La historia de Mercado Libre, la plataforma que revolucionó el comercio electrónico en Latinoamérica

9 de agosto de 2020

La historia de Mercado Libre, la plataforma que revolucionó el comercio electrónico en Latinoamérica

Foto del Autor
La historia de Mercado Libre

Cómo se convirtió Mercado Libre en una compañía multimillonaria

En 1999, un joven emprendedor argentino decidió crear una empresa de comercio electrónico inspirándose en el éxito de una compañía estadounidense. Hoy en día, esa empresa es una de las más importantes de la industria digital a nivel global, factura más de $2 mil millones de dólares anuales y cuenta con más de 9 mil empleados por toda Latinoamérica… ¿Cómo lo logró?

La protagonista de esta historia es la exitosa empresa Mercado Libre, fundada en el barrio Saavedra de Buenos Aires el 2 de agosto de 1999, en plena burbuja de las .com, por el administrador Marcos Galperín, quien empezó a desarrollar la idea mientras se encontraba realizando una maestría en la Universidad de Stanford.

La idea de Marcos era iniciar una plataforma de comercio electrónico para Latinoamérica; esta premisa no era del todo novedosa, ya que el emprendedor buscaba simplemente replicar el éxito que había tenido en Estados Unidos la compañía eBay.

Con la idea en mente, comenzó una búsqueda de colaboradores e inversionistas que quisieran unirse a su proyecto.

¿Una copia de Ebay para Latinoamérica?

Inicialmente, el emprendedor se imaginaba su empresa de una forma más modesta, creyendo que la esencia del negocio era la venta de productos usados, posibilitando que los usuarios pudieran encontrar una vía segura para ofrecer o subastar productos que ya no necesitaban o que ocasionalmente decidían vender.

Sin embargo, en Latinoamérica existía una cultura de gran desconfianza por las compras a través de internet; allí el mercado estaba acostumbrado al intercambio de bienes mano-a-mano y las personas eran bastantes reacias a tener que depositar dinero en alguna cuenta antes de recibir su producto, pues temían ser estafados. Por esta razón, Marcos y su equipo se propusieron desde el comienzo desarrollar un sistema de transacción seguro que cambiara la percepción del público y los persuadiera a comprar y vender con tranquilidad.

En aquella época, muchos otros emprendedores de Latinoamérica también estaban trabajando en proyectos similares, visionando que sería solo cuestión de tiempo que el comercio electrónico despegara en la región; sin embargo, Mercado Libre tomó ventaja gracias al establecimiento de un sólido equipo de trabajo, que contaba con aguerridos colaboradores y firmes inversionistas, algo que definitivamente no es tan fácil de encontrar en las etapas iniciales del desarrollo de un negocio.

Los primeros inversionistas del proyecto fueron contactados por Jack Mcdonald, quien era profesor de Galperín en Stanford. Estos primeros contactos serían de suma importancia, ya que mantendrían, a lo largo de los años, un firme apoyo por la compañía, incluso en la primera década de los años 2000 cuando ocurrió el estallido de la “burbuja de las punto com”, lo que ocasionó que miles de inversionistas de empresas de tecnología corrieran a liquidar sus acciones por miedo a pérdidas mayores.

Este fenómeno, que consistió en el desplome de las acciones de empresas digitales en las bolsas de valores de Estados Unidos, dejó una terrible sombra sobre los emprendimientos emergentes en todo el continente americano. La mayoría de grupos, al no tener equipos sólidamente conformados, se disolvieron o se apresuraron a intentar vender sus empresas a otras compañías más grandes, las cuales estaban poco interesadas en complicar su dinámica comercial con nuevas adquisiciones en otros países.

Mercado Libre, en lugar de ceder ante las dificultades de la época, decidió persistir, tratando de aplicar en su funcionamiento una de sus convicciones clave: pensar e invertir a largo plazo. De esta manera, logró llamar la atención de la compañía eBay, no para una venta, sino para el establecimiento de una alianza comercial que terminaría convirtiendo a la empresa norteamericana en la principal accionista de Mercado Libre.

Gracias a el apoyo y financiación de eBay, Mercado Libre no solo pudo sobrevivir a la crisis, sino que logró un crecimiento exponencial, llegando a 8 países latinoamericanos: Uruguay, México, Brasil, Ecuador, Chile, Venezuela, Colombia y Perú.

Para el año 2006, conquistaría 3 territorios nuevos: Costa Rica, Panamá y República Dominicana.

Con el tiempo y la experiencia adquirida, la perspectiva de ser una plataforma para ventas de segunda mano pasó a ser más ambiciosa, pues el equipo se dio cuenta de que existían miles de comerciantes que encontraban en estas plataformas un sólido soporte para potenciar sus propios negocios; fue así como grandes y reconocidas marcas y pequeños emprendedores, comenzaron a tener un espacio dentro de la plataforma donde contaban con el completo respaldo de MercadoLibre para proteger sus transacciones y realizar envíos de forma segura gracias a las alianzas estratégicas que tiene la empresa con diversas transportadoras de cada país del continente donde se encuentra. Día tras día, MercadoLibre se preocupa de desarrollar nuevas funcionalidades para asegurar a sus usuarios una excelente experiencia de compra y venta.

“La cultura emprendedora está en nuestro ADN y su efecto multiplicador escribe la historia de nuestro crecimiento y el del comercio electrónico en la región.” comenta Marcos Galperín, subrayando los pilares de su grupo empresarial.

Con este nuevo panorama y una empresa de éxito regional, en el año 2007 Mercado Libre decide realizar una “oferta pública de venta (OPV)”, pero en esta ocasión su ambición les hacía soñar con salir a cotizar en la bolsa de valores de los Estados Unidos.

Según narra Hernán Kazag, co-fundador de la empresa, cuando empezaron a asesorarse sobre esta salida a bolsa, muchos expertos consideraron que era un disparate, que tal idea era bastante indebida para una empresa de tecnología latina, y que esto sería un fracaso rotundo.

Sin embargo, ante las retadoras palabras de los expertos, la dirección del grupo insistió y llevó a cabo su plan. Afortunadamente, y contrario a lo que se opinaba, la estrategia resultó ser un completo éxito, logrando que el valor de la compañía creciera considerablemente tras su salida en Nasqad, la segunda bolsa de valores electrónica más grande de Estados Unidos.

“Somos la única empresa tecnológica de Argentina que cotiza en Nasdaq. El valor de la transacción en Mercado Libre es 3 veces todo el Merval porteño junto.” comentó Galperín.

Una de las compañías tecnológicas más poderosas del mundo

Para junio del 2007, la empresa se convirtió en una de las integrantes del “Nasqad 100”, un índice bursátil que rankea las acciones de las cien compañías de tecnología más importantes del mundo, en el cual Mercado Libre debutó desplazando a Yahoo! Inc.

“Estamos orgullosos de formar parte de este prestigioso ranking junto a las compañías más relevantes del sector a nivel mundial. Este hito, sin dudas, es un reconocimiento para todos los que formamos parte de Mercado Libre, el trabajo de 18 años de historia y del continuo crecimiento del ecosistema Mercado Libre en los distintos países donde operamos.” aseguró Pedro Arnt, director financiero de la empresa argentina.

No obstante, la empresa todavía tenía un largo camino por recorrer en Latinoamérica, pues hacía falta seguir fortaleciendo el establecimiento del comercio virtual y la familiarización del público latino con las plataformas digitales, así que, para desarrollar más la “cultura de consumo electrónico”, se propusieron a crear opciones de fácil ingreso a una vida financiera por la web y nuevos métodos de pago que fuesen una alternativa a las tarjetas de crédito que no eran muy comunes en la región.

Bajo este propósito, desarrollaron plataformas y servicios cómo Mercado Shops, Mercado Envíos, Mercado Créditos y Mercado Pago, simplificando así los procesos comerciales electrónicos y abriendo paso a una nueva era en la industria digital en Latinoamérica.

Gracias a todas estas estrategias y herramientas, en el año 2017 la compañía alcanza por primera vez el millón de productos vendidos en 24 horas, con un promedio de 12 ventas por segundo en países como Argentina, México y Brasil.

En 2018, Mercado Libre decidió desarrollar otras estrategias junto con su compañía aliada eBay, para hacerle frente a su competidor más acérrimo: Amazon. Por esta razón, en distintos países de América Latina ya es posible realizar compras en eBay a través de las plataformas de Mercado Libre, intentando facilitar el movimiento económico de ambas compañías.

"Esta alianza es trascendental porque nos permite seguir ofreciendo oportunidades infinitas a nuestros usuarios de poder llevar a casa (con todas las facilidades que hemos ido construyendo) el producto que desean sin importar en qué parte del mundo se encuentre. En Mercado Libre seguimos apostando a un comercio sin fronteras, seguimos democratizando el comercio electrónico y ahora lo hacemos de la mano de eBay." Dijo Omar Galicia, director comercial de Mercado Libre México

Mercado Libre: el rey del comercio electrónico en América Latina

Actualmente, Mercado Libre factura más de $2 mil millones de dólares anuales en ventas y brinda empleo a más de 9 mil personas por toda Latinoamérica. Con la crisis sanitaria a nivel global del 2020 ocasionada por el covid-19, la empresa ha redoblado sus esfuerzos para mantener su vigencia y seguir ofreciendo sus servicios en medio de la inmovilización social. Recientemente, celebraron 20 años de servicio a través del continente, e inauguraron un museo en el barrio Saavedra, cerca del edificio principal de la empresa, donde se busca reproducir el ambiente laboral en el que trabajaban los jóvenes emprendedores del grupo inicial.

Así concluimos la fascinante historia de Mercado Libre, la empresa de e-commerce más importante de toda Latinoamérica y una de las más importantes a nivel internacional, una empresa que nació basada en otra compañía preexistente, pero que supo contextualizarse y encontrar su propio camino, convirtiéndose en una herramienta indispensable para millones de emprendedores y empresarios. Todo esto gracias a sólidos principios como entender al cliente, persistir y trabajar con una mentalidad a largo plazo. En las propias palabras de Marcos Galperín:

“Recomiendo pensar a largo plazo, armar un buen equipo de profesionales y utilizar plataformas abiertas para favorecer la interconexión con otras tecnologías y desarrollos. Además, animaría a todas esas personas a que tomen riesgos y que siempre apuesten a generar valor por sobre hacer dinero.”

Más casos de éxito empresarial:

Contenido Relacionado:

Este articulo tiene 0 comentarios

¿Qué opinas de este tema? Deja tus comentarios y aportes...

Articulo Siguiente Articulo Siguiente
Articulo Anterior Articulo Anterior