La historia de Eric Yuan, fundador de Zoom

13 de mayo de 2020

La historia de Eric Yuan, fundador de Zoom

Foto del Autor
La historia de Eric Yuan, fundador de Zoom

Eric Yuan, el empresario Chino que se hizo multimillonario gracias a la pandemia

A los 18 años, durante un viaje de 10 horas en tren para visitar a su novia, se le ocurrió la idea de crear una herramienta para conectar a las personas desde cualquier lugar. 32 años más tarde, se había convertido en multimillonario luego de que su idea conectara al mundo en medio de una crisis provocada por un virus… ¿Cómo lo logró?

El protagonista de esta historia es Eric Yuan, un matemático y empresario chino-estadounidense que nació en 1970 en la ciudad de Tai'an, provincia de Shandong.

Yuan es hijo de ingenieros mineros y mostró su interés en trabajar y emprender desde muy joven, pues siendo tan solo un niño ya buscaba la forma de hacer dinero por su propia cuenta.

En 1988 obtuvo sus títulos de licenciatura y maestría en matemáticas aplicadas y ciencias de la computación en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Shandong, y fue durante sus años de estudiante que se le ocurrió la idea de crear la empresa que lo convertiría en multimillonario.

Identificando una oportunidad de negocios

La novia del joven Yuan vivía a más de 10 horas en tren de Shandong, por lo que verse con ella era bastante complicado y su presupuesto solo le permitía ir a visitarla unas dos veces al año. Durante uno de esos viajes a visitarla, pensó en lo útil que sería contar con un software que conectara a las personas desde lugares diferentes de manera fácil, rápida y eficiente.

En 1994, viajó y trabajó temporalmente en Japón; allí asistió a una charla de Bill Gates sobre el boom de Internet. Esto lo inspiró a mudarse a Estados Unidos para trabajar y hacer su idea realidad en Silincon Valley, pues Asia aún no había despegado y el imperio tecnológico del valle de San Francisco estaba en auge. Sin embargo, alcanzar este sueño no sería fácil, pues su visa americana fue rechazada ocho veces, pero esto no detuvo a Yuan, quien perseveró y fue paciente hasta que su solicitud fue aceptada en 1997, cuando tenía 27 años. El único consejo que Yuan recibió de su padre antes de salir de China fue: “Trabaja duro, sé humilde”.

Una vez en San Francisco empezó a trabajar en Webex, una empresa de tecnología que desarrollaba y vendía aplicaciones de conferencia web y videoconferencia. Allí estuvo diez años como ingeniero programador y pasaba toda la noche escribiendo códigos de computadora, hasta que la empresa fue comprada en el 2007 por Cisco Systems. Durante este cambio, Yuan se convirtió en vicepresidente de ingeniería de la compañía.

Cuatro años más tarde, en el 2011, Yuan ideó y programó un prototipo de un sistema de videoconferencia compatible con teléfonos inteligentes y lo presentó ante los directivos de Cisco, pero la idea fue rechazada por la compañía bajo el pretexto de que ya había otras aplicaciones que prestaban el mismo servicio, como Skype y Hangouts.

Frustrado por no poder materializar su idea, decidió renunciar a Cisco en junio de ese mismo año para iniciar una compañía propia, a la que llamaría Zoom Video Communications, pese a que hasta su propia esposa dudaba del éxito del proyecto.

“Le dije a mi esposa: será un viaje muy largo y duro, pero me arrepentiré si no lo intento.” -Comentó Yuan.

De la idea a la empresa

Con una idea clara y mucha determinación, puso en marcha el proyecto, pero el camino no sería nada fácil. Muchos inversionistas lo rechazaron porque consideraban que el mercado ya estaba saturado.

Sin embargo, siguió insistiendo hasta conformar el equipo base para trabajar en el prototipo de su plataforma. Así, en mayo de 2012 lanzó la primera versión beta privada de Zoom, en la que él personalmente contactaba con cada usuario que se daba de baja para conocer las debilidades de la plataforma y mejorarlas.

El secreto del éxito de Zoom es que es fácil de usar, rápido de entender y gratis en su versión más básica. La aplicación permite hacer reuniones virtuales con hasta 100 participantes durante un máximo de 40 minutos sin ningún costo.

“No viajo mucho por trabajo; tal vez una o dos veces al año. Si un cliente o cualquier otra persona quiere conocerme, les digo: ‘Primero hagamos Zoom. Si no es suficiente, entonces nos conocemos’. 99 de cada 100 veces, un Zoom cara a cara es todo lo que se necesita”. -Dijo el emprendedor en una entrevista.

El 19 de abril del 2019, Zoom entró a la bolsa y Eric Yuan había logrado convertirse en millonario luego de luchar por más de ocho años por la idea de hacer más fácil el mundo de las video-reuniones empresariales. La compañía entró con un valor de $9.200 millones de dólares y acabó esa jornada valorada en más de $15.900 millones de dólares.

Sin embargo, ni el mismo Eric Yuan presentía lo que estaría por ocurrir en ese momento en el mundo. Pues la expansión de un virus de origen chino llamado SARS-CoV-2, conocido también como COVID-19 o Coronavirus, haría que todas las naciones tomaran medidas preventivas contra el contagio del virus que estaba siendo mortal en gran parte de Europa y Asia.

Una gran oportunidad en medio de la crisis

Ante la necesidad del aislamiento preventivo, las videollamadas se convirtieron en la opción más efectiva para que las empresas, universidades, escuelas y todo tipo de organizaciones siguieran funcionando. Fue allí donde Zoom tomaría la delantera ante otras plataformas, pues la aplicación es liviana, tiene capacidad para reuniones largas, permite un amplio número de participantes y, lo mejor de todo, es gratuita.

Cuando los gobiernos comenzaron a ordenar la cuarentena de la población, Zoom pasó de los despachos y las oficinas a los celulares de las familias separadas por el confinamiento en todo el mundo. La compañía pasó de tener 10 millones de reuniones al día a finales de 2019, a más de 200 millones por día en marzo del 2020.

Antes de la expansión del coronavirus, las acciones de la compañía tenían un valor de $70 dólares. El 23 de marzo 2020 valían $160 dólares, es decir, una capitalización total superior a los $44 mil millones de dólares, lo que terminó por convertir a Eric Yuan en un multimillonario, con una fortuna personal de más de $7 mil millones de dólares, lo que lo incluía en el ranking de las 500 personas más ricas del mundo según la Revista Forbes.

Pero cuando todo parecía ir bien para Zoom y su fundador, estalló una fuerte polémica tras revelarse que la aplicación tenía fallas en cuestiones de privacidad y seguridad, recibiendo también acusaciones de filtración de datos a Facebook y a China. Además, la empresa generaría dudas sobre la encriptación de las conversaciones e imágenes publicadas por los usuarios.

Dicho escándalo obligó al propio Yuan a salir ante los medios y anunciar la pausa de su servicio para solucionar los problemas.

"Zoom no fue diseñada para que de pronto todo el mundo la usase para socializar, dar clases, o trabajar desde casa". -Aseguró el empresario mientras el 20% del precio de sus acciones se desplomaban.

Hoy en día, los problemas de la plataforma se han solucionado y su compañía sigue registrando un amplio crecimiento en bolsa. Por su parte, Yuan tiene 50 años y ejerce sus labores como CEO de Zoom, donde espera seguir mejorando su servicio para cubrir la alta demanda y consolidarse como la plataforma de videoconferencias líder del mercado. Además, ha comenzado a apoyar a las instituciones educativas de países como Japón, Italia y Estados Unidos para que estas no tengan ningún tipo de limite a la hora de usar su plataforma completamente gratis.

Así concluimos la historia de Eric Yuan, un empresario decidido, comprometido y perseverante, que trabajo de la mano con sus clientes para construir una plataforma eficiente que supo aprovechar una oportunidad en medio de una crisis para convertirse en una compañía multimillonaria. En sus propias palabras:

“Tienes que seguir trabajando duro para hacer felices a tus clientes, y tienes que tener el control de tu propio destino. ¿Qué mejor forma de saber cómo está funcionando tu negocio y lo que podrías estar haciendo para mejorarlo, que estar escuchando a tus clientes todo el día?”.

Más casos de emprendedores exitosos:

Este articulo tiene 0 comentarios

¿Qué opinas de este tema? Deja tus comentarios y aportes...

Articulo Siguiente Articulo Siguiente
Articulo Anterior Articulo Anterior