Cómo The Beatles revolucionaron la Industria Musical

12 de noviembre de 2019

Cómo The Beatles revolucionaron la Industria Musical

Foto del Autor
Cómo The Beatles revolucionaron la Industria Musical

La historia de The Beatles

En el año de 1960 tocaban en clubs de Striptease en Hamburgo, Alemania, para poder ganar algo de dinero. 10 años más tarde ya eran el grupo más importante de la música Pop y Rock, luego de conquistar Europa, América y Asia con su música. Llegaron a ser la banda Musical que más ha influido históricamente en la cultura, en la sociedad y en la política. Fueron catalogados como los número uno en la lista de los artistas más grandes de todos los tiempos y han vendido, a la fecha, más de mil millones de copias de sus famosos discos musicales… ¿Cómo lo lograron?

Los protagonistas de esta historia son John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Star; más conocidos como “The Beatles”, quienes lograron en tan solo 10 años lo que cualquier músico podría soñar: ser reconocidos mundialmente y convertirse en un referente musical para artistas de varias generaciones.

Pero, detrás de todos sus éxitos y fracasos, hay un sinnúmero de momentos en los que el cuarteto de Liverpool revolucionó, directa o indirectamente, la industria de la música.

A continuación, veremos 5 momentos en la carrera de los Beatles de los que se pueden aprender valiosas lecciones de Estrategia e Innovación.

1. Conquistando las listas de popularidad musical

Era el primero de enero de 1962 y, mientras la mayoría de las personas se reponían de las fiestas de año nuevo, cuatro jóvenes músicos de Liverpool, llenos de ilusión, hacían una audición para la discográfica Decca en Londres. Tocaron aproximadamente 15 canciones. Según el coordinador de la audición, “les fue bien”.

Pero, dos semanas después, el cuarteto de Liverpool recibió una carta donde les comunicaban formalmente que habían sido rechazados. En la misma carta decía que les negaban la oportunidad porque “las bandas con Guitarras habían pasado de moda”. Fue un tremendo golpe para la Banda, pero Brian Epstein, su Manager, el que a día de hoy es conocido cariñosamente cómo el quinto Beatle, confiaba en el talento y la magia de aquellos jóvenes.

Rápidamente movió influencias y consiguió que la banda asistiera a un programa de radio de la BBC y aseguró una serie de 48 presentaciones en un nuevo club de Hamburgo.  Durante semanas, la banda presentó audiciones para varias disqueras, pero en todas fueron rechazados. Nadie quería grabar sus canciones. Epstein no desfalleció y, luego de golpear muchas puertas, una pequeña subsidiaria de EMI records, llamada Parlophone, que estaba a punto de quebrar, les dio una oportunidad para audicionar.

El director de la disquera, George Martin, los escuchó y vio en ellos la oportunidad de salvar su moribunda empresa. Les ofreció un contrato para la grabación de 4 canciones y un penique por disco vendido. Era poco, pero Epstein aceptó.

En aquel entonces las disqueras decidían qué canciones grabar, así que Martin obligo a la banda a grabar un sencillo llamado “How Do you do it”. Los Beatles lo grabaron de mala gana, y le propusieron grabar una canción de su autoría. George aceptó y así grabaron “Love me Do”. Una semana después tuvieron que regrabarla, pues a Martin no le convencía la batería. Contrató un baterista “Profesional” y a Ringo le hicieron tocar la Pandereta; sin embargo, quedaron contentos con el resultado final y George Martín, con una clara visión de futuro, firmó un contrato de representación por 5 años más.

El 5 de octubre de 1962, Emi Records lanza el sencillo “Love Me do”, pero no tuvo un buen recibimiento ni siquiera en Liverpool, donde ya eran muy populares. En una medida desesperada y cómo una inteligente estrategia, Epstein contrató varias chicas para que llamaran a las emisoras de la región y les entregó dinero para que compraran discos de la banda. La estrategia generó un ruido importante que logró catapultar el sencillo hasta el puesto número 17 en las listas de canciones inglesas más populares de la época. Este fue el germen para lo que un año después se convertiría en la “Beatlemanía”.

2. Traspasando fronteras

A principios de 1963, la banda lanza su primer álbum titulado “Please Please me”. El álbum fue grabado en un día, ya que debido al bajo presupuesto solo pudieron pagar una sesión de grabación. Sin embargo, fue un éxito rotundo tras su salida al mercado y alcanzó la posición número 1 en las listas musicales británicas. A partir de ese momento se inició una racha ininterrumpida en la que 17 de sus canciones llegaron al número 1 de las listas de popularidad en Inglaterra.

El cuarto de estos sencillos fue el primero en vender 1 millón de copias. Este éxito atrajo la atención de la prensa y cada presentación en público desataba una ola de fanáticas enloquecidas que inundaban las calles de las ciudades por donde pasaban. A este fenómeno se le llamó la “Beatlemania”. Poco a poco esta fiebre por el grupo musical se fue esparciendo por todos los países del continente europeo.

Ya habían conquistado Europa, entonces Capitol Records, la filial americana de EMI, decidió lanzar sus dos primeros sencillos en Estados unidos, pero estos no tuvieron gran repercusión. Fue hasta el lanzamiento de la canción “I want to hold your hand” que la Beatlemania atravesó el atlántico para llegar al país norteamericano. En sólo dos meses se vendieron más de 2 millones de copias y no dejaban de lloverle a la Banda Inglesa invitaciones a eventos y show televisivos. Así que, en febrero de 1964, The Beatles decide arribar a Estados Unidos. Impresionantemente, son recibidos por una multitud de más de 3 mil fans en el aeropuerto internacional John F. Kennedy.

Dos días después, se presentaron en el show televisivo más importante del país: “The Ed Sullivan Show”. La trasmisión del programa alcanzó un pico histórico en audiencia con 74 millones de espectadores, lo que para ese entonces representaba la mitad de la población estadounidense.

En sus presentaciones en el país, vendieron todas las entradas y el caos de la beatlemania se hizo presente. 4 semanas después, 5 de sus canciones ocupaban los 5 primeros lugares del ranking de la revista Billboard.

A partir de entonces, comienza la conocida “Invasión Británica”, pues por aquella época los músicos ingleses no tenían mucha acogida en Estados Unidos, pero el éxito de estos jóvenes irreverentes le abrió las puertas a múltiples bandas que consolidaron su carrera musical en este país, cómo The Rolling Stones o The Who.

3. Nuevas estrategias de promoción

Luego de su éxito en el nuevo continente, en 1964 The Beatles tuvieron una agenda muy apretada entre viajes a diferentes países, grabaciones, ruedas de prensa y conciertos. Con la salida de cada nueva canción y el lanzamiento de sus nuevos álbumes, cada vez se hacía más complicado promocionar dichas canciones. Aunque tenían una gran ola de fanáticos y la popularidad de sus sencillos subía como la espuma, la mejor forma de publicitar un nuevo sencillo era a través de la televisión.

Las presentaciones en programas de la época definitivamente aumentaban el éxito de la Banda, pero, con poco tiempo en sus agendas, comenzó a hacerse imposible asistir a los mismos. Incluso viajar de un continente a otro para mostrar sus canciones era algo impensable. Así que pensaron en una forma de promocionar sus nuevos sencillos en televisión sin la necesidad de su presencia física. Decidieron comenzar a grabar videos junto con sus canciones y los enviaban a los shows televisivos más populares en todo el mundo. De esta forma, sus nuevos sencillos se promocionaban y ellos no tenían que abandonar su ajetreada rutina. Pronto todas las bandas famosas de la época comenzaron a imitar esta forma de publicidad, y aún en nuestros días es muy popular que cualquier cantante lance sus canciones junto con un video musical para darle mayor impacto a las mismas.

Cabe aclarar que los videos musicales no fueron directamente inventados por The Beatles, pues estos existían desde 1920, sin embargo, muy rara vez eran utilizados como material promocional; así que, se puede decir que fueron ellos quienes impusieron la norma de promocionar los sencillos con videos musicales, marcando así una nueva tendencia en la industria.

4. Desafiando el status quo de la industria musical

La banda seguía creciendo con un éxito arrollador. En todas sus presentaciones las entradas se agotaban pocas horas después de ser puestas a la venta. No importaba en qué lugar del mundo estuvieran, allí siempre eran recibidos por una gran multitud y los conciertos estaban llenos de adolescentes que gritaban sin parar con solo ver a los cuatro jóvenes músicos. En 1964, The Beatles, y casi todos los músicos de la época, acostumbraban a hacer sus presentaciones en teatros, coliseos y otros sitios cerrados.

Fue entonces cuando a un promotor del famoso estadio de Beisbol “Shea Stadium”, ubicado en Nueva York, se le ocurrió la idea de organizar una presentación de The Beatles allí. Las entradas se vendieron como pan caliente, recaudando más de 300 mil dólares de la época. El concierto se llevó a cabo el 15 de agosto de 1965 y contó con más de 55 mil asistentes. Fue considerado como el concierto más emblemático de la historia y el primero en realizarse al aire libre, demostrando que los espectáculos a gran escala eran muy rentables.

Pero el concierto fue un completo desastre. A pesar de que contaban con 2 mil personas de seguridad, fue bastante complicado controlar a la multitud. La mayoría de los asistentes solo se dedicaban a gritar y llorar. Varias personas sufrieron desmayos. El sonido de los gritos era tan ensordecedor, que ni siquiera los mismos Beatles podían escuchar lo que tocaban. Los equipos de sonido de última tecnología con los que contaban, no fueron lo suficientemente fuertes para que todos disfrutaran la presentación. Una muestra de que la industria aún no estaba preparada para conciertos de tal magnitud. Fue tal la frustración de la banda debido a los problemas técnicos del concierto, que incluso en un momento de locura Lennon comenzó a tocar el teclado con los codos mientras los otros Beatles se reían.

A partir de allí, la industria de los conciertos evolucionó hasta lo que conocemos hoy en día: grandes espectáculos dotados de sonidos de gran potencia, retornos para los músicos y múltiples pantallas de video para garantizar el disfrute de los espectadores. Una industria que mueve miles de millones de dólares al año y que permite a los artistas acercarse a su gran público. Algo que, sin duda, no habría sido posible sin la existencia del desastroso, pero innovador concierto de The Beatles en el Shea Stadium.

5. Trascendiendo más allá de la música

Luego de 4 agotadores años de constantes giras por varios países del mundo y cerca de 1.400 apariciones en vivo, en 1966 The Beatles decide dejar los escenarios para dedicarse únicamente a trabajar desde los estudios de grabación. Para muchos expertos musicales, fue allí donde la carrera del cuarteto de Liverpool evolucionó realmente, creando canciones y álbumes icónicos que aún hoy están vigentes en la memoria de sus fans. Durante esta época innovaron mezclando géneros, instrumentos y experimentando con nuevas formas de grabación. Cada sencillo que salía al mercado, marcaba la pauta para los demás artistas. Sus canciones comenzaron a inspirar la creación de varios subgéneros musicales cómo el rock Psicodélico o el Hard rock. También, inspiraban movimientos culturales, como la liberación de la mujer, la liberación gay y el ecologismo.

En 1967 nació la idea de “Our World”, la primera trasmisión vía satélite. Fueron invitados artistas de todo el mundo cómo Picasso y The Beatles. La banda, que durante mucho tiempo no había salido del estudio, aprovecho la oportunidad para promocionar su nuevo sencillo: “All You Need Is Love”. El evento duro 2 horas y media y fue trasmitido por vía satélite a todo el mundo. Se estima que tuvo un total de 400 millones de espectadores. Al finalizar, The Beatles interpretó en vivo su nueva canción, popularizándola al instante. Incluso, llegó a ser utilizada como himno de la paz para el movimiento Hippe “Flower Power”, que era muy popular a finales de los sesenta por promover su filosofía de la no violencia. Hoy en día, la canción es considerada como una de las más famosas del grupo y llegó al puesto número 1 en las listas de popularidad en Inglaterra y Estados unidos.

The Beatles fueron sin duda una Banda Revolucionaria. Marcaron un antes y un después en la industria musical. Aún, a día de hoy, sus innovaciones musicales siguen inspirando a nuevas generaciones de artistas a luchar por el sueño de vivir de la música. Su irreverencia y su actitud impactaron incluso en la cultura y la política de la época. En pocas palabras, The Beatles cambiaron la forma en la que se escuchaba la música pop y definieron el inicio de una nueva era en la industria.

Más casos de emprendedores exitosos:

Este articulo tiene 0 comentarios

¿Qué opinas de este tema? Deja tus comentarios y aportes...

Articulo Siguiente Articulo Siguiente
Articulo Anterior Articulo Anterior