuchar a nuestros clientes, tomar datos, analizar y optimizar según los resultados que vayamos obteniendo.

Herramientas como Google Analytics, Google Search Console, Google Data Studio y Analytics de Redes Sociales, entre muchas otras, te ayudarán a conocer mejor a tus usuarios e identificar qué tipos de contenidos son los que mejor te funcionan.

Anímate a probar diferentes formatos de contenidos y explora todo el potencial que el mundo digital nos ofrece.

Si quieres más información al respecto, en esta guía gratuita que hemos preparado encuentras claves importantes para construir contenidos efectivos en Internet.

¿Has aplicado las claves aquí mencionadas en tu estrategia de contenidos? ¿Cuáles son los tipos de contenidos que mejor te han funcionado en tu negocio? ¡Déjanos tus comentarios y aportes acerca del tema!

Contenido Relacionado:

1 comentarios:

avatar
NecesitoDineroUrgente delete 17 de noviembre de 2020, 3:46

Muy buen artículo, me ha gustado mucho. Yo estoy tratando de crear contenidos digitales enfocados a mi público, pero no consigo el engagement que busco. ¿Qué recomiendas, Instagram o Twitter? En el ámbito de las finanzas personales.

Muchas gracias y un saludo.

Responder

¿Qué opinas de este tema? Deja tus comentarios y aportes...

Articulo Siguiente Articulo Siguiente
Articulo Anterior Articulo Anterior