La historia de Will Smith, el actor que conquistó el mundo con su carisma

13 de junio de 2021

La historia de Will Smith, el actor que conquistó el mundo con su carisma

Foto del Autor

Cómo se convirtió Will Smith en uno de los actores más exitosos del mundo

En 1989, un joven rapero que se había hecho millonario a los 18 años, quedó en la quiebra tras ser embargado por la agencia estadounidense de recaudación de impuestos. Preocupado por su situación, decide buscar oportunidades en el mundo actoral, iniciando así una próspera carrera que lo llevaría a convertirse en uno de los actores más ricos, exitosos y admirados del mundo… ¿Cómo lo logró?

El protagonista de esta historia es Willard Christopher Smith Jr., más conocido como Will Smith, quien nació el 25 de septiembre de 1968 en Filadelfia, Estados Unidos.

Will es el segundo de cuatro hijos. Su padre, Willard Carroll Smith Sr., era dueño de una empresa de refrigeradores; y su madre, Caroline Bright, era administradora en una escuela de Filadelfia.

A muy corta edad demostró un gran talento para la música. Destacaba por tener una lengua muy rápida y por su habilidad para salir fácilmente de los problemas, por esta razón sus amigos y profesores lo apodaron con el sobrenombre de “Fresh Prince”. A Will le encantaba imitar de manera cómica a músicos de la industria del hip-hop, como Grandmaster Flash. Su actitud sería el sello personal que lo haría sobresalir de los demás.

También, desde chico mostró una increíble habilidad mental. Su talento con el cubo de Rubik le ha permitido alcanzar el récord de 55 segundos para resolverlo completamente. Su coeficiente intelectual (IQ) es de 115, siendo considerado como una de las celebridades más inteligentes de Hollywood.

En su infancia, recibió una lección que le serviría para el resto de su vida. Su padre derribó una pared de ladrillo que se encontraba frente a su negocio, y le encargó a Will de 12 años y a su hermano de 9 que la reconstruyeran; un trabajo que ellos consideraron que era imposible. Les llevó un año y medio, pero lo hicieron. Entonces, su padre les dijo: “Jamás me digan que hay algo que no pueden hacer”.

Will Smith joven

Sus inicios en la música

Cuando Will tenía 13 años, sus padres decidieron separarse, pero este suceso no afectó la carismática personalidad que caracterizaba al pequeño. 3 años más tarde, conoció a Dj Jeff Townes, con quien entabló una fuerte amistad. Juntos crearon el dúo “Dj Jazzy Jeff & Fresh Prince”.

Will siempre tuvo claro que quería dedicarse a la música, por lo que tras terminar el colegio rechazó la oportunidad de ingresar al prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Pese a que fue un estudiante destacado, ir a la universidad no estaba en sus planes.

En 1987, el dúo Dj Jazzy Jeff & Fresh Prince lanzó su primer sencillo, llamado “Girls Ain’t Nothing But Trouble”, perteneciente al álbum “Rock The House”, el cual convertiría a los jóvenes en millonarios con tan solo 18 y 22 años de edad.

Más tarde, contaron con Clarence Holmes, conocido como "Ready Rock C", para ser beat box humano en el grupo.

El trío fue famoso por sus canciones cómicas. En 1988, lanzaron 3 exitosos sencillos: “Parents Just Don’t Understand”, “Brand New Funk” y “Nightmare on My Street”, en un álbum titulado “He’s The DJ, I’m The Rapper”, disco que obtuvo el doble platino y por el que ganaron su primer Grammy en la categoría de rap. Luego, conseguirían el mismo premio por el hit “Summertime” en 1991.

Durante la primera parte de su carrera musical, Will estuvo cerca de la muerte, cuando al firmar su primer acuerdo con un gánster, este le disparó al coche en el que iba con su amigo Jeff.

“Era un mafioso poco conocido, pero las balas eran de verdad. Cuando nos alejábamos, baleó al coche cinco o seis veces. Era bastante aterrador, pero no piensas en eso mientras sucede, sólo tratas de escapar. Él nos habría matado si hubiera podido apuntar mejor.” -Recordó el actor.
Dj Jazzy Jeff & Fresh Prince

Incursionando como actor

En 1989, estuvo preso por presuntamente ordenar agredir al que era su mánager de ese entonces, William Hendricks. Se rumora que Will le ordenó al guardaespaldas darle una golpiza luego de tener una acalorada discusión, por lo que el actor pasó una noche en una prisión de Filadelfia; sin embargo, él ha negado estos cargos, asegurando que simplemente llegó cuando el altercado ya había comenzado.

La carrera de Will parecía muy prometedora, hasta que enfrentó su primer gran fracaso con el disco “And In This Corner…”, en el que había invertido la mayor parte de su dinero. El joven cantante pasó de un triple platino a vender apenas medio millón de copias, lo cual hizo que perdiera mucho dinero.

Sumados a sus líos judiciales y al traspié en su carrera musical, la Agencia Recaudadora de Impuestos de Estados Unidos (IRS) lo acusó por evasión de impuestos, tras acumular una deuda de $2.8 millones de dólares. Para hacer frente a la deuda, sus bienes le fueron embargados y quedó prácticamente en la quiebra.

Después de estos sucesos, su estado de ánimo quedó por el suelo. Solo se la pasaba horas acostado en casa. Su novia, cansada de verlo así, lo animó a presentarse en el show de Arsenio Hall, y, aunque Will no quería hacerlo, lo vio como una buena oportunidad para buscar una solución a sus problemas económicos, entonces terminó asistiendo.

En el show conoció a un chico llamado Benny Medina, quien estaba trabajando en la dirección de una serie de comedia para NBC que trataba sobre las experiencias y travesuras de un chico al que su madre envía a vivir con unos parientes ricos en Beverly Hills. Dicha serie estaba inspirada en la propia experiencia de Benny conviviendo con la familia de un amigo adinerado en sus años de colegio.

Benny vio en Will la picardía, el carisma y el talento que lo convertían en la persona perfecta para interpretar el papel protagónico, así que le comentó la idea y le sugirió que audicionara.

En diciembre de 1989, Will fue invitado a una fiesta donde había muchas celebridades. Ese sería el lugar donde Benny le presentaría a Quincy Jones, el encargado de la producción de la serie.

Para sorpresa de Will, Quincy le pidió hacer el casting en ese mismo momento:

“Quincy me dio un guion. Me dijo que él no tenía tiempo y que tenía 10 minutos para estudiar el guion. Iban a pedirles a las personas que dejaran libre la sala de la casa para hacer una audición.” -Contó Smith.

Will no se sentía preparado para hacer la audición en ese momento. Trató de convencer al productor de realizarla en una semana, pero no funcionó.

Sin más opción, hizo la audición y terminó en medio de elogios y aplausos por parte de todos los asistentes.

Entre las personas que observaban se encontraba Brandon Tartikoff, presidente de la NBC, junto con otros productores del canal. Quincy aprovechó para preguntarle a Brandon si le había gustado la audición, quien contestó afirmativamente. De inmediato, Quincy llamó a algunos abogados para que delante de ellos se firmara el contrato para realizar la serie. Tres meses después, estaban grabando el capítulo piloto.

Durante el proceso de casting, Will conoció a su segunda y actual esposa, Jada Pinkett, quien realizaba una audición para ser su novia en la serie. Aunque Jada no quedó seleccionada, si quedaron conectados y mantuvieron una relación que años más tarde se concretaría hasta llegar al matrimonio.

La serie “El Príncipe del Rap en Bel-Air”, conocida en inglés como “The Fresh Prince of Bel-Air”, salió al aire el 10 de septiembre de 1990 y fue un éxito rotundo de alcance mundial, consolidándose como una de las producciones más icónicas y populares de los 90’s. En total, se transmitieron 148 episodios en 6 temporadas. El último episodio fue emitido el 20 de mayo de 1996.

El éxito de la serie catapultó la carrera de Will como actor y le abrió las puertas para trabajar en diversas producciones.

Su primera participación en un largometraje fue en 1992 en “Where the day takes you”, un exitoso melodrama en el que interpretó a Manny, un hombre sin piernas que trata de sobrevivir en las calles de Los Ángeles junto a sus amigos. Luego, participó en “Made in America” y en “Seis grados de Separación”. Aunque dichas producciones no tuvieron el éxito esperado, sirvieron para que Will demostrara todo su potencial.

En 1995, se divorció de la que entonces era su esposa, Sheree Zampino, con quien se había casado tres años atrás y tuvo un hijo llamado Willard Carroll Smith III, más conocido como Trey Smith.

Will Smith, El Príncipe del Rap

La cumbre de su carrera actoral

Su siguiente aparición en la pantalla grande fue en la película “Bad Boys”, junto al actor cómico Martin Lawrence. A partir de allí, su carrera actoral crecería exitosamente, participando en producciones como “El Día de la Independencia”, su segunda película más taquillera hasta la fecha, con una recaudación de más de $800 millones de dólares; y “Hombres de Negro”, que también fue un éxito en taquilla, con una recaudación de más de $580 millones de dólares. Gracias a sus destacadas interpretaciones en dichas cintas, se convirtió en uno de los actores más aclamados y queridos de Hollywood.

Como dato curioso, el papel del “Agente J” en Hombres de Negro no fue escrito para Will. Las primeras opciones para el personaje eran Chris O'Donnell y David Schwimmer, pero ambos rechazaron la oportunidad. Se dice que Will fue elegido para interpretar al protagonista de la película porque la mujer del director Barry Sonnenfeld era muy fan de “El Príncipe del Rap”. Will no quería que lo encasillaran como “el tipo de las películas de extraterrestres”, por lo que rechazó el ofrecimiento en primer momento; sin embargo, el mismo Steven Spielberg, quien estaba a cargo de la producción de la película, lo llamó por teléfono para hablar con él, logrando convencerlo de aceptar el papel.

En 1997, Will lanzó su primer álbum en solitario, titulado “Big Willie Style”. El disco fue un éxito total. Algunas de sus canciones se posicionaron en los primeros lugares de importantes listas de música a nivel mundial. Ese mismo año, se casó con la actriz Jada Pinkett, con quien tendría dos hijos: JadenWillow Smith.

En 1998, protagonizó la película “Enemigo Público”, la cual fue un éxito en taquilla, con una recaudación de más de $250 millones de dólares.

En 1999, asumió un rol protagónico en “Wild Wild West”, película que fue considerada como un fracaso, pues producciones en las que participó previamente habían logrado mejores resultados con presupuestos más bajos. Además, esta fue la película que decidió grabar cuando rechazó el papel de Neo en la exitosa cinta “The Matrix”.

“Esta es la historia. No me enorgullece, pero es la verdad. Yo sí rechacé el papel de Neo en The Matrix… Si hubiera aceptado, no hubiera estado Keanu, que fue perfecto. Si yo hubiera aceptado, habría arruinado Matrix; así que les hice un favor.” -Mencionó en un vídeo en su canal de YouTube.

En el 2005, fue postulado para el papel de John Smith en “Sr. y Sra. Smith”, pero finalmente fue Brad Pitt el elegido para interpretar al personaje.

También, estuvo cerca de arrebatarle el protagónico a Leonardo DiCaprio en la película “Inception”. Durante la preproducción, se consideró a Will Smith y a Brad Pitt para dar vida a Dominick Cobb. El director de la película, Christopher Nolan, le dio un plazo de 48 horas a Brad Pitt para aceptar el papel; sin embargo, el actor no pudo contestar en tiempo y forma, así que el siguiente en la lista fue Will Smith, quien tampoco lo hizo, por lo que DiCaprio se quedó con el papel.

Pese a su recaída con Wild Wild West y a la frustración por haber rechazado el protagónico en The Matrix, el actor nunca se rindió y siguió trabajando fuertemente en su carrera.

En el 2001, protagonizó “Ali”, una película biográfica sobre la historia del icono del boxeo Muhammad Ali. Gracias a este papel consiguió su primera nominación a los Premios Óscar como mejor actor.

En los siguientes años, se estrenarían ocho películas con las que lograría establecer el récord del mayor número de éxitos consecutivos de más de $100 millones de dólares en taquilla en los Estados Unidos. Estas películas fueron: “Hombres de Negro II”, en el 2002; “Bad Boys II”, en el 2003; “Yo, Robot”, en el 2004; “El Espanta tiburones”, también en 2004; “Hitch”, en el 2005; “En busca de la Felicidad”, en el 2006, la cual protagonizó junto a su hijo Jaden Smith y con la que consiguió su segunda nominación a un Óscar como mejor actor y una nominación al Globo de Oro como mejor actor dramático; “Soy Leyenda”, en el 2007; y “Hancock”, en el 2008.

Su racha se terminaría con “Siete Almas”, que también fue estrenada en el 2008. La película no tuvo el éxito esperado y solo recaudó $70 millones de dólares en taquilla en Estados Unidos.

En el 2012, se estrenó “Hombres de negro III”, que se convirtió en la película más taquillera de la saga, con una recaudación total de $624 millones de dólares.

Will Smith en Hombres de Negro

Superando momentos difíciles

En el 2013, se estrenó la que Will considera como “el mayor fracaso de su carrera”: “After Earth”, película de ciencia ficción que protagonizó junto a su hijo Jaden. El día lunes después del estreno, tras mirar las cifras de recaudación notó que estaban muy por debajo de producciones como “Hancock” y “Hitch”, sintiéndose devastado. Pero esta no sería la única mala noticia que recibiría ese día.

“Estuve 24 minutos totalmente desolado, entonces recibí una llamada en la que me informaron que mi padre tenía cáncer, lo que sirvió para ponerlo todo en perspectiva de un modo cruel.” –Contó en una entrevista.

Todos estos sucesos hicieron que el actor cambiara la perspectiva de ver su vida, alejándolo por un tiempo de las cámaras para enfocarse en sus relaciones personales y familiares.

En esta etapa de su vida, recordó una cita de la serie de El Príncipe del Rap, en la que la tía de su personaje le dice: “No dejes que el éxito suba a tu cabeza, ni dejes que el fracaso vaya a tu corazón”.

Después de unas vacaciones, hizo su regreso a la pantalla grande en el 2014 con la película “Winter's Tale”, que fracasó en taquilla y fue fuertemente criticada. Luego, participó en “Focus”, “Verdad Oculta” y “Escuadrón suicida”.

En el 2016, protagonizó “La Belleza Inesperada”, película que, según el actor, le ayudó a prepararse para la muerte de su padre. En noviembre de ese mismo año, su exesposa, Sheree Zampino, publicó en Instagram una fotografía de Will con su padre y su primer hijo, dando a entender el fallecimiento de su exsuegro.

En un libro sobre la vida de Will Smith, afirma que su padre evitó que cayera en las drogas cuando era más joven, llevándolo a peligrosos vecindarios de Filadelfia para mostrarle lo que era la vida de personas que consumían sustancias alucinógenas, dejándole así una lección que lo marcó profundamente.

Tras la muerte de su padre, el actor ha trabajado en diversas producciones, entre las que se destacan “Bright”, una película para Netflix; “Aladdín”, su película más taquillera hasta la fecha, con una recaudación de más de $1.000 millones de dólares; “Proyecto Géminis”, que fue un fracaso comercial; y la tercera parte de “Bad Boys”, secuela que llegó 17 años después de su antecesora.

En el 2020, batió un nuevo récord, pero esta vez con un sabor amargo. Un programa en el que su esposa le confesaba una infidelidad se convirtió en “la emisión más vista de Facebook en 24 horas”, al sumar más de 15 millones de espectadores.

Will Smith Historia

Actor millonario, exitoso y generoso

Actualmente, Will tiene 52 años, posee una fortuna personal de más de $350 millones de dólares, es uno de los actores mejor pagados del mundo y se posiciona en el puesto número 13 de las estrellas más importantes de todos los tiempos, justo detrás de Eddie Murphy. En total, ha grabado más de 30 películas que suman una recaudación en taquilla de más de $9.000 millones de dólares, siendo uno de los actores más taquilleros de la historia. Además de ser admirado por su gran carisma y talento, también destaca por sus labores filantrópicas, contribuyendo con diversas causas sociales relacionadas principalmente con el apoyo a personas menos favorecidas. Desde el 2016, el exitoso actor participa de un boicot a los Premios de la Academia y no asiste a ceremonias como protesta por la falta de diversidad entre los candidatos. A futuro, se espera verlo en “Bad Boys 4”; en “Bel-Air”, una adaptación basada en “El Principe del Rap”; y hasta podría personificar a Barack Obama en su película biográfica, pues fue el propio expresidente quien le dio su aprobación.

Así concluimos la inspiradora historia de Will Smith, un talentoso cantante y actor que saboreó las mieles del éxito y sufrió la rudeza del fracaso desde muy joven, pero que pudo superar con determinación los momentos más difíciles de su vida, convirtiéndose en un ejemplo de tenacidad, esfuerzo y dedicación para nuevas generaciones de artistas y emprendedores. En sus propias palabras:

"No existe una manera fácil. No importa cuán talentoso seas, tu talento te va a fallar si no lo desarrollas, si no estudias, si no trabajas duro, si no te dedicas a ser mejor cada día."

Más historias inspiradoras:

Contenido Relacionado:

Este articulo tiene 0 comentarios

¿Qué opinas de este tema? Deja tus comentarios y aportes...

Articulo Siguiente Articulo Siguiente
Articulo Anterior Articulo Anterior