La historia de Luis Von Ahn, el creador de Captcha y Duolingo

16 de febrero de 2020

La historia de Luis Von Ahn, el creador de Captcha y Duolingo

Foto del Autor
La historia de Luis Von Ahn, el creador de Duolingo

Luis Von Ahn, el emprendedor detrás de la mejor plataforma para aprender idiomas

A la edad de 8 años, mientras vivía en Guatemala, aprendió programación de manera autodidacta. A los 17 años fue becado para estudiar en Estados Unidos. A los 29 años se había convertido en millonario luego de venderle dos Startups a Google. Ha revolucionado la manera en que se autentifican los procesos en Internet, la forma en que se digitalizan libros y desarrolló un servicio que permite a millones de personas aprender idiomas de forma completamente gratuita a la vez que traducen toda la web. ¿Cómo lo ha logrado?

El protagonista de esta historia es Luis Von Ahn, un emprendedor guatemalteco que nació en Ciudad de Guatemala el 19 de agosto de 1978. Desde muy joven Luis despertó una gran pasión por la tecnología y los videojuegos. Como todos los chicos de aquella época, soñaba con un Nintendo para navidad; así que su madre decidió regalarle una computadora Commodore 64 cuando cumplió 8 años. En dicha computadora aprendió a programar de forma autodidacta y a los 13 años ya hacía sus propios programas. En su infancia tuvo la oportunidad de asistir a una escuela privada bilingüe, hecho que Luis califica como un gran privilegio y que sentaría las bases para sus ideas en el futuro.

Además de su pasión por la tecnología, Luis era un prodigio de las matemáticas y la física, así que, al terminar la secundaria, recibió una beca completa para estudiar en la Universidad de Duke al norte de California en Estados Unidos. Allí estudio matemáticas y se graduó en el año 2000. Posteriormente estudió un doctorado en ciencias de la computación en la Universidad Carnegie Mellon en Pensilvania. Al finalizar sus estudios en 2005 se convirtió en profesor de dicha universidad.

Revolucionando la forma de autentificarse en Internet

Mientras trabajaba como profesor, se encargaba de dirigir el laboratorio de investigación tecnológica de la universidad. Allí, en conjunto con varios de sus alumnos, identificó un problema. Cada vez eran más los sitios en Internet que necesitaban un sistema de autenticación que les permitiera saber si estaban recibiendo información de una persona real y no de un programa. Por ejemplo, un sitio web que vende boletos para un concierto necesita saber si quien compra un boleto es una persona real, de otra forma cualquier revendedor puede crear un programa que compre todos los boletos automáticamente.

Luego de varios meses de arduo trabajo, Luis creó en el 2006 “Captcha”, una solución simple, pero efectiva. Se trataba de un pequeño complemento que obligaba a las personas a escribir una palabra al azar formada por letras distorsionadas, para identificarse como humanos reales cada vez que iban a llenar un formulario o a realizar una compra en algún sitio. Este útil sistema funcionaba correctamente debido a que las computadoras aún no podían digitalizar textos fácilmente.

La pequeña Startup fue un completo éxito y recibió varios reconocimientos y premios a lo largo de los años. Miles de sitios en internet, como PayPal, comenzaron a usar dicha tecnología. El impacto fue tal, que alrededor de 200 millones de veces al día alguien escribía un captcha en Internet.

En un principio dicha cifra hacía sentir orgulloso a Luis, pero, luego de reflexionar, descubrió que las personas tardaban aproximadamente 10 segundos para completar un captcha. Al hacer cuentas, se percató de que la humanidad estaba perdiendo aproximadamente 500 mil horas diarias, y dicho tiempo podría ser aprovechado de alguna forma.

Tras analizar por varios meses la situación, en 2007 por fin encontró una forma de sacar provecho al impacto de su creación. Luis ideó un sistema basado en Captcha que, además de brindar seguridad a los sitios web, al mismo tiempo permitía digitalizar libros. Esto lo lograba pidiéndole al usuario escribir dos palabras en lugar de una. La primera palabra sería una palabra conocida por el sistema que servía para autenticar que el usuario era un humano; y la segunda era una captura de una palabra que pertenecía a algún libro viejo que el sistema estaba intentando digitalizar, pero que no había podido reconocer. De esta forma, podía utilizar el tiempo de millones de personas para crear una gran biblioteca virtual. A esta nueva idea la nombró “ReCaptcha”, y pronto comenzó a ser utilizada por más de 100 mil sitios en Internet.

El éxito y la innovación de la idea atrajo la atención de Google, que decidió adquirir ambas tecnologías en 2009 por un valor aproximado de $20 millones de dólares. Actualmente, Google utiliza dicha tecnología para crear la mayor biblioteca digital de libros antiguos del mundo.

La venta de las compañías a Google representó una jugosa cifra para Luis, quien a los 31 años se convirtió en millonario. Pero esto no hizo que su creatividad e ingenio se detuvieran.

Revolucionando la forma de aprender idiomas

“Quería hacer algo para ayudar. Ya había vendido dos compañías a Google, no necesitaba más dinero, y me di cuenta que en Guatemala y en toda Latinoamérica muchas personas quieren aprender inglés, pero usualmente aquellos que más lo necesitan no tienen recursos.” -Dijo Luis en una entrevista.

Con esta idea en mente, comenzó a trabajar en un proyecto que permitiera a las personas aprender cualquier idioma completamente gratis; ya que, por ejemplo, para aquel entonces las alternativas digitales para aprender inglés eran bastante costosas. Algunas de ellas, como Open English, muy popular en Latinoamérica, tenían un costo de hasta $1.000 dólares.

Sin embargo, para poder brindar una educación de calidad, necesitaba encontrar rentabilidad de otra manera. Allí Luis se puso a reflexionar cómo en la edad media si alguien quería aprender algún oficio, (como la panadería, por ejemplo), buscaban a alguien que ya supiera dicho oficio para que se convirtiera en su maestro. De esta manera, el maestro enseñaba al alumno todo lo relacionado con la labor, y, en retribución, el aprendiz trabajaba para el maestro.

Este modelo beneficiaba a ambas partes y permitía un acceso gratuito a la educación, pero fue sustituido en la revolución industrial por el modelo de educación que existe hasta nuestros días, ya que se necesitaba enseñar lo mismo a cientos de personas, y era más rentable y escalable contratar a un profesor para varios alumnos.

Con este punto de vista y las cifras de usuarios antes alcanzadas en sus otros proyectos, Luis ideó un modelo de negocio para su próxima empresa.

Así, en el 2011 nace ”Duolingo”, una plataforma web y aplicación móvil que permite a sus usuarios aprender idiomas gratuitamente, al mismo tiempo que van traduciendo Internet.

En ese año la plataforma recibió una inversión inicial de $3 millones de dólares por parte de un grupo de inversionistas. Dicho capital ascendió a $18 millones de dólares en el 2012.

La aplicación Duolingo es bastante sencilla e intuitiva. Está perfectamente diseñada para sentirse como un videojuego. Los usuarios pueden dedicar solo unos minutos al día y así mejorar significativamente su dominio de un nuevo lenguaje. Y, lo más interesante, a medida que los usuarios van aprendiendo un nuevo idioma, se les va pidiendo que traduzcan a su lengua nativa frases sacadas de Internet, cuya dificultad va acorde con el nivel del estudiante. Cuando una misma frase ha sido traducida de la misma forma por más de 10 estudiantes distintos, la frase es aprobada y pasa a ser parte de la traducción oficial del documento. Este sistema ha comprobado obtener resultados de la misma calidad que traducciones realizadas por profesionales.

Gran parte de las traducciones conseguidas por los estudiantes son vendidas a terceros. Uno de los principales clientes de Duolingo es CNN, quien le paga a la plataforma por traducir sus artículos a diferentes idiomas. De esta forma, y con la implementación de un modelo de publicidad y donaciones, Duolingo logró recaudar la cifra de $36 millones de dólares en el 2018; cifra suficiente para mantener la plataforma y permitir aumentar periódicamente la cantidad de cursos disponibles.

Hoy Duolingo cuenta con más de 300 millones de usuarios, tiene disponibles 94 cursos para aprender 23 lenguajes diferentes y cuenta con la posibilidad de certificar a sus usuarios digitalmente en el idioma que hayan aprendido.

En el 2013 la Revista PC Magazine nombró a Duolingo como la mejor forma de aprender idiomas usando Software.

El éxito de la plataforma es tal, que hasta el mismo Bill Gates reconoció públicamente que la utilizaba para intentar aprender otros idiomas aparte de su inglés nativo.

Un genio visionario que está cambiando el mundo

Actualmente, Luis tiene 41 años y se dedica a sus labores como CEO en Duolingo. Por su trabajo, ha recibido varios reconocimientos, como el premio MacArthur, también conocido como “el premio del genio”, y hace parte de “los 50 mejores cerebros de la ciencia” según la Revista Discover.  Tiene en mente varias características que espera lanzar a futuro en la plataforma; y espera pronto revolucionar la industria de la educación implementando la misma filosofía que le ha permitido crear todas sus empresas: la posibilidad que brinda Internet para aprovechar el esfuerzo de millones de personas.

Así concluimos la inspiradora historia de Luis Von Ahn, un genio nacido en Latinoamérica que, con su particular forma de ver al mundo y sus ideas revolucionarias, está cambiando la forma en que las personas aprenden a través de Internet y a la vez contribuyen con el logro de grandes propósitos.

En las propias palabras de Luis:

“La razón que motiva mi investigación es que, si pudimos llevar a un hombre a la luna con 100 mil personas, ¿Qué podríamos hacer con 100 millones de personas y la ayuda de Internet?”

Más casos de éxito empresarial:

Este articulo tiene 3 comentarios

avatar
Anónimo delete 17 de febrero de 2020, 13:16

Historias de exito muy interesantes.pero tan importante como el tener ideas innovadoras es el contar con el capital necesario o la manera la manera de conseguir financiamiento, y esto se logra con un Plan de Negocios exitoso, www.consultoriafinancieradenegocios.com

Responder
avatar
detecthistory.com delete 18 de febrero de 2020, 10:31

Muy interesante artículo. Gracias por compartir.

Responder
avatar
Jorge Ortega Msc delete 19 de marzo de 2020, 5:02

Excelente emprendimiento!!! quiero ayudar a la educacion mundial... contactame por favorTutorías Virtuales
Feliz día y Saludos!!! 19 Marzo 2020
Jorge Patricio Ortega Valencia. Msc
Ciencias de la Educación (UVM).
Especialista en Didáctica de las Matemáticas.
Licenciado en Educación: Mención Matemática (UNA).
Móvil: (0414) 050.97.54
e-mail(s): asesoracademicomcbo@gmail.com
@jorgep_ortegav
@jorgeor03089456
@JORGEPATRICIOO6

jorgeportegav2005@gmail.com
jorgeporte4326
Maracaibo- Estado-Zulia-Venezuela.




Responder

¿Qué opinas de este tema? Deja tus comentarios y aportes...

Articulo Siguiente Articulo Siguiente
Articulo Anterior Articulo Anterior